miércoles 20 de junio de 2018 | 12:29
Columnas

Radar político de Hidalgo. Justo a tiempo

@joelsanradar lun 12 mar 2018 09:35
Foto propiedad de: Joel Sánchez

La noche del 10 de marzo, la rectoría de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y las dirigencias de los sindicatos de personal académico y de los administrativos, lograron un acuerdo en cuanto a la negociación del contrato colectivo de trabajo, por lo que ambas organizaciones, anteponiendo el interés de la institución, así como de los estudiantes, levantaron la huelga que paralizó a la máxima casa de estudios durante seis noches y siete días.

Tal como lo anunció en su momento el rector Adolfo Pontigo Loyola, los docentes de la UAEH aceptaron el 3.4% de aumento al salario, pero ahora se sabe que también alcanzaron un incremento de 10 días de aguinaldo, 12% respecto al bono bianual y un injusto e insuficiente 5% en relación a los vales de despensa, pero al decidir maestros y administrativos levantar la huelga, evitaron un mayor desgaste físico y emocional, evitan daños a la imagen institucional y afectaciones mayores a los estudiantes, por lo que la decisión de consideró justo a tiempo.

La universidad vivió un momento histórico, aunque anteriormente se habían registrado huelgas en 1983 y en el 2008, jamás había alcanzado los 7 días como ahora, pero sobresale que por acuerdo de autoridades, docentes, trabajadores y empleados, habrá la recuperación de los tiempos perdidos, por lo que tampoco se afectará el nivel y calidad académica de la institución. Pese a que los académicos no lograron las prestaciones deseadas, resalta como positivo para la sociedad en general que no habrá marchas ni protestas que pudieran generar afectaciones colaterales a otros sectores.

CAEN COMO MOSCAS…

Derivado de las irregularidades reveladas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y las investigaciones de la llamada “Estafa Maestra”, han sido destituidos del cargo que ostentaban, los ahora ex-rectores de las universidades Politécnica de Francisco I Madero, Juan de Dios Nochebuena Hernández; la Politécnica de la Huasteca, Luis Andrés Domínguez Alejandro y queda pendiente el despido de Julio Márquez Rodríguez, de la Universidad Tecnológica de Tulancingo (UTEC), a quien desde la subsecretaría de Educación Media Superior y Superior sostienen contra viento y marea, contradiciendo la orden que dio el gobernador Omar Fayad Meneses para que fuera separado del cargo.

Pero Nochebuena Hernández, Domínguez Alejandro y Márquez Rodríguez no son los únicos con problemas por el desvío multimillonario de recursos, pues este fin de semana renunció al cargo de manera voluntaria, Gerardo Marcelino Lara Orozco, quien se desempeñaba como rector en la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo (UPMH), donde hasta ahora no se han encontrado irregularidades (a pesar de que las hay), pero que ha dejado la responsabilidad que cumplía para que en caso de ser requerido, poder contribuir a las investigaciones por el peculado de 93 millones 532 mil 592 pesos en la UTEC de la que fue rector hasta el 2014.

Si bien el presunto desvío de recursos se cometió tiempo después de que había dejado la rectoría de la UTEC, Gerardo Marcelino Lara decidió ponerse a disposición de quien lo requiera. Ahora habrá que poner atención en lo que ocurrirá en otras instituciones educativas; hace tres semanas en este mismo espacio advertíamos que las investigaciones alcanzarían también a las universidades de Tulancingo y la UPMH y así fue; ya solo basta esperar a conocer otros “detalles financieros” en la Tecnológica de Mineral de la Reforma y la Politécnica de Pachuca. Al tiempo.

CAYÓ FILI…

Luego de varios meses de mantenerse prófugo de la justicia, el ex-presidente municipal de Mineral de la Reforma, Filiberto Hernández Monzalvo, cayó preso y fue vinculado al proceso penal que se sigue por el peculado de más de 15 millones de pesos durante su gestión como alcalde, pero además el juez de control consideró que existían elementos suficientes para dictarle prisión preventiva justificada, por lo que desde el miércoles 8 de marzo duerme en el Centro de Readaptación Social para Adultos de Pachuca.

Filiberto Hernández se mantendrá en la cárcel al menos 4 meses que es lo que durará su proceso penal, lo que deberá servir como advertencia a otros ex-alcaldes que aún están en posibilidades de correr la misma suerte y pasar de haber sido la primera autoridad de su pueblo, a ser un recluso distinguido, obviamente con los privilegios que en un mundo de posibilidades significa la cárcel para quienes tienen capacidad económica, pero sin olvidar aquel dicho de que aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión.

Al ex-alcalde de Mineral de la Reforma le espera una etapa muy difícil, fue detenido en un centro comercial de Pachuca relacionado con la carpeta de investigación 12/2017/07400, pero se afirma que hay otras 15 averiguaciones en integración, por lo que aun podría sumar muchos más cargos en contra.

NOTAS BREVES…

Quien no se aguantó las ganas de presumir su nuevo “logro”, es la diputada federal Liliana Oropeza Olguín, que así como alcanzó la diputación sin hacer campaña, es decir por la vía plurinominal, ahora ostenta un doctorado “honoris causa”, obviamente sin estudiar; a través de sus redes sociales, la legisladora transmitió en vivo la ceremonia de imposición del grado doctoral, pero después borró el video para que no cuestionaran que es un grado tan “patito” como el que ostenta el también diputado Ernesto Vázquez Baca…Los que no dejan de expresarse inconformes, son los candidatos y candidatas del PRI a diputados federales, pues aseguran que cuando acuden a cursos de capacitación, se les obliga a mantenerse incomunicados por horas, como ocurrió en el curso que les dieron en el salón Finestra, donde les quitaron incluso sus teléfonos celulares… Otro que no deja de llamar la atención a su paso, es el apoderado jurídico de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, Emigdio Arrozqueta Solís, pues sin importar que acuda a sitios tan sencillos como un puesto de barbacoa, el funcionario se hace acompañar por guaruras empistolados que se conducen sin la menor discreción ni consideración hacia los demás… Y finalmente, no hay que perderse el desenlace que pueda tener la denuncia que el diputado Luis Enrique Baños Gómez interpuso en contra de su compañero diputado Marco Martínez Quintanilla, a quien acusó penalmente por el delito de amenazas, algo que no se había visto antes entre legisladores y menos cuando son del mismo partido político como ellos que pertenecen al PAN.