miércoles 20 de junio de 2018 | 12:30
Columnas

Código Alfa: ¡Órale Andrés, éntrale al debate! Ya que Anaya está en la lona

@edwardsol lun 12 mar 2018 17:38
Paso número : eliminar al más débil
Paso número : eliminar al más débil
Foto propiedad de: Internet

Ahora que el INE ha dado chance a los candidatos para debatir y decirse cara a cara sus cositas, el primero en agitar las aguas para iniciar los embates en vivo, directo y a todo calor, fue José Antonio Meade Kuribreña, que en su Twitter invitó o mejor dicho, retó al candidato de Morena para entrarle al intercambio de ideas.

Lo extraño de esta invitación es que Meade “no” invita a su otro contrincante Ricardo Anaya en un acto de desprecio como si el candidato al que todos relacionan con el personaje Little Chicken, ya no fuera problema o ni siquiera existiera en la contienda.

Paso número : eliminar al más débil

La estrategia planeada desde las mentes maquiavélicas que llevan la campaña de José Antonio Meade Kuribreña, para abrirle camino hacia la presidencia del país, al parecer están trabajando en contubernio con las instituciones del estado como en el caso de la PGR que ha acusado a personajes cercanos a Ricardo Anaya por lavado de dinero y recursos de procedencia ilícita relacionados con una nave industrial que fuera propiedad de Anaya Cortés, esto ha generado un contexto alrededor del ex presidente del PAN de incertidumbre, ya que se supone que tendría un “escandaloso” acto de corrupción.

Anaya en la lona

Los embates contra Ricardo Anaya al parecer han dado el resultado esperado contra el candidato del mazacote PRD-PAN-MC, ya que la opinión pública lo comienza a ver como una paria más del sistema corrupto del país que se ha enriquecido a costillas del erario y no obstante busca hacerlo aún más desde la posición como presidente del país. Uno de los principales errores estratégicos de Anaya fue al calor de las aguas, decir a los medios que si llega a la presidencia va a meter a la cárcel al actual presidente Enrique Peña, en un acto claro de revanchismo político personal, ya que la campaña de desprestigio hacia Anaya está dando el resultado deseado eliminando desde la perspectiva del PRI, al más débil de la contienda.

Paso número 2: ¡Urgencia de debate!

La estrategia priista después de golpear fuertemente a Ricardo Anaya debilitándolo y llegar al punto de casi dejarlo fuera de la contienda al menos en lo que se refiere su popularidad entre muchos de sus simpatizantes que se sienten decepcionados, está centrada en ir por quien se encuentra a la cabeza y es el más fuerte en la contienda, por eso el tuit de Meade invitado y retando a López Obrador para verse las caras lo antes posible ya que si el tabasqueño llegara a aceptar tener un debate en este   periodo inter campañas tendría José Antonio desde la perspectiva priista, una oportunidad para acortar las distancias y la preferencia entre candidatos.

Corrupción, tema principal de las campañas

La imagen de José Antonio Meade desde la imaginación colectiva priista es que tienen un candidato cristalino y totalmente puro en cuanto a cualquier sospecha de corrupción o temas de desvío de recursos públicos, por eso hoy más que nunca podemos ver cómo la designación de Pepe Meade por parte del PRI tiene una razón fundamental, que es la de tener un candidato que “no” ha sido manchado por los actos de “corrupción” o enriquecimiento personal presentándolo como un servidor público de carrera comprometido con llevar al país a niveles inmaculados de progreso y salvar a México de un falso profeta que nos llevará en una teoría de realidad paralela, a vivir hambre y problemas sociales como la devastada Venezuela.

Por esta razón la urgencia de debate con el puntero donde lo más probable es que los ataques contra el candidato morenista serán cuestionando el origen de su sustento y modo de vida buscando sacarlo de sus casillas y mostrándolo a la opinión pública como un corrupto más del sistema político nacional.