viernes 15 de diciembre de 2017 | 04:05
Columnas

Videgaray-Meade (solo López-Dóriga ha visto la verdad), Osorio Chong (¿le fue tan mal?)

@FedericoArreola jue 23 nov 2017 06:54
A las 6:50 AM de este jueves, el 93% de los lectores de Reforma opinaba que a Meade le fue mejor que a Osorio Chong
A las 6:50 AM de este jueves, el 93% de los lectores de Reforma opinaba que a Meade le fue mejor que a Osorio Chong
Foto propiedad de: Internet


Alborotó a los opinadores el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray. Desde ayer, cuando en un mensaje frente a todos los diplomáticos extranjeros que operan en México, con una claridad que no dejó lugar a ninguna duda, elogió muchísimo a su amigo José Antonio Meade, secretario de Hacienda, y lo comparó con el fundador del PRI, Plutarco Elías Calles, porque solo Meade y el polémico personaje sonorense han ocupado cuatro secretarías de estado distintas.

La batahola entre los analistas políticos se incrementó cuando estos advirtieron que los elogios de Videgaray a Meade —interpretados como un predestape—, más o menos coincidieron con las duras críticas que otro presidenciable priista, Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, recibía en el Senado.

Veamos las reacciones en la prensa

1.- La columna Bajo Reserva de El Universal

La mejor columna del diario de Juan Francisco Ealy Ortiz esta vez no informó ni comprometió una opinión, sino que simplemente hizo una pregunta: “¿Hubo empate?”. Es decir, empate entre Osorio Chong —que se defendió correctamente ante los senadores— y el prácticamente predestapado Meade Kuribreña.

2.- Sondeo de Reforma

El periódico de Alejandro Junco de la Vega dejó en manos de sus lectores de internet la respuesta a la pregunta de El Universal: “¿A quién le fue mejor entre Meade y Osorio?”.

A las 6:50 AM de este jueves, el 93% de los lectores del sitio web de Reforma opinaba que a Meade le fue mejor que a Osorio Chong.

3.- Salvador García Soto, en El Universal

“El Maximato de Luis o ¿quién manda aquí? Nunca como esta vez Videgaray dejó claro quién toma las decisiones importantes. Si Peña nombra candidato a Meade, conformará que fue el ‘titiritero’ todo el sexenio”.

4.- Rafael Cardona con Pepe Cárdenas en Radio Fórmula

No lo escuché y no me consta, pero no lo dudo: me han dicho que anoche, en el programa informativo de Radio Fórmula conducido por José Cárdenas, el analista Rafael Cardona se lanzó durísimo contra Videgaray, entre otras razones por haber comparado a Plutarco Elías Calles, un estadista, fundador del PRI, con un técnico economista como Meade que ni siquiera es priista.

5.- Enrique Galván Ochoa, en La Jornada

“Ante el cuerpo diplomático extranjero acreditado en México, el canciller Luis Videgaray cubrió de elogios a José Antonio Meade, el secretario de Hacienda. Con el posible candidato presidencial del PRI presente, Videgaray, quien fue el favorito a principios de sexenio, hizo un inusual reconocimiento ‘a uno de los mexicanos más talentosos’… ¿Lo destapó o fue un cariñito porque no va a ser el destapado? En otro escenario, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, enfrentaba cuestionamientos sobre su presunta conexión con negocios privados, ante congresistas que lo ven con menos respeto a medida de que intuyen que no será el elegido”.

6.- Joaquín López-Dóriga, en Milenio

“¿Quitándole la capucha a Meade...? Mensaje que Peña Nieto tuvo que conocer de antemano y decisión que dará a conocer en cualquier momento a partir de hoy… Esta tarde el PRI publica su convocatoria para el registro de aspirantes a su candidatura presidencial, con un plazo de diez días que se cumplen el domingo 3 de diciembre, la gran asamblea y proclamación de candidato… Luego de cenar con todos los aspirantes el domingo… el presidente Peña tendrá conversaciones privadas uno a uno donde les dirá que no lo serán. La última con el candidato y su nominación vía los sectores priistas”.

7.- Pablo Hiriart, en El Financiero

Comentó más o menos lo mismo que López-Dóriga sobre la cena de los presidenciables priistas con EPN y dijo, además, que uno de los presidenciables que estaban en la reunión le confió que el presidente les aclaró que sí se divierte con la sucesión, pero hacia afuera, nunca con ellos.

8.- Julio Hernandez, en La Jornada

“No se midió Luis Videgaray, el virtual vicepresidente ejecutivo de México… Cual si fuera un destape adelantado, o forzado, Videgaray glorificó al secretario de apellido de origen irlandés que usualmente es pronunciado como Mid… En caso de que, conforme todos los signos políticos apuntan, sea Meade el beneficiado por Peña Nieto, corresponderá a éste la ingrata marca de ser el primero de los habitantes de Los Pinos cuyo dedazo hubiese sido previamente revelado, en un acto oficial, por alguien bajo su presunta subordinación... Otra visión, desde luego, podría ir en sentido inverso: ayer, el vicepresidente ejecutivo habría prodigado un emotivo homenaje de despedida de la candidatura presidencial para Meade, mencionado también para gobernar el Banco de México… En el Senado batallaba, mientras tanto, el principal contrincante interno de ese grupo tecnocrático encabezado por Videgaray. Secretario de Gobernación, a quien desde el inicio del actual sexenio le sumaron las responsabilidades de la seguridad pública y el combate al crimen organizado, Miguel Ángel Osorio Chong está en el lado oscuro del escenario peñista: el desbordamiento de la violencia criminal”.

