jueves 13 de diciembre de 2018 | 01:47
Columnas

AMLO, di no al “debate”

@ruizjosejaime lun 12 mar 2018 10:42
López Obrador a lo suyo. A la campaña,
López Obrador a lo suyo. A la campaña,
Foto propiedad de: Internet

¿Batir o debatir? En un escenario normal todo debate es bienvenido. No es el caso. Andrés Manuel López Obrador, cumpliendo las reglas, sólo puede presentarse en los debates organizados por el INE, en los demás no sólo le echarán montón, también se puede dudar de la imparcialidad y neutralidad de los moderadores y de los intereses económicos de los medios de comunicación. Una cosa es debatir, otra muy distinta exponerse al golpeteo, ¿para qué?

Educado peleonero en hora de recreo, el esforzado José Antonio Meade se encrespa: “El Tribunal Electoral nos dio ya luz verde para debatir en este periodo intercampañas. Ya no hay pretextos, López Obrador. ¡Éntrale!”.

“Y este dedito dice que no”.

Escolar que va de ningún lado a ninguna parte, Ricardo Anaya vocifera: “Vamos a ver si el señor tiene las ideas, el valor y los pantalones para enfrentarnos en un debate”.

“Y este dedito dice que no”.

Margarita Zavala, dama siempre y siempre dama, se apunta: “Yo estoy lista para debatir con quien sea, sobre todo con Andrés Manuel López Obrador, aunque ya sabemos que lo suyo no es el debate”.

“Y este dedito dice que no”.

Ya empezaron a echar montón. Gallos giros de pertenencia múltiple o que se asumen ciudadanos, José Antonio y Ricardo amagan, hacen box de sombra y esperan que el rival se enganche. No va a suceder. La disputa por el segundo lugar no es tema de debate para Andrés Manuel, aunque sí lo sea para Ricardo, José Antonio y Margarita, quien será, probablemente, la única que seguirá creciendo, aunque al final no le alcance para llegar, de distinta manera, a Los Pinos.

López Obrador a lo suyo. A la campaña, crecer lenta pero inexorablemente. León Krauze cree que la inasistencia a los debates le afectará a Andrés Manuel. Yo no lo creo.