viernes 15 de diciembre de 2017 | 04:07
Columnas

¿Queremos desconectarnos del mundo en pleno siglo XXI? Votemos por Morena

@ElMarquesMx mar 21 nov 2017 20:47
Morena busca regresar al país precisamente al estado prehistórico de los años 60s
Morena busca regresar al país precisamente al estado prehistórico de los años 60s
Foto propiedad de: Internet

México a pesar de tener pésimos gobiernos desde 1962 (No podemos negar que el PRM, PNR y PRI en algo contribuyeron al país) fue durante décadas el país más avanzado en toda América Latina en una gran variedad de sentidos. Brasil ha sustituido a México sin duda, aunque a nivel internacional nuestra voz y posicionamiento tiene más peso que los verde amárela.

Desde los primeros años del siglo XX hasta mediados de los 60s funcionó el que México viviera en una especie de cápsula que nos mantuvo por mucho tiempo excluidos de los avances en todo el mundo. Pocos artículos eran importados de otros países y existía un superávit debido a que se exportaba más que lo importado. El ir a EU y traer unos Levi´s o wranglers era como traficar droga y lo mismo sucedía con aparatos electrónicos, ropa, tenis nike, perfumes, electrodomésticos y hasta productos como cremas, maquillaje, entre otros.

No hace falta hacer una gran investigación para verificar lo que acabo de decir, tan solo pregunten a una persona de más de 45 años, a sus padres, tíos o abuelos. Aquí solo podías comprar productos hechos en México que eran de baja calidad y era tan baja que aun hoy hay personas que ve “hecho en México” y le saca la vuelta. Lavadoras, refrigeradores, estufas, calzado, herramientas, ropa, material para la construcción, vehículos, útiles escolares, pintura, televisiones, videocaseteras, equipo de audio y video, etc.

El país no solo tenía empresas enormes como televisoras, aerolíneas, PEMEX, ferrocarriles, entre otros. Sino que también contaba con supermercados, farmacias, abarrotes, tortillerías, zapaterías, mueblerías, talleres, refaccionarias, farmacias, restaurantes y muchos otros negocios que eran un verdadero estorbo para el gobierno. Tan solo imaginen la cantidad de burócratas que el papá gobierno tenía que mantener. ¿México y principalmente su gobierno tenían mayores recursos debido a que contaba con cientos de miles de empresas en todo el país? La respuesta es NO. ¿Por qué? Por ser empresas ineficientes, donde una buena parte de las pocas ganancias se iban a los bolsillos de muchos políticos y aviadores.

En México se controlaban los precios de los productos lo que beneficiaba o afectaba al productor, intermediario, vendedor y cliente final. Si se le daba la gana al gobierno solo bastaba decretar que tales productos a partir de tal fecha tendrían X valor sin importar si valía más o menos. Lo mismo pasaba con el dólar donde el mercado internacional no fijaba su precio, sino que era el mismo gobierno el que fijaba el valor del peso y eso provocaba inflación, devaluaciones debido a que se vivía en una simulación y no en una realidad.

El camino no es el neoliberalismo y tampoco es el estatismo. No es blanco y negro, no es derecha o izquierda. Hoy por hoy aquel que quiera aislarse del mundo prácticamente deja de existir y para ello están de ejemplos países como Corea del Norte, Venezuela, Somalia, Congo, Angola y una gran parte de los países ex miembros de la URSS. ¿Qué tienen en común? Que están en quiebra o están en guerra, violentando los derechos humanos de sus ciudadanos, en hambruna y gobernados con puño de hierro.

Los mexicanos no podemos permitir que exista la mínima posibilidad de dar pasos atrás en derechos por los que hemos luchado y por los que han muertos miles de personas como es la libertad personal, de expresión, de votar y también la democracia, la equidad de género, el poder viajar a cualquier parte de México y el mundo. Podemos importar y exportar casi con cualquier país del mundo debido a los tratados de libre comercio que tiene nuestro país.

Necesitamos un gobierno liberal con sentido de justicia social que, en lugar de buscar la igualdad, busque la equidad. Las mismas oportunidades de llegar hasta donde la persona quiera llegar, en pocas palabras es ofrecer las herramientas disponibles a cada individuo para utilizarlas y usarlas de palanca para forjar su futuro. No podemos exigir igualdad en un mundo de diferentes. Esto ha provocado que los profesionistas titulados perciban un sueldo solo un poco mayor al de uno que solo tiene bachillerato ¿Por qué? Porque se obliga a las instituciones educativas el sacar a como dé lugar legiones de egresados aun cuando algunos necesiten un “empujoncito”. Esto devalúa a las instituciones educativas, las profesiones y se vuelve en un círculo vicioso.

Morena busca regresar al país precisamente al estado prehistórico de los años 60s donde el gobierno paternalista aprovechaba la pobreza, el discurso a favor de los más necesitados para perpetuarse en el poder aun sabiendo que la pobreza nunca va a dejar de existir y que lo único que se puede hacer es que el ser pobre no signifique vivir en la miseria. En pocas palabras es que el ser pobre en nuestro país no implique vivir en la miseria, en la indigencia y en total abandono por parte de las instituciones. Aquel que prometa erradicarla no merece el voto de los ciudadanos porque está vendiendo utopías.