jueves 18 de octubre de 2018 | 01:18
Columnas

Claroscuro. Tecnofobia

@deandaalejandro lun 12 feb 2018 09:45
Ned Ludd  en 1779 (en Inglaterra) tras un arranque de furia destruía a mazo en mano, un par de máquinas tejedoras.
Ned Ludd en 1779 (en Inglaterra) tras un arranque de furia destruía a mazo en mano, un par de máquinas tejedoras.
Foto propiedad de: Internet

 

“Estas máquinas traviesas fueron condenadas a morir; por la unanimidad de los votos del comercio. La campaña de Lud continuará hasta que el trabajo y antiguo precio, sea restablecido por la ley. Y no más colar y privar a los obreros honestos, de obtener su pan”. Canción de Ned Lud contra la tecnificación.

LO CLARO. La integralidad en la preparación universitaria de quienes serán parte de la cadena productiva, se da cuando la academia se vincula de manera destacada con el sector productivo.

No podría caminar una sin la otra.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas apuesta su formación estudiantil a su eslabonamiento con los entes encargados del desarrollo.

90 carreras universitarias adecuan su estructura a las necesidades de los empleadores y garantizan una sinergia de conocimientos y aptitudes en la preparación de sus futuros egresados.

Tamaulipas es un Estado eminentemente energético. De esta forma, el rector de la Casa de Estudios dialoga con los representantes de las cámaras empresariales, colegios de profesionistas y organismos públicos del sur del Estado para impulsar mediante el Consejo Consultivo de Vinculación, las propuestas que enriquecerán no sólo los planes de estudio, sino la especialización de la región de cara a los retos del país.

LO OSCURO. Muchos claroscuros conlleva la evolución.

Ned Ludd  en 1779 (en Inglaterra) tras un arranque de furia destruía a mazo en mano, un par de máquinas tejedoras.

Su nombre fue adoptado como una corriente por la defensa del trabajo (ludismo), tras el real convencimiento que las máquinas reemplazarían la mano de obra.

Con los sustanciales argumentos que la industrialización de los procesos, ocupando la mano de obra humana produce riqueza, la mecanización ha sido el contraste hasta nuestros días.

La industria extractiva petrolera, tras el auge de fines del S.XIX donde se creaban ciudades enteras –Como Ciudad PEMEX- pues el oro negro demandaba la presencia de obreros, hoy se reduce marginalmente la operatividad; amén del paulatino desmantelamiento de la otrora paraestatal de millonarios recursos humanos.

Las modernas plantas generadoras eólicas, son manejadas por un puñado de elementos, pues las máquinas toman el control. Y aun ocupan más personal que otras tratadoras de energía, como los paneles solares.

Miles de ejemplos por doquier, como la automatización en la fabricación de prendas textiles, empacadoras de alimentos donde la robótica suplanta al ingenio humano.

El teléfono móvil comienza a ser de uso popular en los 80’s, con el analógico 1G. Su función, hablar y escuchar. El 3G y el aún en cartelera 4G, dejaron detrás incluso a las computadoras portátiles y nos encontramos a la espera del 5G que casi transporta al usuario. ¿Qué de particular con los empleos? Las compañías operadoras de teléfonos demandaban un ejército entero de mujeres encargadas de conectar a dos vías mediante los sistemas Ericsson que permitían esos canales de conexión. Ya no más.

Hoy incluso los maestros estarán en peligro de extinción con la disponibilidad de datos en la mano.

Las estadísticas recientes, señalan para Tamaulipas que el IMSS registra una considerable disminución de empleos formales en el área de transformación, pasando de 282 mil a 275 mil en diciembre pasado. En un mes.

Claro que es una constante en la productividad y eficiencia, el disminuir costos de producción al consumidor final, quien reclama precisamente eso. Bajos costos.

Pero en ese contraste de perder-ganar… muchos estaríamos de acuerdo en tomar el mismo mazo para destruir un par de máquinas de coser…

COLOFÓN: Veremos las propuestas electoreras en ese sentido. Esperamos encontrar contrastes como ‘subsidio a quienes no trabajan’ y ‘dinero a los viejitos’, pasando por ‘changarros para todos’ o exportar gente para que hagan lo que ni los negros hacen. Sean serios…

 

[email protected]

@deandaalejandro