jueves 13 de diciembre de 2018 | 01:47
Columnas

La incansable lucha contra la pobreza

@dect1608 lun 12 mar 2018 09:00
Tan solo para Tamaulipas, Pérez Magaña, entregó más de 967 millones de pesos del FAIS, para ser distribuidos en sus 43 municipios.
Tan solo para Tamaulipas, Pérez Magaña, entregó más de 967 millones de pesos del FAIS, para ser distribuidos en sus 43 municipios.
Foto propiedad de: Internet

A casi tres semanas de que inicie con todo la campaña presidencial en México, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), Eviel Pérez Magaña, anda por todo el país entregando dinero para combatir la pobreza, según la encomienda del presidente Enrique Peña Nieto, quien de 2013 a la fecha ha destinado más de 347 mil millones de pesos para obras de infraestructura social básica, permitiendo que más de un millón de mexicanos superen sus carencias y no vivan tan amontonados en pequeñas viviendas.

Tan solo para Tamaulipas, Pérez Magaña, entregó más de 967 millones de pesos del FAIS, para ser distribuidos en sus 43 municipios.

"Muy buenos para las campañas", pensó una mente distorsionada.

Con el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), el gobierno de la República, procura disminuir las carencias en piso, techo, cuartos, drenaje, agua y luz principalmente, aunado a esto, anualmente se construyen más de 115 mil proyectos para combatir la pobreza extrema en México y como una clara muestra de esta lucha interminable, tan solo en 2013 se invertía el 23.5% de los recursos del país en acciones que combatían la pobreza, ahora en 2017 se destinan más de 35 mil millones de pesos de los recursos anuales en el abatimiento de las carencias sociales.

Aunque ha sido mucho el dinero destinado a la lucha contra la pobreza en el presente sexenio, igual se han destapado muchos casos pestilentes de corrupción y falta de transparencia, por lo que Eviel Pérez Magaña, instó a los 43 presidentes municipales de Tamaulipas a hacer un uso adecuado, transparente y eficaz de los fondos federales, de lo contrario serán severamente sancionados, tanto por la sociedad civil como por el mismo gobierno  de Enrique Peña Nieto.

“Hoy ser servidor público ya se convirtió en un deporte extremo, así que mejor hagámoslo bien, juguemos las reglas del juego, pero principalmente hoy nada está oculto”, advirtió, Pérez Magaña.

No sé si vayan a hacer caso al secretario, lo cierto, es que cada día que pasa los ciudadanos creen menos en los políticos, pero los políticos también han hecho más conformistas a muchos mexicanos.

El asunto es que con el dinero entregado por SEDESOL a Tamaulipas, el presidente de cada uno de los mexicanos, Enrique Peña Nieto, está muy interesado en combatir al crimen organizado con programas que ayuden a reducir la pobreza, para que no haya tanta comezón por enlistarse en los grupos de estacas y sicarios de los cárteles de la droga, según lo están logrando, ya que Tamaulipas ocupa el quinto lugar de las entidades con mayor reducción de pobreza extrema; en hacinamiento también tiene el quinto lugar de las entidades que más combatió este rubro de carencia social;

Tamaulipas es el sexto estado que más disminuyó la pobreza moderada; y según hoy en día, las mejoras en los indicadores de pobreza ha permitido tener un incremento en el presupuesto del FAIS, ya que recordaremos en 2013 se recibieron 684 millones y en este 2018 Peña  envió con Pérez Magaña más de 967 millones de pesos, cifra considerada por los funcionarios estatales y presidentes municipales como un incremento histórico, ya que jamás había llegado tanta ayuda por parte del gobierno federal, como sucede ahora durante el mandato del gobernador panista, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

“El país sigue creciendo, hay buena dirección y buena coordinación; la nueva generación de mexicanos y mexicanas mejores y más preparados; la generación de empleos que está creciendo, también estoy seguro que será la mejor herramienta para acabar con las adversidades que tienen entidades como la nuestra. Al presidente le interesa de manera especial entidades como la suya; no podemos negar que aún hay mucho por hacer y la mejor forma de lograrlo es en la suma de esfuerzos”, dijo Pérez Magaña, refiriéndose a esta estrategia de combatir el poder del narcotráfico en los municipios de Tamaulipas.

La violencia es un cáncer que deja hacer muy poco, pero exige mucho; la inseguridad, un mal que preocupa a todos, si combatiendo la pobreza se va a disminuir, que le inyecten más, aunque parezcan actos proselitistas en plena campaña electoral. [email protected]