viernes 15 de diciembre de 2017 | 04:11
Columnas

Hallazgos y sorpresas: las encuestas de Mural

@carlosanguianoz vie 17 nov 2017 14:20
Enrique Alfaro es el único aspirante que la ciudadanía identifica plenamente ya como candidato a Gobernador.
Enrique Alfaro es el único aspirante que la ciudadanía identifica plenamente ya como candidato a Gobernador.
Foto propiedad de: Internet

 

Mural, seria empresa periodística, filial local en Guadalajara del prestigiado diario Reforma, se ha caracterizado por realizar y difundir estudios de opinión pública acordes a la agenda política federal y estatal, así como a medir niveles de aceptación de los gobiernos federal, del estado y de sus  principales municipios.

El día de ayer, precisamente publicó una encuesta que es consecutiva de la que realizan periódicamente, para  medir las expectativas, niveles de conocimiento e intenciones del voto de cara a los procesos electorales que desembocarán en la elección de gobernador de Jalisco, concurrentes con la elección presidencial de julio de 2018.

La lectura y análisis crítico de dicha encuesta, arroja hallazgos interesantes de discutir: ante lo obvio, que es que el registro de este momento electoral favorece a Enrique Alfaro Ramírez (Movimiento Ciudadano) en las preferencias, lo cual ha sido repetitivo en las mediciones del mismo diario y otras variadas casas encuestadoras aproximadamente desde la segunda mitad de 2014, cuestión que no causa sorpresa, pero lo que sí llama la atención es que al parecer se encuentra en un momento de descontento, de inconformidad entre la ciudadanía que le ha provocado una sensible caída en las preferencias, menguando su dominio de la parte alta de las intenciones del voto, por encima de todos los demás competidores, pero perdiendo la batalla contra el mismo, en relación a anteriores mediciones que lo registraban con mayor empaque, fortaleza y popularidad.

 

Resalta el hecho también, de que el partido del presidente municipal de Guadalajara al que hacemos referencia, Movimiento Ciudadano, no le aporte gran prestigio, adeptos ni fortaleza a la aspiración alfarista, pues más bien se ha convertido en un vagón que jala Alfaro sin aportar gran cosa a la causa, sino que vive a expensas del tirón del personaje.

Cabe mencionar que Enrique Alfaro es el único aspirante que la ciudadanía identifica plenamente ya como candidato a Gobernador. Los demás partidos políticos aún barajan alternativas y nombres, y las mediciones no resultan tan objetivas, pues la fragmentación de los apoyos, simpatías y adeptos, resulta engañosa y poco fiel a la suma de las partes y las restas que implicaría la conjunción de actores detrás de un solo candidato en cada partido.

Así pues, los registros de las mediciones de los aspirantes priistas, arrojan datos interesantes de referir. En primer lugar, para quienes creían que el PRI dependía de un solo hombre y solo tenía una opción, el Senador Arturo Zamora, fuerte y vigente actor priista jalisciense, las mediciones de varios de los miembros del gabinete del gobierno del estado encabezados por Francisco Ayón, Eduardo Almaguer y Roberto López así como la de su presidente estatal Héctor Pizano, abren el juego y diversifican las apuestas.

El PAN pasa por un mal momento electoral en la entidad y pese a tener dos activos entre los medidos, José María “Chema” Martínez y Miguel Ángel Martínez Espinoza perfilándose, su postulación debe esperar en principio al desenlace del frente que intentan armar su partido y otras fuerzas nacionales, aunque esa fórmula en Jalisco parece complicadísima de bien lograr.

Cabe resaltar que pese a lo tradicionalista y conservadora que ha sido la sociedad jalisciense, hoy el desencanto político y las nuevas tendencias impactaron sus expectativas y dan un esbozo de oportunidad para que los candidatos independientes entren al juego, en condiciones inequitativas de competencia contra los partidos, pero asomando una luz que puede ir significando algo: el principal aspirante a candidato a Gobernador por la vía independiente, Salvador Cosío Gaona, sorprendió registrando un 7% en la intención del voto, sin partido político ayudándolo, sin tener cargo en el gobierno, sin estar en campaña, sin tener estructura de distribución de apoyos sociales, como otros de los aspirantes. Ese 7% que parece poco, lo mete en la media tabla de los favoritos, pero es suficiente para tener más como independiente y solo que lo que juntan el PT, PES, Nueva Alianza PVEM y la mita del PRD JUNTOS. Este simple dato se convierte en uno de los hallazgos más gruesos de toda la encuesta en cuestión.

Los actores que se vislumbran por los partidos de izquierda, son Carlos Lomelí por Morena, que pese a acumular varias campañas hilvanadas en consecutivo hacia atrás, no despunta ni descolla, y destaca el dato de que el Rector General de la máxima casa de estudios de Jalisco, la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, acumularían 7% y 5% respectivamente si el día de la realización de la encuesta hubieran sido votados.

En otra encuesta publicada por el mismo medio de comunicación el día de hoy, destaca el hallazgo relevante de que Pedro Kumamoto, aspirante a Senador independiente por Jalisco, lleva la delantera, lo que desmorona aún más el argumento del voto duro, de la solidez de los partidos y refuerza el ánimo por dar oportunidad a los sin partido para disputar en las urnas con los partidos el acceso al poder.

Así las cosas, habrá que hacer hincapié en que el juego aún no comienza, que falta mucho por suceder, que el poder desgasta y que la sociedad permanece insatisfecha por los resultados de sus gobernantes. Los números pueden cambiar y la carrera tendrá sorpresas. Aún no hay nada para nadie.  

 

 

Por Carlos Anguiano Zamudio

www.inteligenciapolitica.org

@carlosanguianoz en Twitter