viernes 20 de abril de 2018 | 07:27
Columnas

Los efectos de la posible salida del NAFTA

@rickypedraza vie 12 ene 2018 10:30
Trump dijo que sería “un poco flexible” con la inminente salida de Estados Unidos del TLCAN.
Trump dijo que sería “un poco flexible” con la inminente salida de Estados Unidos del TLCAN.
Foto propiedad de: Internet

 

Ayer jueves la compañía Fiat Chrysler Automobiles declaró que moverá la producción de los camiones y camionetas RAM que actualmente se fabrican en Saltillo. Esto lo hacen para adelantarse a una muy probable salida de los Estados Unidos del TLCAN. Con este movimiento disminuyen el riesgo que les puede traer dicha salida.

Bye bye camiones RAM

Si se termina el TLCAN, los fabricantes de autos y camiones tendrían que pagar hasta un 25% de impuestos de importación por los vehículos fabricados en México e importados hacia los Estados Unidos.

El movimiento de Fiat Chrysler crearía al menos 2 mil 500 nuevos trabajos en una nueva fábrica en Warren, Michigan, localidad cercana al centro neurálgico automotriz estadounidense, Detroit. Esta nueva planta tendría una inversión de mil millones de dólares.

Esto no significa que la planta de Saltillo va a desaparecer. Esta planta será actualizada para producir otro tipo de vehículos para los mercados globales. Fiat Chrysler sabe que México tiene muchos tratados de libre comercio con una buena cantidad de países, lo que sigue haciendo que México sea atractivo para fabricar automóviles.

Las amenazas de Trump

Las promesas de campaña de Donald Trump comienzan a convertirse en algo real. Pasar de una amenaza a un hecho concreto parece estar a la vuelta de la esquina. En una declaración de hace algunos días, Trump dijo que sería “un poco flexible” con la inminente salida de Estados Unidos del TLCAN. El presidente de los Estados Unidos considera complicado llevar a cabo negociaciones de tratados en pleno año electoral mexicano.

Crónica de una muerte anunciada

Canadá declaró vía algunos de sus funcionarios de manera anónima que están preparándose para la salida de los Estados Unidos del TLCAN a finales de este mes después de terminar la sexta ronda de negociaciones que se llevará en Montreal del 23 al 28 de enero.

De lado mexicano, el presidente Peña Nieto piensa que se puede lograr un acuerdo benéfico en el TLCAN. Aunque sus declaraciones no reflejen ese optimismo.  Cuando el presidente declara “Independientemente del resultado de las negociaciones comerciales, Canadá, Estados Unidos y México seguiremos siendo socios cercanos en virtud de la variedad y la magnitud de los lazos sociales que nos unen” solo parece anunciar que el fin está próximo.

La fuerza mediática de la salida del TLCAN

Anunciar la salida del TLCAN puede darle puntos en las encuestas de aceptación al presidente Trump y con esto modificar la tendencia de impopularidad que ha tenido en las últimas semanas.  Anunciar la salida del tratado puede desviar un poco la atención de las declaraciones donde llamó “shitholes” a países de África y Centroamérica.

De salir, ¿cuándo sería la salida?

Quedan dos rondas de negociación programadas, a fines de enero y en marzo. La elección en México es el 1 de julio del 2018. Si Trump es “un poco flexible” la decisión de la posible salida sería un poco después.

Después de anunciada la salida, quedan 6 meses para que se concrete. Siendo pesimistas nos queda todo el 2018 con TLCAN.

El congreso y la iniciativa privada de EEUU podrían detener la salida

La mayoría de los legisladores que apoyaron la reforma fiscal de Trump apoyan que Estados Unidos se mantenga en el TLCAN. El voto que le dieron a favor de la reforma puede ser moneda de cambio para que EEUU no salga del tratado. Además la mayoría de estos legisladores son del partido republicano.

El 2019 ya será año electoral en Estados Unidos y Trump necesita que el Partido Republicano esté de su lado.  También, los republicanos necesitan que las decisiones que tome Trump no afecten a la economía de EEUU.

Otro aliado del TLCAN es la iniciativa privada. El tratado es beneficioso para la iniciativa privada al pagar menos de lo que pagarían en Estados Unidos por la manufactura de un producto como los automóviles.Seguramente los contactos cercanos a Trump ya le hicieron llegar las implicaciones sobre una posible salida del TLCAN.

¿Qué pasará?

Las decisiones del presidente Trump son complicadas de predecir. Hoy en la mañana viendo el noticiero de Loret de Mola, un analista de las acciones de Trump comentó que es un presidente bizarro con decisiones impredecibles. Entonces en estos casos más vale ser historiador que profeta. En mi opinión, pienso que amagará con la salida para después tener una nueva negociación, pero eso es solo mi opinión. Dados los escenarios,  ¿cuál es su opinión?