martes 18 de septiembre de 2018 | 03:28
Columnas

El cutman Castañeda cura las heridas de Anaya... ya debe echarle agua helada en los huevos

@FedericoArreola mié 14 mar 2018 09:31
Si Anaya no se enfría y se sale del intercambio de golpes, lo seguirán lastimando
Si Anaya no se enfría y se sale del intercambio de golpes, lo seguirán lastimando
Foto propiedad de: Internet


La buena para Ricardo Anaya

En la encuesta de México Elige que mes a mes ha publicado SDP Noticias, el candidato del PAN-PRD-MC no cayó ni un solo punto, a pesar del terrible ataque que sufrió con las acusaciones, creíbles en opinión de muchos, de que participó en una operación inmobiliaria de lavado de dinero.

No hay duda de que el cutman de su esquina —en el boxeo, cutman es la persona que, en un minuto, cura las heridas del boxeador—, el intelectual Jorge Castañeda ha hecho muy buen trabajo.

El control de daños del Güero —hacer pasar a Anaya como un perseguido por el autoritario gobierno priista— ha funcionado. Pero…

La mala para Ricardo Anaya

En cuanto Anaya abandona la esquina y se aleja de los cuidados del Güero Castañeda, vuelve a recibir golpes en la zona dañada de su rostro y la herida se abre de nuevo.

Así las cosas, si bien no cayó, la terrible noticia para él es que, en las encuestas mensuales de SDP Noticias —empezarán ya a ser quincenales— el abanderado de la coalición Por México al Frente dejó de crecer.

Desde noviembre, Anaya había crecido 9 puntos, pero en el último ejercicio se estancó. ¿Llegó a su techo? Lo sabremos pronto.

El País abre todavía más la herida

Lo que es un hecho es que la herida se abre con cada golpe y, a veces, hay chingadazos muy duros, como el lanzado ahora por el diario El País.

La nota de Javier Lafuente es demoledora: Salvador Cosío Gaona, notario público de Zapopan, Jalisco, denunció ante la PGR que es falsa su firma en los documentos (copias certificadas) para la cesión de derechos de la empresa Manhattan Master Plan Development que compró una nave industrial al candidato del PAN-PRD-MC.


Anaya depende absolutamente de Castañeda, más le vale hacerle caso.

De este punto al final de la columna, daré técnicas para que el cutman Castañeda cure otra vez la herida abierta en el rostro de Anaya, que no ha vuelto triunfante de su gira internacional, sino mucho muy lastimado. Lo entrecomillado lo he tomado de un sitio de deportes.

El representante del PAN-PRD-MC debe entender que un boxeador, o un candidato, es tan bueno —o tan malo— como lo sea su esquina.

En efecto, “un peleador puede ser pegador, veloz y habilidoso, pero está en una seria desventaja si no cuenta con una esquina que lo sepa refrescar entre asaltos y que conozca el uso correcto de todas las herramientas a su disposición”.

¿Está Castañeda al nivel de los mejores asistentes en las esquinas?

Después de las votaciones veremos si El Güero tuvo los tamaños de los cotizados Nacho Beristain (mexicano), Freddie Roach (estadounidense), Pedro Luis Díaz Benítez (cubano), Miguel Díaz (argentino) y Manny Siacca (puertorriqueño).

Cualquiera de ellos y sus colaboradores pueden “prácticamente revivir a su púgil en tan solo el minuto de descanso que se otorga entre asaltos”.

Ellos son magos que en sesenta segundos atienden heridas, bajan inflamación y refrescan a su pupilo.

¿Castañeda tiene tanta destreza como para curar a cada rato la herida abierta en la cara de Anaya?

El enswell de Castañeda

En la esquina, los cutman proceden sobre todo con el enswell: “Instrumento de metal (con forma de) plancha de ropa y se utiliza de manera similar”.

