sábado 16 de diciembre de 2017 | 03:04
Columnas

Parálisis política. $0.00 financiamiento público, 0 spots, sin cargo público

@ismjcpa lun 04 dic 2017 19:55
Doña Margarita, la única mujer en la contienda electoral buscando el cargo para presidente de la república, compite con por lo menos 15 suspirantes hombres.
Doña Margarita, la única mujer en la contienda electoral buscando el cargo para presidente de la república, compite con por lo menos 15 suspirantes hombres.
Foto propiedad de: Internet

   

 Si hay algo que es claro, es que los políticos para que sean políticos, tienen que estar mamando del erario público para serlo, sino la política no los merece, vemos que en el caso de los suspirantes a ser presidentes de México, todos están amarrados de la ubre.

 

El único que apenas la acaba de dejar fue Meade, pero se queda con todo el respaldo de su partido, precisamente por registrarse como precandidato del PRI; López Obrador tiene su Morena S.A. de C.V. donde sus únicos socios son sus hijos, y todos sus militantes son digamos que trabajadores de confianza, pero eso sí son de izquierda; Ricardo Anaya es una copia fiel del señor Peje, ahora el PAN es S.A de C.V; en el caso de El Bronco, quien está a punto de juntar las 867 mil firmas para poder ser candidato independiente, pues es gobernador de Nuevo León, toda una ingeniería burocrática a su servicio; en el caso de Ríos Piter tiene la plataforma del senado por lo menos para darse a conocer, así cada uno de los suspirantes tiene finanzas públicas de dónde agarrarse y de donde ser apoyados.

Así sucesivamente podemos ir nombrando uno por uno, en el caso de los panistas, dos son senadores y limitados a lo que les permita el patrón Ricardo Anaya, Solo Margarita Esther Zavala no tiene acceso al financiamiento público, dejo de tenerlo hace 5 años cuando concluyó su cargo honorífico de primera dama, ya que el cargo al parecer, por el hecho de ser mujer no amerita salario, aunque por mucho haya sobresalido a su antecesora, tampoco tuvo acceso a los spots publicitarios que otorgan las autoridades electorales a los partidos políticos, esos en su totalidad se los gastó  Ricardo Anaya en promover su imagen, 1.5 millones de spots, que se convirtieron en flor de un día, cuando salió el primer “periodicazo” de cómo gastaba miles de pesos en “efectivo”, para mantener alejada a su familia lejos de la chusma mexicana y cerca de la elite en Atlanta, se esfumaron.

Decía Don Manuel Gómez Morín y estoy escribiendo de pie, en su famosa frase “brega de eternidad”,  "Las ideas y los valores del alma, son nuestras únicas armas; no tenemos otras, pero tampoco las hay mejores” para mejor ejemplo, Margarita Zavala, la más panista de los ex panistas, ha logrado mover hasta el día de hoy a 301, 947 almas que le han otorgado su firma solo para lograr el derecho a ser candidata, habrá quien diga que todavía le faltan más de la mitad de las firmas, lo dicen los que son flor de un día, para los que son brega de eternidad, cada firma es un más cerca del segundo objetivo, el primero fue registrar sus aspiraciones a candidata independiente, 301 mil firmas en mes y medio son más que los afiliados que tiene el PAN, son 301 mil firmas de las 380 mil que logró López Obrador en tres años para ser partido político.

Doña Margarita, la única mujer en la contienda electoral buscando el cargo para presidente de la república, compite con por lo menos 15 suspirantes hombres, una gran cantidad de ellos eliminados de un dedazo, otros tantos en espera de ser eliminados de otro dedazo, pero hoy por hoy, Margarita Zavala ya tiene en la puerta para el 2019, el derecho a la formación de su organización política tal vez el PAN II. Para fundar un partido político el INE te exige la firma del 0.26% del padrón electoral, o sea una cuarta parte de lo que les exige a los candidatos independientes, Margarita logrará un millón de firmas según ella misma lo ha dicho: “Vamos por el millón de firmas”, 4 veces más de lo que se necesita para formar un partido político.

¿Por qué iría Margarita a buscar formar un partido político? No es que ella lo vaya a buscar es que cumple con las condiciones para serlo y como se ha visto hasta a ahora, competir de manera independiente es demasiada desventaja o tal vez cualquier suspirante a ser candidato a la presidencia de la república, no importando si es partidista o independiente, debería tener como requisito juntar las 867 mil firmas, sería una forma decente de limitar el dedazo, digamos las primarias en México.

El asunto es que Margarita es la única protagonista mujer en esta elección, después del argüende que hizo Ivonne Ortega terminó por doblar las manitas, la única protagonista mujer  sin recursos públicos, sin cargo público y sin spots publicitarios, algunos dicen que está en 16% en las encuestas, otros que apenas alcanza el 8%, el mínimo que te exige la ley para no perder el registro es que logres un 2% de votación,  Margarita supera por mucho lo que muchos partidos no pueden lograr, Margarita es brega de eternidad, estar en la lucha política durante más de 30 años, no es una eternidad pero ya es algo.

 

Don Julio, hablemos de Margarita.