miércoles 20 de junio de 2018 | 12:25
Columnas

Percepciones. Reiteración

@ftijerin mié 14 mar 2018 09:23
Y lo más grave es que a lo largo y ancho de todo México ocurre lo mismo, en asilos, guarderías, escuelas, centros de entretenimiento, restaurantes y demás.
Y lo más grave es que a lo largo y ancho de todo México ocurre lo mismo, en asilos, guarderías, escuelas, centros de entretenimiento, restaurantes y demás.
Foto propiedad de: Internet

“Un ‘accidente’ que se repite, deja de ser accidente”. Yomero

 

La tragedia de este martes en Monterrey con la muerte de dos ancianitos alojados en un asilo que se incendió, es una muestra clara de que como sociedad no aprendemos las lecciones.

Otra vez como en la Guardería ABC, otra vez como en el Casino Royale, siguen ocurriendo “accidentes” en los que seres inocentes pierden la vida. No importan las circunstancias, si fueron provocados o fortuitos, lo relevante aquí es la nula capacidad de respuesta y la falta de controles de la autoridad. La respuesta de la autoridad que nos dice que el lugar operaba sin permisos ni supervisión, no resuelve absolutamente nada.

Y lo más grave es que a lo largo y ancho de todo México ocurre lo mismo, en asilos, guarderías, escuelas, centros de entretenimiento, restaurantes y demás.

No dudo de las buenas intenciones de quienes por cualquier razón deciden operar una casa de reposo para adultos mayores, así sea como un negocio; lo que no es correcto es que no tengan la visión de asesorarse para tener mínimos de seguridad al congregar a un número importante de personas, el que no cuenten con equipos y personal capacitado para actuar en caso de siniestros.

Y es que nosotros también fallamos como sociedad. ¿Cuántos van y “avientan” al viejo a un asilo por deshacerse de un problema sin detenerse a revisar las condiciones de seguridad del lugar en donde lo van a alojar? ¿Quién pone atención a detalles cuando inscribe a un niño en una guardería? ¿Cuándo dedicamos un instante a cerciorarnos de si el restaurante o el antro tienen salidas de emergencia y en dónde se ubican?

Sí, la autoridad tiene culpa, pero también nosotros porque la conciencia debe ser colectiva. ¿Cómo se instala un lugar así sin que ningún vecino se percate?

Una buena opción sería el abrir espacios en las redes sociales por ciudad y en ellas reportar lo que vemos o consideramos de riesgo para que la autoridad lo verifique; a ver si exhibidos se ponen a cumplir más pronto con su trabajo. No es denuncia, es simplemente evitar este tipo de “accidentes”.

Mientras sigamos fingiendo que no vemos lo que es evidente y nos instalemos en el confort de “a mi nunca me va a pasar”, no podremos avanzar. El único y verdadero responsable de todas estas tragedias somos nosotros como sociedad y en tanto no asumamos nuestro rol, se seguirán dando una y otra vez. [email protected]