domingo 19 de noviembre de 2017 | 06:22
Columnas

Kate- Penn "el anzuelo"

@dect1608 lun 23 oct 2017 08:23
En realidad la serie servirá primero que nada para que los mexicanos sigan creyendo en la víctima,
En realidad la serie servirá primero que nada para que los mexicanos sigan creyendo en la víctima,
Foto propiedad de: Internet

El siguiente texto está basado en la serie "El día que conocí al Chapo" de la actriz mexicana Kate del Castillo Negrete- Trillo, que comenzó a transmitirse vía Netflix. Los puntos de vista y opiniones expresados en esta columna que tengan parecido con la realidad es mera coincidencia.

Sin duda lo que les presento a continuación será validado sobre todo por los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, quienes no se cansan de vociferar que Calderón y Peña Nieto, tenían pactada la elección federal para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) volviera a la presidencia, utilizando a Josefina Vázquez Mota para dejar en segundo puesto al ahora líder de MORENA.

Basado en el dicho de que la mafia del poder, puso a Enrique Peña Nieto en la presidencia de México, la captura y extradición de don Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, se comenzó a fraguar desde enero de 2012 cuando la ex de Televisa, publicó vía Twitter su inclinación y admiración a "El Chapo". Kate- Penn, lanzó entonces el anzuelo, y el pez narco/mediático más grande y poderoso del mundo lo mordió cuatro años después, un 2 de octubre de 2015, fecha que no se olvida y en la que según la serie, se reunieron los trabajadores de la pantalla con el más grande de la historia.

Sin que los mexicanos nos hayamos percatado, el nombre y la persona de Don Archivaldo, ha venido acompañando a Enrique Peña Nieto durante todo su mandato como un actor mediático ya sea a favor o en "contra" del presidente mexicano.

En 2012 Kate le dedicó el Twitter y Peña -según AMLO, la mafia del poder- ya era el presidente elegido, por lo que en diciembre de 2012 que asumió la gobernanza aseveró que iba por la oportunidad histórica para proyectar y proyectarse, "Transformar a México implica mover todo lo que se tenga que mover: la gente, la mentalidad, las ins-ti-tu-cio-nes", replicó Enrique Peña Nieto, en su primer mensaje a la nación.

En 2013 Forbes posicionó a Guzman Loera junto con Enrique Peña Nieto y Carlos Slim, como los mexicanos más poderosos e influyentes. A diferencia de Peña y Guzmán, es que Slim Helú es patrón y su dinero lícito, además fue el latinoamericano más poderoso de aquel año.

Para el 2014 exactamente un 22 de febrero el presidente Enrique Peña Nieto, informó la captura del capo mexicano más poderoso que antes habían dejado escapar los del Partido Acción Nacional.

Pero 17 meses después en julio de 2015, mientras Enrique Peña Nieto y el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, no estaban en México, Joaquín Archivaldo, se escapó de El Altiplano; para algunos una burla, otros la traición al presidente o quizás una estratégica jugada de pizarrón. El Chapo, se había ido.

Para el cuarto año del peñismo ya con Donald Trump como presidente electo de los Estados Unidos, se dio la "misión cumplida" de Peña Nieto que fue la recaptura del mismo Joaquín Guzmán Loera, durante enero de 2016 y la fugaz extradición al vecino país del norte.

El 2017 está por terminar y la política nacional tiene todas las propuestas presidenciables en la misma mesa, pero vienen de partidos distintos y aún no se define a la luz pública quién y quienes serán los candidatos. Entonces mientras llegan las decisiones finales como por arte de magia Netflix lanza la serie "El día que conocí al Chapo" en la que se quiere liberar de toda culpa a la guapa mexicana y victimizarla para que nadie crea que ella sirvió de anzuelo para capturar y finamente extraditar a  Guzmán.

Hoy según la serie y la versión de la actriz, ella está siendo perseguida por el Gobierno de México, no así por el de los Estados Unidos, aun y cuando El Chapo, se convirtió en el principal extranjero a seguir tras la muerte de Osama Bin Laden; el mexicano llegó a ser considerado por los güeros como un hombre "implacable y determinado" Forbes, también participó en aquella lista de los nuevos 10 más buscados por EUA.

En realidad la serie servirá primero que nada para que los mexicanos sigan creyendo en la víctima, pero sin darse cuenta que en cada minuto que le dediquen a la transmisión de esta producción o documental Enrique Peña Nieto les estará recordando que fue él y su Gabinete de Seguridad Nacional quien hizo historia entregando al más grande de toda la historia del narco en el mundo, el hombre de La Tuna, Badiraguato: Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

Con respecto a las declaraciones y expresiones corporales de la actriz, acá por mi pueblo hay algo que le llaman "pelometro" que no es otra cosa que cuando la piel y tú cuerpo se estremece al recordar o compartir algún acontecimiento por demás impactante y la actriz que es muy buena en su profesión no compartió un solo instante de cómo se alteró su "pelometro" pero eso sí, encontramos un buen momento de llanto y frustración.

Se las dejo de tarea y tome esto como una historia de ciencia ficción. [email protected]