jueves 14 de diciembre de 2017 | 04:29
Columnas

Parálisis política. Margarita Zavala vs Ricardo Anaya

@ismjcpa jue 23 nov 2017 18:50
Margarita nació en el PAN, Ricardo nació en el PRI
Margarita nació en el PAN, Ricardo nació en el PRI
Foto propiedad de: Internet

 

Anda circulando una nota de Proceso del 22 de noviembre de este año en la que señala que Ricardo Anaya hizo sus “pininos” en el frente juvenil revolucionario en la ciudad de Querétaro. Siempre he pensado que las coincidencias no existen, solo los hechos relacionados, dice un cuento de dos hombres en una cantina, uno le dice al otro: Usted es bombero y el otro sorprendido le dice, así es, ¿cómo se dio cuenta? Bueno es que su personalidad dice mucho, su cuerpo atlético, su rostro, su entereza, su mirada, su casco, sus botas, su uniforme y el camión que está parado en la entrada, así está Anaya, son tantos los señalamientos que se le hacen que es difícil no creerlos.

Mientras que Ricardo Anaya inició en el frente juvenil revolucionario, Margarita Zavala hizo sus “pininos” en Acción juvenil, precisamente cuando Felipe Calderón, su marido, estaba formando ese grupo, grupo que era utilizado en mayor cantidad de veces, no para ir a dar un discurso en la Cámara de Diputados o senadores o en el estrado del propio partido, cuando mucho en el concurso de oratoria que se organizaba a nivel nacional. Más bien era un grupo de choque a los ciudadanos, uno los enfrentaba con un bote solicitando colaboración para la campaña o para entregarles un volante de esos que se hacían en mimeógrafo, también era un grupo de “grafiteros” que en los muros del metro elevado o de cualquier barda que nos concesionaran pintábamos publicidad a favor del partido, o también hacíamos labor de acompañantes cuando Maquio nos convocaba ya sea a una marcha o a la huelga de hambre en el ángel de la independencia, así inició Margarita Zavala en Acción Nacional.

Pues los inicios de un Frentista de la juventud revolucionario no lo conozco, sé los resultados, de hecho todo mundo sabemos que los resultados son los priistas de hoy, son los gobernantes de hoy, son los jóvenes que Peña Nieto al principio de su mandato presumió, solo por mencionar a alguno a Duarte, el encalabozado. Claro que de Anaya, supongo que fue el mejor alumno, las formas de enriquecerse ilícitamente sin dejar huella, es magistral, la forma de endosarle la responsabilidad de hechos a los finados, aunque sean sus suegros es soberbia, la forma de empoderamiento del partido es excelsa, al estilo Madrazo pero más agresiva, ser todo un Pejesillo 2, vamos solo le falta invocar a los dioses para convertirse en Maomanaya.

En el caso de Margarita Zavala su trayectoria es su personalidad, ella desempeñó un papel sencillo como primera dama que le permitió ganarse muchos adeptos, independientemente de la carrera política que hubiese tenido antes de su cargo honorífico, pero eso no le quita lo distinguida, ni su antecesora ni su sucesora han alcanzado niveles de aceptación como los que alcanzó Margarita, simplemente por ser como ella es.

Su trabajo del día a día, recaudado las firmas solicitadas por el INE para poder ser candidata independiente continúa, qué tanto ha logrado, pues 200 mil firmas en poco más de un mes sin acceso a recursos públicos,  son más del 50% de las firmas que logró recabar López Obrador en 3 años, su trabajo como el de los viejos panistas, moviendo las almas, aunque ya no sea panista, pero es más panista que Ricardo Anaya.

En 33 años de panistas, ocupando cargos públicos o dentro de Acción Nacional, ni se le han encontrado bodegas ocultas como tampoco la adquisición de toallas de elevado precio, tampoco la han señalado como protagonistas de los moches o de desaparición de recursos del grupo parlamentario como a Ricardo Anaya, como tampoco ha tenido acceso a la televisión como Ricardo Anaya con 1.5 millones de spots pagados con el dinero del pueblo.

 

En asuntos electorales, Margarita fue forjadora como miles de panistas del camino democrático de la “brega de eternidad” como Don Manuel Gómez Morín escribió,  desde 1985 al año 2000 de cuando decían que el PRI no podía perder, Ricardo Anaya ya solo llegó a servirse con la cuchara grande, dice que ganó 7 elecciones para gobernador en el 2016, pero una sola que perdió en este año, representa el 75% de las 7 del año anterior, además quedando en un espantoso 4º lugar.

Margarita nació en el PAN, Ricardo nació en el PRI, ahora Margarita está fuera del PAN, Ricardo es presidente del PAN, Margarita sigue siendo más panista que Ricardo y Ricardo es el más priista de todos los panistas e incluso de muchos priistas.

 

Don Julio, hablemos de política.