jueves 21 de junio de 2018 | 06:36
Columnas

Monterrey, la ciudad que se colapsa

@rickypedraza mar 13 mar 2018 13:01
Yo soy un enamorado de Monterrey pero en los últimos años ha cambiado para convertirse en un caos.
Yo soy un enamorado de Monterrey pero en los últimos años ha cambiado para convertirse en un caos.
Foto propiedad de: Internet

Los que hemos vivido en Monterrey sabemos que es una ciudad cómoda. Como en toda ciudad grande nos encontramos con problemas de tráfico y colapso de vialidades en las horas pico. También sabemos de su clima de extremos donde en un mismo día se pueden vivir las cuatro estaciones. En verano el calor se mitiga con los aires acondicionados, en invierno con las calefacciones.

Las mejores estaciones son el otoño y la primavera donde la humedad no está a tope y el clima es bastante agradable.

Yo soy un enamorado de Monterrey pero en los últimos años ha cambiado para convertirse en un caos.

No somos San Antonio

Si usted tiene la oportunidad de ir a cualquier ciudad relativamente nueva de los Estados Unidos puede ver los enormes complejos viales. Pasos a desnivel y puentes que hacen que la mayoría del tiempo el tráfico se mueva a una velocidad constante lo suficientemente aceptable para no generar estrés en el que maneja.

En algún momento, alguno de los gobernadores comparó lo que se hacía en Monterrey en materia vial con San Antonio, Texas, ciudad ilusión de muchos regios. Las arterias principales de Monterrey tienen salidas amplias, entradas definidas también pero con los años se hacen insuficientes. Muchas de las modificaciones viales son de risa. Imagine que viene de una súper avenida de 4 o 6 carriles para llegar a un puente donde solo hay un carril para subir. En la lógica más elemental, esto pronostica un embotellamiento seguro. ¿Quién autorizó este tipo de construcciones? ¿Por qué gastar tanto dinero en una solución que no soluciona nada?

No somos Madrid

En soluciones de transporte público, si usted le ha tocado moverse en Madrid, en autobús o metro sabe que es un transporte público de un buen nivel. Rutas con tiempos establecidos donde tienen puntualidad casi de tren. Sabiendo que Madrid en verano es bastante caliente, los autobuses y el metro tienen sistemas de aire acondicionado para hacer el viaje bastante agradable. Hay puntos de transborde suficientes para cubrir un buen pedazo de la mancha urbana. Digamos que el sistema de transporte se acopla con una buena calificación a la ciudad.

Le propongo que tome el transporte público en Monterrey. El primer reto es encontrar una parada de transporte público cercana a su casa y después que ésta sea cercana a su destino. Entiendo que México es uno de los países con más obesidad y que caminar unas cuadras hacen bien. El problema es que en muchas ocasiones no son cuadras y que llegar sudado por el clima caliente no es la mejor opción. Las vialidades y las distancias hacen ver a la solución de andar en bicicleta como un sueño guajiro. El metro es útil para un porcentaje pequeño de la población. En otras ciudades como CDMX han creado varias líneas nuevas, en Monterrey en más de 30 años apenas se va creando la tercera línea. En tiempos donde se empieza a requerir un tren suburbano, no se tiene una buena conexión interurbana. Imagine cuánta gente se podría mover de los municipios conurbados con un tren interurbano, cuántos coches no tendrían que transitar por las calles. Lo malo es que los diputados locales se encuentran pelándose con el “gobierno independiente” y el “gobierno independiente” se encuentra contestándoles a los diputados, el desarrollo urbano detenido.

Sé qué hay problemas más graves como la seguridad, pero teniendo tantas manos , no creo que todos estén metidos solo en resolver ese tema.

 

A pesar de todo, los regios aman a su ciudad

En varios estudios, Monterrey tiene excelencia en muchos factores. Tienen el índice de desarrollo humano más alto. La percepción de los regios sobre la ciudad es fantástica y sale súper bien rankeada. En los indices elaborados por National Geografic ocupa el quinto lugar de las ciudades mas felices del mundo. En otro indice desarrollado por Mercer, está en el lugar de 110 de 231 en niveles de calidad de vida por arriba de la CDMX que está en el 128.

Para afuera, somos felices. Pero en las encuestas internas del gobierno, los regios sabemos que no hay áreas verdes o que hay un gran problema de contaminación ambiental.

Se puede decir que los regios son como el papá o mamá del niño problema de la escuela, con todos los demás dicen que el niño es un genio y que nadie lo entiende, pero en casa se sabe que se tiene un gran problema.

¿Qué se tiene que hacer?

Se tiene que hacer algo. Parece extraño, pero en una ciudad con un perfil universitario elevado, se tienen representantes públicos bastante rancheros. En mi punto de vista, falta un compromiso enorme de la comunidad universitaria en el desarrollo de la ciudad y se deja este tema en los mismos de siempre.

La visión empresarial y de negocios ya se tiene en la ciudad. Falta desarrollar la parte de los servidores públicos. Muchos de estos ven a Monterrey como una liga de desarrollo para irse a continuar con su carrera política. Ser servidor público en Monterrey debería ser atractivo para cualquiera porque falta muchísimo por desarrollar y sobre todo por arreglar.

Esperemos que las nuevas generaciones que vienen con una preparación en muchos temas, por fin tomen las riendas de su ciudad ,de su municipio y de su estado. No se tiene que esperar a que la ciudad se caiga a pedazos para comenzar. En Monterrey hay gente que puede y que tiene los tamaños para corregir el rumbo actual.