domingo 21 de octubre de 2018 | 02:09
Columnas

NYT, gracias por corregir

@ruizjosejaime jue 11 ene 2018 08:23
Lorenzo Zambrano... su interés por su ciudad.
Lorenzo Zambrano... su interés por su ciudad.
Foto propiedad de: Internet

En un artículo anterior (“Corrigiendo al NYT”) apunté: “El gran impulsor de la recuperación de Monterrey y el protagonista clave para la creación de la policía llamada Fuerza Civil no fue José Antonio el Diablo Fernández, fue el extinto empresario de Cemex, Lorenzo Zambrano, quien a través de reuniones y posiciones públicas en Twitter demostró su interés por salvar la ciudad y que no cayera definitivamente ante los embates del crimen organizado, la lucha de cárteles y una ciudadanía atacada por secuestros, levantones, pago de piso, pérdida de patrimonio”.

También escribí: “El trabajo de The New York Times olvida a Zambrano, no es completamente fiel en la actuación de José Antonio Fernández en el anterior y actual gobierno, tampoco investiga las causas reales del deterioro de la inseguridad en Nuevo León. Cuando Lorenzo llamó a salvar Monterrey, unos empresarios se quedaron y otros se fueron de la ciudad. ¿Dónde residía entonces el empresario dueño de Reforma-El Norte, Alejandro Junco?”.

Algunos comentaristas de Nuevo León se sumaron a la aclaración. La columna “Redes de poder” de Reporte Índigo señaló: “En Nuevo León todos saben que quien se involucró de manera activa durante la crisis de inseguridad con Rodrigo Medina fue Lorenzo Zambrano, el difunto presidente de Cemex”.

También Ángel Quintanilla de Monitor Político: “Aquí le comentamos la nota que publicó The New York Times sobre la descomposición de la seguridad en Nuevo León, y que el diario estadounidense atribuye a que el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón destruyó lo que habían hecho los grandes empresarios durante el gobierno de Rodrigo Medina. Sobre esta nota ya hubo varias reacciones, entre otras clarificando quiénes fueron los principales actores empresariales, pues la noticia de marras no le dio crédito a Lorenzo Zambrano y sí al líder de Femsa, Antonio Fernández, conocido con el apodo de El Diablo…”.

The New York Times corrigió y eso lo consigna en su edición de hoy el periódico El Norte, hermano mayor de Reforma:

“Tras su reportaje del lunes, en el que aborda cómo se avanzó contra el crimen en tres ciudades de México haciendo a un lado al Gobierno, entre ellas Monterrey, el periódico The New York Times publicó ayer que la IP regia asumió con éxito el control de la Policía ante la corrupción en el sexenio de Rodrigo Medina.

“Y exhibe cómo, tras llegar Jaime Rodríguez a la Gubernatura, colapsaron los proyectos de seguridad. Bajo el encabezado La cultura empresarial de Monterrey y su papel en la seguridad pública de México, la columna The Interpreter describe las impresiones de los reporteros al visitar Monterrey, el año pasado para realizar el reportaje.

 

“(...) 'Para resolver el problema delictivo', añade, 'era necesario remediar la corrupción y, para lograrlo, era necesario componer el sistema público.

“A esa misma conclusión llegaron los principales empresarios de Monterrey.

“Citando a Jorge Tello, ex director de la agencia de inteligencia de México, el NYT señala el rol que tuvo el empresario Lorenzo Zambrano, fallecido en el 2014.

“'La primera reunión que recuerdo fue con el Gobernador en la oficina de Lorenzo', relata Tello, en referencia a Medina.

“El Gobernador nos dijo: 'Tienen que ayudarme. No puedo hacerlo solo', añade el texto.

“Fue una admisión tácita de la impotencia del Estado, agrega el reportaje del Times”.

Hasta aquí el NYT, hasta aquí El Norte. Una de cal por las que seguirán de arena.