domingo 17 de diciembre de 2017 | 07:26
Columnas

El Presidente Calles no era Calles

@AldoCampuzanoR jue 23 nov 2017 12:55
Su primer nombre era Francisco, su segundo nombre era Plutarco, su apellido paterno era Elías y su apellido materno era Campuzano.
Su primer nombre era Francisco, su segundo nombre era Plutarco, su apellido paterno era Elías y su apellido materno era Campuzano.
Foto propiedad de: Internet

 

Las declaraciones de Luis Videgaray hicieron que el nombre de Plutarco Elías Calles estuviera en los medios un par de días más después del 20 de noviembre, fecha en la que se recuerda a toda la clase revolucionaria.

Yo aprovecho el momento para escribir esta columna, aunque no es para hablar de los dichos del canciller mexicano. Este escrito es meramente una columna con información histórica sobre un aspecto poco difundido del fundador del Partido Nacional Revolucionario.

Cuando se habla de Calles se piensa que su nombre era Plutarco, que su segundo nombre era Elías, que su apellido paterno era Calles y su apellido materno lo desconocemos.

Pero ni Plutarco era su primer nombre, ni Elías su segundo nombre, ni Calles su apellido paterno.

 

Su primer nombre era Francisco, su segundo nombre era Plutarco, su apellido paterno era Elías y su apellido materno era Campuzano.

¿Cómo es esto?

Si ahora tenemos dudas sobre su identidad, éstas no son exclusivas de nosotros. Él mismo cuando joven tenía dudas sobre su identidad, mismas que plasma en un poema escrito por él llamado “Duda.

Incluso, cuando se le preguntaba a qué familia pertenecía su respuesta era tajante: “a la mía”; de esto da testimonio Adolfo de la Huerta en sus memorias.

Pero veamos detalladamente los hechos.

La familia Elías

Era hijo de Plutarco Elías Lucero, quien tuviera una carrera política en Sonora al ser diputado local por el distrito de Ures y prefecto de Guaymas. El padre de Plutarco Elías Lucero era José Juan Elías Pérez, un militar liberal que luchó contra el Imperio de Maximiliano. El origen de esta familia en México se atribuye a la migración de judíos sefardíes en el siglo XVIII.

El padre del Presidente Calles tuvo una vida personal errática. En Ures formó una familia con una profesora de apellido Malvido con quien procreó dos hijos y después los abandonó para irse a Guaymas.

En Guaymas hace familia con María de Jesús Campuzano Noriega y con quien tiene dos hijos, uno de ellos sería Presidente de la Nación. A esta familia también la abandonó.

La familia Campuzano

La familia Campuzano Noriega tenía un hijo y seis hijas dos de ellas eran María Jesús (mamá de Plutarco) y María Josefa. Las dos hermanas se casaron con dos hombres que también eran hermanos: los Calles Araujo.

María de Jesús Campuzano se casó con Francisco Calles y María Josefa se casó con Juan Bautista Calles.

El señor Francisco Calles muere y deja viuda con dos hijos a María de Jesús, después ella hace familia con Plutarco Elías Lucero y tiene dos hijos más, Elías Lucero los abandona.

 

María de Jesús Campuzano muere cuando Plutarco Elías Campuzano tenía apenas tres años. La hermana de ella, María Josefa y su esposo Juan Calles se hacen cargo de los hijos de María de Jesús.

El apellido Calles

Plutarco hijo, con rencor hacia su padre por haberlos abandonado, se quita el apellido Elías y en agradecimiento a sus tíos maternos (María Josefa Campuzano y Juan Calles) se coloca el apellido Calles como propio.

Para entonces era conocido con el nombre de Plutarco (quizá no le gustaba el Francisco y por eso no lo utilizó) y con apellidos Calles Campuzano.

Años después, Plutarco tiene un reencuentro con su padre y lo perdona. Ahí es cuando de nuevo cuenta aparece el apellido Elías.

Para algunos lo usa como segundo nombre y deja como único apellido el Calles, para otros lo usa para conformar un solo apellido: Elías Calles.

El caso es que, aquí es cuando toma forma el nombre con el que pasaría a la historia Francisco Plutarco Elías Campuzano: Plutarco Elías Calles.