El enswell “es colocado en hielo antes y durante la pelea, para mantenerlo en la temperatura más baja posible. Los entrenadores lo utilizan para poner presión y planchar un área inflamada por golpes”. 

“El frío hace que los capilares de la zona siendo atendida se compriman, minimizando el flujo de sangre para de esa manera tratar de evitar que el área siga inflamándose”.

“La presión ayuda a distribuir la inflamación por un área mayor, lo que disminuye la posibilidad de que un golpe abra una cortadura en el tejido hinchado”.

El enswell del Güero Castañeda es la victimización de Anaya. La han manejado bien, pero no le quita los golpes y si acaso daña a su rival por el segundo lugar en las encuestas, José Antonio Meade, no le ha servido para noquear al priista... y además solo ha tenido el efecto de hacer crecer a AMLO.

Agua helada para los huevos de Anaya

Dice la nota sobre boxeo que he estado citando:

“El agua helada es primordial en la esquina. No solo se usa como bebida para que el boxeador se hidrate y refresque, sino que también se le vierte por encima de la cabeza para bajar la temperatura corporal”.

“Algunas esquinas también le separan el pantalón y el protector a un boxeador agotado o lastimado, y le vierten agua helada por dentro de la trusa, lo que es una técnica eficaz para despertarlo si está quedándose sin energías o aturdido por los golpes”.

No sé si el cutman Castañeda ya recurrió a enfriar con agua helada los huevitos de Anaya. Pero quizá llegó la hora de enfriarlo para que, de esa manera, despierte y vea que su actual táctica no funciona, ya que solo le lleva a que le abran la herida con cualquier golpe.

El candidato del PAN-PRD-MC está golpeado y lo siguen golpeando. Ha estado muy bien atendido por su principal asesor —al menos el más inteligente de quienes le rodean— Jorge El Güero Castañeda, pero si Anaya no se enfría y, en consecuencia, se retira de inmediato del intercambio de fregadazos y plantea una pelea de otro tipo, lo seguirán lastimando.

Se impone la única técnica eficaz en estos casos: El Güero debe abrir los calzoncillos de Ricardo Anaya y echarle agua muy fría con bastantes hielos. A ver si así recupera la cordura y cambia de estilo. Porque la agresividad no le está resultando.

La prudencia del cutman Castañeda

Un consejo más para El Güero: de parte de un cutman experimentado, Roberto Quesada —ha sido también entrenador, second, masajista, preparador físico, nutricionista…—, que recomienda ser prudentes cuando el médico dice que el boxeador está muy lastimado.

“El cutman debe respetar a un 100% la decisión del médico, cuando entiende que hay que parar la pelea; pues ese es un profesional de la medicina, que conoce y en ese momento entiende que de seguir el combate eso va en detrimento de la salud del boxeador. Cuando el doctor decide parar la pelea, hay que pararla y el cutman no se puede poner con el ‘infantilismo’ y hasta en la ‘estupidez’ del … ‘deme una oportunidad más doctor’…”. 

Jorge Castañeda ya debe evaluar, con verdaderos expertos, si Ricardo Anaya se mantiene apto para seguir peleando o si, de plano, los golpes recibidos en esta campaña tendrán consecuencias futuras para el candidato del PAN-PRD-MC que, tal como están ahora las cosas, no tiene ninguna posibilidad frente a López Obrador… Lo peor para él es que Anaya sigue en tercer lugar en las encuestas más confiables, las de México Elige, a más de cuatro puntos de Meade.

Las conseucencias de esta golpiza cuando ya no sea candidato —obviamente, presidente de México no será; no si sigue así la pelea— podrían resultar terribles para Anaya.

Castañeda debe evaluar si lo deja seguir peleando o no… Nadie conoce mejor que El Güero no solo la gravedad de las lesiones que ya sufre Ricardo Anaya, sino la magnitud de la furia del verdadero enemigo del candidato frentista: el presidente EPN que seguirá gobernando todavía un largo rato después de las votaciones.