sábado 15 de diciembre de 2018 | 02:10
Columnas

Percepciones. Tomate

@ftijerin mar 13 mar 2018 12:22
Las dos preguntitas, para las cuales se imprimirán 4 millones 100 mil boletas, nos costarán 32 millones de pesos; si se utilizan 2 millones de ellas serán muchas.
Las dos preguntitas, para las cuales se imprimirán 4 millones 100 mil boletas, nos costarán 32 millones de pesos; si se utilizan 2 millones de ellas serán muchas.
Foto propiedad de: Internet

El pueblo no renuncia nunca a sus libertades  sino bajo el engaño de una ilusión”

Edmund Burke

 

Es Nuevo León punta de lanza en muchísimas cosas a nivel nacional; tierra pujante con personas emprendedoras, cuna de grandes universidades y de enormes transformaciones.

Pero de cuando en vez, como al mejor cocinero, se nos va un tomate entero.

Ahí tiene usted que gracias a la Ley de Participación Ciudadana en las próximas elecciones se añadirá una boleta para realizar dos consultas tan irrelevantes como innecesarias: construir casetas de primeros auxilios en los parques y un “proyecto de movilidad sustentable en el Par Vial y en el Río Santa Catarina”.

Las dos preguntitas, para las cuales se imprimirán 4 millones 100 mil boletas, nos costarán 32 millones de pesos; si se utilizan 2 millones de ellas serán muchas.

Lo más grave del asunto es que ambos proyectos no tienen futuro.

El proyecto de movilidad sustentable (un premio a quien le entienda qué diablos quieren decir con eso), abarca la construcción de canchas deportivas en el plan del Río Santa Catarina, idea con la cual comulgo siempre y cuando la infraestructura sea diseñada pensando en que se perderá cuando el río se llene (una vez cada 20 años) y que esas canchas sean de utilidad pública.

Hace tiempo también propuse que se construyeran carriles para BRT en el lecho del río, desde Santa Catarina hasta Juárez o Cadereyta, con estaciones minimalistas, rampas, accesos y puentes peatonales. ¿Será eso sustentable?

El punto es que no importa el resultado de la votación porque no depende de ella la aprobación de proyecto alguno, toda vez que el lecho del río depende de la Conagua.

Dicho en otras palabras, vamos a hacer una encuesta para hacernos tarugos y gastar dinero a lo menso.

De la otra pregunta sobre  las casetas de primeros auxilios en los parques públicos, todos sabemos en qué terminarán: en lo mismo que las bibliotecas y las estaciones de seguridad, o sea, en el abandono total por falta de presupuesto para asignar personal y operarlas.

Pero me sigo preguntando, ¿cómo es que cada papeleta de esas nos costará 8 pesos? A 20 centavos que te cueste la impresión hablamos de menos de un millón de pesos, ¿a qué destinarán los 31 millones restantes?

La Ley de Participación Ciudadana en Nuevo León nos brinda la posibilidad de proponer sondeos para conocer la opinión de la ciudadanía. De lo que no nos libra, es de que sea utilizada para preguntar estupideces. [email protected]