martes 14 de agosto de 2018 | 05:09
Columnas

El PRD, el partido que pudo ser y aquel que necesita refundarse o morir

@ElMarquesMx jue 08 feb 2018 16:28
 El PRD se enfrenta a Morena que se ve con grandes posibilidades de ganar la presidencia
El PRD se enfrenta a Morena que se ve con grandes posibilidades de ganar la presidencia
Foto propiedad de: Internet

El PRD tuvo grandes posibilidades de ganar la presidencia de la república en 2006 y 2012, sin embargo, desde su fundación en 1989 logró grandes avances y se consolidó como el partido referente de la izquierda que disputó de 1989 al 2000, gubernaturas al PRI. En 1992 pierde por medio de un fraude la gubernatura de Michoacán y cabe recordar que de 1989 a 1994 murieron más de 600 perredistas por el “sistema”.

En 1997 Cárdenas logra la primera victoria de su partido al ganar el Distrito Federal convirtiéndose así en el bastión de ese partido hasta la fecha. En esas elecciones el PRD era la segunda fuerza del país detrás del PRI. En 1998 se gana Zacatecas y Tlaxcala y para 1999 logra ganar en Baja California Sur.

En el 2000 se lanza por tercera ocasión Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia quien se negó a declinar por Vicente Fox del PAN para asegurar la victoria y sacar al “PRI de los pinos”. Posteriormente viene otra época importante para el perredismo, donde consigue victorias en varios estados como son Michoacán en el 2001, 2004 Zacatecas con Amalia Garcia, se mantuvo Baja California Sur y se ganó Guerrero. En otros momentos se logró ganar Chiapas, Tabasco, Morelos, Oaxaca y Quintana Roo. En total ha gobernado once estados.

En las elecciones de 2006 y 2012 el PRD consigue obtener votaciones históricas gracias a la popularidad de Andrés Manuel López Obrador, que tiene el empuje necesario para conseguir victorias en estados, alcaldías, regidurías, diputados locales, diputados federales y senadores. Una gran parte de la población considera que en la elección de 2006 hubo fraude electoral mas nunca se supo y nunca se sabrá en realidad.

Algo que ha dañado al partido del sol azteca ha sido su vida interna, sus corrientes o tribus que nunca se han logrado poner de acuerdo y esto empeoró en el momento que las reformas electorales le dieron demasiado dinero a los partidos para sostener su estructura, campañas y gasto ordinario, ya que de esa manera los partidos no necesitaron de los recursos de sus militantes, de sus cuotas de militantes para sobrevivir y para pagar las cuentas.

Con esa situación el PRD se convirtió en una carnicería ya que ahora no necesitaban tener la mayor cantidad de militantes para acceder a los cargos al interior del partido y a los cargos de elección popular, ahora solo necesitan solo tener el mayor número de consejeros municipales, estatales o nacionales para obtener cargos. El partido de la revolución democrática ha sido el más afectado de las reformas pues con el nacimiento de Morena una gran parte de militantes que ya no eran tomados en cuenta para las decisiones en el instituto político, vieron fácil el irse a otro partido a buscar luchar en otra trinchera.

Pero aquellos que creen que el PRD solo ha perdido militantes que se han ido a Morena están muy equivocados. La sangría de militantes ha sido tan profunda que muchos de ellos han ido a las filas de Movimiento Ciudadano, un partido que hace tan solo seis años era solo un partido parásito más, un partido de la chiquillada que solo buscaba subsistir. Hoy Movimiento Ciudadano tiene amplias posibilidades de ganar la gubernatura de Jalisco y de conseguir victorias importantes como ganar algunos distritos en Nuevo León lo que lo posicionaría en los dos estados más importantes después de la Ciudad de México.

Por lo tanto, el PRD se enfrenta a Morena que se ve con grandes posibilidades de ganar la presidencia y que le ha arrebatado al menos un 40% de la militancia o simpatizantes y también como lo dije, Movimiento Ciudadano que les ofrece a los que quieran participar en ese partido, el no tener necesidad de afiliarse ya que pueden tener una participación activa como simpatizante y participar en la vida interna.

El principal problema del PRD ha sido su constante alianza con el PAN con quien no solo tiene diferencias ideológicas sino doctrinarias que si bien no tienen nada de malo en ciertas circunstancias como el acabar con cacicazgos del PRI donde no ha habido alternancia o como en esta elección a la presidencia donde se busca un gobierno de coalición, el PRD se ha desdibujado, muchos militantes ven como en estados donde se ha ganado en esas alianzas, las iniciativas o propuestas de la izquierda, no son aplicadas sino todo lo contrario.

El perredismo gane o no la presidencia, obtenga o no una buena cantidad de diputados y senadores. Tiene que replantear su existencia, tiene, en pocas palabras, que refundarse. El PRD de hoy ya no es viable y está muy desgastado. De no hacer un profundo análisis y una profunda reforma quizá sobreviva al 2021 y al 2024 pero ¿Cómo quieren llegar? ¿Como un partido satélite, un partido sin militancia del tamaño del Partido del Trabajo o como un partido que se logró refundar y se volvió una verdadera alternativa a los otros partidos políticos actuales?