miércoles 12 de diciembre de 2018 | 07:15
Columnas

Elecciones 2018: Llega la etapa de convencer a la sociedad con propuestas

@jlca007 dom 18 feb 2018 22:17
Veremos qué tanto les dura el entusiasmo por ganarse a los mexicanos estremecidos por la inseguridad, el hambre y hastiados por la corrupción
Veremos qué tanto les dura el entusiasmo por ganarse a los mexicanos estremecidos por la inseguridad, el hambre y hastiados por la corrupción
Foto propiedad de: Internet

Una vez cumplido el plazo de las llamadas precampañas en el presente proceso electoral mexicano, el cual estuvo lleno de denuestos y acusaciones que se lanzaron entre sí los tres principales candidatos a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, por fin fueron ratificados por sus respectivas asambleas como candidatos únicos de los frentes conformados y, al parecer, ya pasaron de la diatriba pura, a la etapa de proponer soluciones a los principales problemas que aquejan a la nación.

Videos editados donde se evidenciaban asociaciones entre enemigos, o grabaciones que daban cuenta de la confección de una guerra sucia en el proceso electoral, acusaciones a los amigos de los candidatos presidenciales que buscaron dinero para apoyar las campañas por medios no permitidos, historias de enriquecimiento inexplicable, nepotismo y cargos a puestos de elección popular heredados a parientes cercanos, fueron los temas que llenaron muchos espacios en los medios mientras los problemas  como la corrupción, la inseguridad y la pobreza.

Pero todo indica que los principales candidatos a la presidencia están ahora iniciando una etapa de convencimiento a la sociedad de que quieren llegar al poder para ejércelo con toda limpieza y en beneficio de la comunidad.

AMLO dijo ayer lo siguiente en el evento que lo ratifico como candidato presidencial de MORENA:

“Ofrezco seguir actuando en apego a los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo, me comprometo a eliminar la corrupción y la impunidad, serán abolidos fueros y privilegios, se acabarán lujos, abusos y el despilfarro en el gobierno, no habrá pensiones millonarias para los ex presidentes”, declaró el candidato tras rendir protesta.

López Obrador se comprometió a garantizar la existencia de “un auténtico Estado de Derecho, se aplicará el criterio de que al margen de la ley nada y que por encima de la ley nada” y en ese sentido las violaciones a los derechos humanos serán castigadas con rigor.”

Por su parte José Antonio Meade Kuribreña propuso a los mexicanos lo siguiente:

“En mi gobierno quien tenga la necesidad de poner un negocio tendrá respaldo financiero, para quien su prioridad sea la movilidad tendrá apoyo para su transporte. Para quien tenga alguna discapacidad tendrá accesibilidad e inclusión. Para los pueblos indígenas habrá apoyo para su cultura milenaria. Los adultos mayores tendrán apoyo para sus medicinas”, explicó.

Dijo también que está será una de las batallas “más difíciles” de su historia y se está jugando el futuro de México.

 “Vamos a ir hacia adelante con quienes comparten esas convicciones, quienes no las compartan, quedan libres de ir hacia atrás”, expresó.

 

Tenemos que ver y tenemos que escuchar su profundo malestar por actos de corrupción, que laceran la vida de México y ofenden la dignidad de los mexicanos; tenemos que ver y escuchar a las niñas y a los niños, millones de ellos que aguardan tener una vida mejor, no van a esperar en vano; ver y escuchar con atención y empatía, y con la absoluta decisión de atender y resolver.

Encabezaré nuestro esfuerzo con mi ejemplo y mi conducta, sometida cada día a la evaluación crítica y objetiva de los mexicanos. Seré implacable en el combate a la corrupción.”

 

Finalmente Ricardo Anaya hizo una relación de sus propósitos de llegar a la presidencia de la república:

“No quiero ser el candidato de la mediocridad quiero ser el Presidente que encabece un cambio con rumbo y con inteligencia”, comenzó el panista.

Respecto a la inseguridad que azota a distintas regiones del país, el frentista propuso combatirla desde arriba, desde los funcionarios y políticos que se convierten en cómplices de grupos criminales y reprochó a su contrincante de Morena su propuesta de amnistía y perdón a líderes del crimen organizado, “México no necesita a un mesías con ínfulas de perdonavidas”, señaló Anaya.

 

Aseguró que la corrupción se combate con cambios legales e institucionales y auténtica voluntad y quien criticó a quienes impulsan “ideas antiguas, viejas, que no han funcionado”.

Entre sus propuestas para erradicar la pobreza y la desigualdad del país, Anaya Cortés insistió en el salario único universal y en un aumento progresivo del salario mínimo hasta superar los límites del CONEVAL.

En política exterior, Anaya recalcó que México no pagaría por el muro que propone el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.”

Así las propuestas, hay fuertes indicios de que en adelante los candidatos irán por la confianza de la sociedad y dejarán en segundo término el rosario de insultos, acusaciones y desfiguros que caracterizó gran parte de los eventos de todos los aspirantes en la llamada precampaña.

Veremos qué tanto les dura el entusiasmo por ganarse a los mexicanos estremecidos por la inseguridad, el hambre y hastiados por la corrupción.