sábado 23 de marzo de 2019 | 03:37
Columnas

Capitalnomics. El misterio del capital

@jorgeteilus mié 31 ene 2018 21:07
La idea central del libro es que el motivo del atraso del tercer mundo es porque en sus sistemas legales no se definen adecuadamente los derechos de propiedad.
La idea central del libro es que el motivo del atraso del tercer mundo es porque en sus sistemas legales no se definen adecuadamente los derechos de propiedad.
Foto propiedad de: Internet

Hoy está de “moda” criticar el sistema capitalista pero a pesar de sus defectos ha tenido muchas virtudes y es el sistema de producción que se mantiene en buena parte del mundo aunque no en todos lados con los mismos resultados porque no se aplica por igual. En el libro El misterio del capital del economista Hernández de Soto, como el capitalismo ha triunfado en occidente y continúa fracasando en el resto del mundo. Es un documento que ordena y establece una serie de premisas, que no han permitido a los llamados países del tercer mundo superar carencias económicas, y establecer criterios políticos para gobernar en forma ordenada, prudente y con rumbo estos países.

La idea central del libro es que el motivo del atraso del tercer mundo es porque en sus sistemas legales no se definen adecuadamente los derechos de propiedad. Por tanto, sus activos no se convierten en capital, es decir, en instrumentos de crédito, con los cuales se puedan sostener los negocios.

Los países subdesarrollados enfrentamos un conflicto que ha frenado el desarrollo sustentado y constante. La seguridad en la tenencia de la tierra. Hernández de Soto nos dice que las casas de los pobres están construidas sobre lotes con derechos de propiedad inadecuadamente definidos, sus empresas no están constituidas con obligaciones claras y sus industrias se ocultan donde los financistas e inversionistas no pueden verlas. Sin derechos adecuadamente documentados, estas posesiones resultan activos fuera de los estrechos círculos sociales locales donde la gente se tiene confianza mutua, no sirven como garantía para un préstamo ni como participación en una inversión.

Aunque de Soto ha sostenido ser el iniciador del debate, la suya ha sido más bien una contribución de importancia innegable a esa discusión eterna que existe sobre la necesidad de confrontar el fenómeno de informalidad e ilegalidad con políticas de legalización de asentamientos informales y otras actividades económicas extralegales. Este debate ha estado a cargo de un número creciente de planificadores y legisladores desde la década de 1970, pero de Soto replanteó la discusión y hasta cierto punto ha contribuido a ampliar su alcance y sus objetivos.

En países como México, Perú, Filipinas, Rusia entre otros, más del 50 por ciento de las casas e inmuebles no tienen escrituras. El problema de la falta de escrituras o títulos de propiedad es que las personas que quieren comenzar algún negocio no pueden hipotecar su casa para obtener capital.

En El misterio del capital va más allá y declara que el derecho a la propiedad es, tal y como está explícito en el subtítulo del libro, la razón por la cual el capitalismo triunfa en el occidente y fracasa en el resto del mundo. El razonamiento de de Soto comprende tres partes principales:

La gente necesita sentirse segura de su estado de tenencia legal para poder invertir en mejoras a sus viviendas y negocios.

La seguridad de tenencia y el consecuente acceso al crédito vienen dados únicamente por la legalización de los asentamientos y negocios informales.

Para proceder con la legalización, hay que suministrar títulos individuales de dominio absoluto, con obligaciones claras y derechos aplicables. Así se permitirá el avance y la erradicación de la pobreza de los países del tercer mundo.

La verdadera contribución a la superación de la pobreza es facilitar los procedimientos y los costos para legalizar sus empresas y comercios, y así pagar sus impuestos y poder realizar transacciones con facturas legalizadas. China, el nuevo gigante industrial y comercial del mundo, ha sacado de la pobreza a más de 800 millones de sus habitantes desde que reconoció en 1997 el derecho a la propiedad y producción privada.

El mayor obstáculo contra la creación de riqueza en América Latina, como en cualquier parte del mundo, son los pésimos sistemas legales que los gobiernan porque no están definidos los derechos de propiedad con claridad. Falta mucho para que en América Latina se tenga un verdadero capitalismo.

 

*Investigador Asociado de la Fundación de Estudios Financieros – FUNDEF A.C.

Twitter: @jorgeteilus