sábado 16 de diciembre de 2017 | 02:58
Columnas

La otra cara de la moneda. ¿Qué está bien y qué está mal?

@Goldenpoisonivy jue 23 nov 2017 22:07
En este artículo no hay postura, la historia es ficticia, pero con estadísticas reales para la reflexión de usted, lector.
En este artículo no hay postura, la historia es ficticia, pero con estadísticas reales para la reflexión de usted, lector.
Foto propiedad de: Internet

Diana se embarazó a los 24 años. Su novio, Jaime, de 27, al enterarse que iba a ser papá, le dijo que contaría con todo su apoyo para que hicieran una familia juntos. Después de esas palabras, Diana empezó a llorar, y le dijo que ella aún no quería ser madre, que días antes había sido aceptada para hacer una maestría en Londres y que él sabía que ese era su sueño más grande, pues ganarse esa beca le había costado meses de estudio, preparación y sacrificios. Jaime, muy enojado, le dijo que cómo podía decir eso, que si no tenía sentimientos como para querer matar a un ser que era fruto del amor que ellos dos se tenían. Ella le contestó que, claro, que sería muy feliz de tenerlo si no fuera en este momento, “sé que fui una irresponsable al no cuidarme, pero también lo fuiste tú al no cuidarte cada vez que yo te decía que usaras preservativo”.

Después de esta noticia, la relación de Diana y Jaime se fracturó, sin embargo, la presión social de los padres de Diana, y las críticas tan fuertes de parte de la familia de Jaime, la hicieron desistir de la idea de abortar, por lo que meses después volvieron y ella ya no viajó a Londres.

El 19 de septiembre, Diana se encontraba en la Ciudad de México de visita con su tía, quien durante el desayuno  le estaba diciendo que sonarían en un rato más las alarmas sísmicas en aniversario del sismo ocurrido de 1985. Y así fue, lo que no se imaginaba Diana es que horas después volvería a temblar.

Cuantificar el número de abortos en el mundo es algo imposible, la mayoría se realizan de manera clandestina, las mujeres viajan de un estado a otro buscando la despenalización de éste para poder realizarlo sin consecuencias.

La despenalización del aborto, a diez años de que se aprobara en la Ciudad de México, el porcentaje y nivel educativo de las mujeres hasta el 20 de abril, se situó en 40 por ciento los practicados a mujeres con estudios de nivel medio superior, y la cifra de adolescentes de secundaria que recurrieron a esta práctica, es del 33 por ciento.

Reportes del Gobierno de la Ciudad de México sobre interrupción legal del embarazo:

 

El edificio donde estaba Diana y su tía, fue de los que no resistieron el sismo en la colonia Del Valle, quedando atrapada Diana bajo los escombros. Durante días su familia tuvo la esperanza de que los rescatistas la pudieran sacar con vida. Siete días después lograron sacarla, pero sin vida, a ella y al feto que tenía aproximadamente siete meses. Hoy en día, Jaime se pregunta qué habría sucedido si ella se hubiera ido a estudiar a Londres la maestría.

En este artículo no hay postura, la historia es ficticia, pero con estadísticas reales para la reflexión de usted, lector.

¿Qué es lo que está bien, y qué es lo que está mal, según usted?