9.- Enrique Quintana, en El Financiero

“Luis Videgaray es un político agudo y experimentado, y cuando ayer hizo el símil del secretario de Hacienda con Elías Calles, sabía cómo podrían interpretarse sus dichos. Si los conceptos hubieran sido expresados por un personaje distinto a Videgaray, hubieran tenido una significación diferente… Tampoco hubieran tenido el mismo significado los dichos de Videgaray si hubieran sido pronunciados en otro momento”.

10.- José Jaime Ruiz, en SDP Noticias

“El miércoles ha sido el día de Luis Videgaray y de José Antonio Meade. El miércoles ha sido el mal día de Miguel Ángel Osorio Chong al reclamarle en el Senado la corrupción y la inseguridad en este sexenio, pero también mal día para Aurelio Nuño y José Narro. Videgaray destapó a Meade, ¿se le adelantó al presidente Enrique Peña Nieto? ¿No cumplió con la liturgia?”.

11.- Martha Anaya, en El Heraldo de México

“La manera en que Videgaray presentó ayer a José Antonio Meade ante el cuerpo diplomático, tuvo todo el sabor a un ‘destape’. Si lo de ayer no fue ‘destape’ de parte de Luis Videgaray al presentar a José Antonio Meade ante el cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, que nos digan qué fue. Y que esto haya ocurrido precisamente mientras Miguel Ángel Osorio Chong era vapuleado en el Senado por la fallida política de seguridad…, pues coscorrón mayor (por decirlo suavemente)”.

12.- Rubén Cortés, en La Razón

“En la recta final de la designación del candidato presidencial del PRI, el canciller puso sobre la mesa su capital político y su influencia en el primer círculo del poder. No jugó con las palabras: su candidato es el secretario de Hacienda… Quizá Videgaray recordó a Plutarco Elías Calles sólo por las cuatro secretarías distintas en dos gobiernos diferentes. Pero fue Elías Calles quien cambió las reglas de la sucesión presidencial implantando el dedazo: un solo hombre decidiría, previa construcción de su sucesor, desde una baraja de cuatro o cinco personajes: un acto al que el presidente Peña denomina ‘una liturgia aceptada por los priistas’…”.

13.- Juan Bustillos, en Impacto

“La sucesión priísta es exclusiva de Peña Nieto. Lo único preocupante es que su candidatura termine siendo producto de un madruguete que tomó desprevenido al Presidente Peña Nieto y que al final éste lo acepte como una situación de hecho sólo porque ya el mundo sabe, por voz de Videgaray, que Meade es el mejor de los mexicanos“.

Joaquín en lo cierto

López-Dóriga es el único que pone el acento en lo verdaderamente importante: EPN supo y aprobó lo que hizo Videgaray. Punto. Así se le dio la gana que ocurriera al presidente Peña, y ya está.

La comparación con Calles

El sistema priista tal como operó durante décadas nació con un sonorense, Plutarco Elías Calles, y acabó o se transformó en algo distinto con otro sonorense, Luis Donaldo Colosio, esto es, con el magnicidio de Lomas Taurinas en marzo de 1994.

En efecto, Meade y Calles tienen en común haber ocupado cuatro secretarías de estado. ¿Y qué con eso?

Lo relevante, me parece, es que con el recuerdo de Calles el presidente Peña Nieto está enviando un mensaje a través de un funcionario leal, el más poderoso del gabinete y el único que renunció a buscar la candidatura presidencial, Luis Videgaray: el PRI debe reinventarse para tener futuro.

Y, por lo visto, el presidente y su colaborador más cercano han decidido reinventar al PRI haciendo candidato en una elección complicadísima a alguien no priista.

Y es que el PRI solo puede tener una mínima posibilidad de victoria en el 2018 si deja de ser lo que fue pero, al mismo tiempo, sin despreciar su pasado.

¿Por qué Videgaray puede hacer lo que hace?

Osorio Chong podría hacer lo mismo, desde luego, si hubiera renunciado a sus aspiraciones presidenciales. No lo hizo y, por lo tanto, su influencia en EPN es menor que la de alguien que, a pesar de tener todas las posibilidades de quedarse con la candidatura como Videgaray, se hizo a un lado.

¿Por qué Videgaray está con Meade?

Desde luego porque es su amigo. Pero no solo por eso. La principal razón del apoyo a Meade radica en que es el único que puede, entre todos los presidenciables priistas, competir con AMLO por la vía de quitarle numerosos votos al PAN.

¿Elogios a Meade?

Lo que dijo Videgaray de su amigo se escucha en todas partes, especialmente en círculos empresariales de todos los niveles. Ni hablar, Meade tiene prestigio.

¿Es ya Meade el candidato?

Todavía no. Lo será cuando Peña Nieto lo decida. Aún tienen posibilidades de vencer a Meade, el talentoso joven Aurelio Nuño, que cuenta con activos de sobra para ir a la vantira presidencial; el genial viejo José Narro, que en otras circunstancias sería invencible, y hasta Osorio Chong puede ser.

La última palabra la tiene EPN que, ni hablar, si decidió adelantar una poco el destape de Meade vía Videgaray, pues muy su decisión. ¿Quién le impedía actuar de esa manera?

Ya veremos el lunes 27 de noviembre si fue Meade o no fue Meade: To Meade or not to Meade. (Espero que el cabalístico 27 haga su magia y ya se resuelva este rompecabezas que a todos nos ha divertido, pero que ya prácticamente no tiene piezas sueltas).