martes 23 de enero de 2018 | 10:00
Columnas

El Alejandro Magno español

@cokemon mié 03 ene 2018 19:14
Inició el tiempo complementario y el Madrid seguía generando oportunidades.
Inició el tiempo complementario y el Madrid seguía generando oportunidades.
Foto propiedad de: Internet

Alejandro III de Macedonia, mejor conocido como “Alejandro Magno”, fue rey de Macedonia e hijo de Filipo II. Éste lo preparó para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando su formación intelectual a una de las mentes más brillantes de la Historia, Aristóteles.

En su reinado de trece años, cambió por completo la estructura política y cultural de la zona al conquistar el Imperio Aqueménida y dar inicio a una época de extraordinario intercambio cultural, en la que los griegos se expandieron por el Mediterráneo y oriente próximo.

En sus 32 años de vida, su imperio se extendió desde Grecia, hasta el valle del Indo por el Este y hasta Egipto por el Oeste, donde fundó la ciudad de Alejandría (hoy Egipto).

Más de 2,000 años después, en oriente próximo, cerca de aquellas tierras conquistadas alguna vez por “el Magno”, el Real Madrid ganó el Mundial de Clubes por sexta vez en su historia y se proclamó rey mundial del futbol a nivel de clubes.

Esta vez el equipo blanco extendió su territorio conquistado hasta los Emiratos Árabes en la ciudad de Abu Dabi. Este millonario emirato fue la nueva conquista del Madrid.

Si bien el actual formato del Mundial de Clubes solo es para generar más dinero a la FIFA, ya que es poco interesante y muy predecible, el equipo de Concha Espina salió por todas las canicas para ganar por una vez más este trofeo y ser el máximo ganador del mismo.

El rival fue el Gremio de Porto Alegre, equipo brasileño que se presentaba con buen cartel y buenos jugadores, pero que hombre por hombre no tiene nada que hacer frente al (Bi) campeón de Europa.

El Real Madrid inició el partido generando oportunidades. Tuvo el control total del primer tiempo, pero no pudo concretar para ponerse al frente en el marcador. El equipo español merecía ir ganando, pero el futbol no es de merecimientos, sino de hacer que el balón cruce la línea de gol en la portería contraria. El árbitro silbó el fin del primer tiempo y los equipos se iban al descanso con un par de roscas en el marcador.

Inició el tiempo complementario y el Madrid seguía generando oportunidades. Tuvo que ser el jugador de siempre, el que abre la lata para marcar el sendero de la victoria, el ganador del Balón de Oro 2017 cobró una falta fuera del área y la esférica pasó por en medio de la barrera terminando en el fondo de las redes del equipo americano.

El Madrid se ponía al frente del marcador y ya no perdería esa ventaja. El mismo Cristiano Rolando anotaría otro gol el cual fue anulado por fuera de juego de Benzema. El equipo albo dominó todo el partido, realmente nunca se sintió nervioso. El equipo amazónico nunca lo inquietó de manera preocupante. Varane estuvo en su verdadero nivel, Casemiro y Kroos dominaron la media cancha. Mención especial para el mejor jugador del torneo y uno de los mejores jugadores del mundo. El croata Luka Modric hizo y deshizo a su antojo, no solo la media cancha, sino el partido. El balcánico comandó la orquesta blanca a su querer y dominó todos los tiempos del partido.

Alejandro Magno es considerado un icono para los griegos. Su figura y legado han estado presentes en la historia y la cultura tanto de Occidente como de Oriente. Ha inspirado a grandes conquistadores de la Historia, desde Julio César hasta Napoleón.

Del mismo modo, el Real Madrid ha conquistado prácticamente toda Europa (Francia, Bélgica, Alemania, Escocia, Holanda, Portugal, Italia, Gales, Noruega, Macedonia) y parte del resto del mundo (Japón, Marruecos, Abu Dabi). Ha extendido su territorio que abarca desde la península ibérica hasta el país del Sol naciente. También su legado ha inspirado a varios clubes a querer igualar sus conquistas y a querer usurpar su trono.

Y como hace miles de años Alejandro Magno cabalgaba sobre el lomo de su caballo Bucéfalo conquistando el mundo, hoy el Real Madrid cabalga sobre el lomo de su entrenador Zinedine Zidane. El hombre que le ha dado un giro a este equipo y lo ha llevado a alturas que nadie se imaginaba cuando tomó las riendas del equipo.

Y así, poco a poco, año tras año, torneo tras torneo, el Madrid retoma su leyenda y engrandece su historia. Esa historia que parece que está encaprichada en que gané siempre el equipo blanco.

Dicen que la Historia la escriben los vencedores, pues de ser cierta esta frase, entonces al igual que Alejandro Magno, el Real Madrid está escribiendo la historia del deporte más famoso del mundo, el futbol.

¡¡¡Hala Madrid y nada más!!!

@cokemon6