miércoles 17 de octubre de 2018 | 10:15
Columnas

Cama de rosas

@dect1608 mié 14 feb 2018 10:50
¿Acaso   no conoce cuál es la situación violenta de Tamaulipas como para castigar de esta forma al sector agropecuario?
¿Acaso no conoce cuál es la situación violenta de Tamaulipas como para castigar de esta forma al sector agropecuario?
Foto propiedad de: Internet

Hasta parece que es un bobo José Calzada Rovirosa, titular de la  Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) con su comunicado respecto al abasto garantizado de rosas para este 14 de febrero y externar que el sector agroalimentario “rompió récord” cuando su dependencia debe casi dos mil millones de pesos a los agricultores tamaulipecos.

¿Acaso   no conoce cuál es la situación violenta de Tamaulipas como para castigar de esta forma al sector agropecuario? 

Los agricultores de esta ensangrentada entidad que ha pagado un alto costo su cercanía con Estados Unidos, es ni más ni menos la productora del llamado “guerrero” sorgo mexicano con dos millones de toneladas anuales, ocupando el primer lugar nacional en la producción de este cultivo; referente al maíz amarillo en Tamaulipas se producen alrededor de 750 mil toneladas por año, pero ninguna otra entidad mexicana por más que produzca ofrece la calidad del producto que se da en esta tierra. 

Por este millonario motivo, aunado a la burla que pretende la SAGARPA con cambiarles los métodos administrativos y de financiamiento para la producción del sorgo ya en su calendario de trabajo, es que los agricultores tamaulipecos marcharon por la carretera federal Río Bravo- Reynosa hasta el puente internacional de ese municipio fronterizo como un reclamo y muestra de hartazgo a las formas en cómo José Calzada Rovirosa pretende llevar las reglas del juego ante este maltratado sector primario. 

La SAGARPA debe un mil 165 millones de pesos referente a los programas de rentabilidad, los adeudos se arrastran desde el 2016 y en el apartado de inducción, el Gobierno Federal tiene un pasivo estimado en los 74 millones de pesos. 

La titánica labor de Ariel Longoria García, titular de la Secretaria de Desarrollo Rural en Tamaulipas a evitado que el enfrentamiento entre los agricultores locales y la SAGARPA no llegue a otros niveles, pues ganas no les faltan para tomar medidas más drásticas que pudieran perjudicar diversas áreas de productividad no solo del Estado, sino de todo México, pero Longoria ha venido cargando como una mula los problemas que la SAGARPA endosa a los trabajadores del campo tamaulipeco. 

Sin embargo este martes poco menos de mil agricultores se reunieron en las oficinas de la Asociación de Productores Rurales para externar su malestar y exigirle al gobierno de la República respete los acuerdos sostenidos durante la última reunión entre autoridades estatales, federales y agricultores efectuada en el mes de agosto de 2017 cuando los de SAGARPA se comprometieron entre otras cosas a ir solventando la deuda con los labradores  tamaulipecos. 

Según los manifestantes, recordaron que en aquella reunión del mes de agosto, la SAGARPA les pagaría 430 pesos por tonelada de sorgo producida en el ciclo 2016-2017 y 500 pesos a la tonelada de maíz del programa Ingreso-Objetivo, compromiso no cumplido por el Gobierno Federal, ayudando con esto que las cosas buenas del peñismo cuenten menos. 

Este repudio total al Gobierno de la República por la forma en que se pretende evadir la responsabilidad de la SAGARPA, ha hecho que todas las asociaciones agropecuarias de esta entidad de sumen, se proyecten e idealicen que todos somos uno para hacerle frente a José Calzada que lejos de recibir rosas, recibirá ramos de cempasúchil en sus últimos días de vida... política. 

[email protected]