jueves 13 de diciembre de 2018 | 01:45
Columnas

Parálisis política. Ellos con dinero, ella con honestidad, congruencia y un millón de firmas

@ismjcpa lun 12 mar 2018 22:07
Zavala... con honestidad
Zavala... con honestidad
Foto propiedad de: Internet

Dos propuestas han sobresalido de lo que Margarita Zavala pretende impulsar como presidenta de México a diferencia de las propuestas de ellos. En primer lugar ellos pretenden regalar dinero, con becas a los “ninis” o bono por el simple hecho de ser mexicano,  Margarita propone exentar de ISR a los que trabajen y ganen menos de 15 mil pesos mensuales. Un beneficio directo para la enorme mayoría que viven en este país en forma inmediata a partir de que se aplique. La segunda es acabar con el financiamiento a partidos políticos.

Ellos durante los tiempos de los dos terremotos que sacudieron el centro y sur del país el año pasado, quisieron llevarse el agua para sus terrenos, empezando por López Obrador que ofreció donar el 50% de los recursos que le corresponden a su partido, para los damnificados del terremoto, luego los otros dos “ellos”, ofrecieron el 100% para que en la cámara de diputados se reasignara el recurso de los partidos políticos a los damnificados, pero al final de cuentas sí se llevaron el agua para sus molinos y siguen cobrando puntualmente sus ministraciones por financiamiento electoral y partidista, más de 6.7 mil millones de pesos para este año.

Ella desde que se inmiscuyó en esto de querer ser presidenta de México propuso eliminar el financiamiento público a los partidos políticos, ayer Margarita renunció al financiamiento público que por derecho le corresponde, ella no esperó a ser la presidenta de México para poner el ejemplo de su congruencia, ella no esperó a que se diera un desastre natural en alguna población de México para envolverse en la bandera y aventarse desde la torre de PEMEX y gritar que el dinero que le correspondía por actividad electoral, lo donaría a los que sufrieron alguna pérdida en dicho fenómeno, ella, Margarita lo dijo exactamente cuando solicitó su registro como candidata independiente “del PAN”, digo después del espectacular despliegue de banderas y sombrillas del PAN en apoyo a Margarita, aparte de sus declaraciones como que ella es la única panista en la contienda.

Qué más razón al hacer desplante de sus valores al renunciar al financiamiento público, habrá dicho Margarita, antes de que hagan cálculo de cuanto me corresponde, renuncio a esa cantidad, claro que muy probablemente el INE ante la carencia mental que los distingue, muy probablemente para no afectar su presupuesto del próximo año, asignará ese recurso a los otros dos independientes o peor aún dividirá entre los partidos la cantidad de dinero renunciada.

Muchos actores políticos en su afán de hacer negocio electoral, participan para lograr esos financiamientos públicos, es como la ley de moches que maneja Ricardo Anaya, de las cantidades que reciben una pellizcada del 10% al 20% puede quedar para reservas post electorales. Pues Margarita Zavala dijo no, como propuesta de gobierno “eliminaré el financiamiento público a partidos políticos y para eso estoy dando el ejemplo”.

 

Claro que para Margarita es fácil tomar una decisión así, después de 2 años de no recibir apoyo del que era su partido, de no recibir apoyo de INE para recabar 1.5 millones de firmas, de no haber grabado ni un spot para radio y televisión se da cuenta de que no requiere de ese recurso, supongo que esa renuncia al financiamiento público, la estará solventando con apoyo de simpatizantes principalmente gente pudiente que podrá apoyar su campaña, que podrá hacer donativos a su campaña ya que la competencia en cuanto a recursos oficiales será alarmante, 2.6 mil millones de pesos asignados solo a los partidos del frente de Ricardo Anaya.   

Pues Margarita está teniendo una temática poco común en el medio político, se está presentando como honesta y congruente, está diciendo lo que piensa sin medias tintas, se presenta como católica, convencida de la familia tradicional, declarada a favor de la vida, aficionada a las corridas de toros, pero sobre todo respetuosa de la ley y aunque no es ilegal recibir financiamiento público, si lo considera uno de los abusos del sistema y por lo mismo renuncia a lo que por derecho le corresponde. Qué podrán decir ellos, después de que anunciaron con bombo y platillos de que renunciarían al financiamiento público para que los estados afectados por los sismos del año pasado se beneficiaran con ese recurso, no solamente no dejaron de recibir tales cantidades sino que además se incrementó ese recurso para este año y a ellos PRI, PAN, MORENA, no les causa ningún disgusto.

 

Don Julio, hablemos de política.