jueves 19 de octubre de 2017 | 09:42
Columnas

Querida Aristegui: no avergüences a Slim, hombre generoso; ojalá ya no grillemos al Teletón

@FedericoArreola jue 12 oct 2017 08:56
 “La caridad es la justicia”. Y, desde luego, no debe usarse para mejorar prestigios de poderosos, menos aún para enfrentarlos a otros que donan menos
“La caridad es la justicia”. Y, desde luego, no debe usarse para mejorar prestigios de poderosos, menos aún para enfrentarlos a otros que donan menos
Foto propiedad de: internet


 

Señora Carmen Aristegui:

Javier Tejado Dondé publicó el pasado 10 de octubre un artículo en El Universal que, querida Carmen, no sé si leíste. Es muy interesante, debes leerlo.

El señor Tejado en su escrito “#EstamosUnidosMexicanos prueba lo desunidos que estamos” cuestionó un exitoso concierto organizado por OCESA en el Zócalo y transmitido en vivo en redes sociales y, con elevado rating –lo vieron 2.3 millones de personas por TV–, en el Canal 5 de Televisa.

¿Qué le molestó a Tejado Dondé del concierto? En resumidas cuentas, que solo sirvió para “inspirar ayuda”, pero en el que nadie recaudó ni un solo peso para los damnificados mexicanos por los sismos. 

¡Ni un jodido peso, Carmen! Vaya desperdicio.

√ No se cobró la entrada. Si se hubiera cobrado se habría juntado mucho dinero que, sin duda, la gente habría pagado con gusto y hasta con orgullo.

√ No se dio a conocer ningún número telefónico para donativos.

√ No hubo patrocinadores que, desde luego, habrían aportado bastantes recursos monetarios.

Difamar otros esfuerzos

¿Por qué no se hizo así, Carmen? Tejado responde: “Nadie se anima a hacer estas cosas por el enorme riesgo que conlleva pedir y administrar recursos provenientes de la sociedad. Ahí está el caso del Teletón que cada año es difamado con mentiras y el costo solo lo pagan los niños con discapacidad”.

Tejado compara en su escrito el concierto “para inspirar” del Zócalo ante decenas de miles de personas que lo vieron gratuitamente, con un evento similar que hace poco se celebró en Estados Unidos para recaudar fondos para los damnificados por los huracanes. En este último, te cuento, Carmen:

√ Hubo patrocinadores.

√ Hubo número telefónico para donar con tarjeta de crédito o débito y mediante el SMS

¿El resultado del concierto en Estados Unidos? Recaudó 55 millones de dólares, más o menos mil millones de pesos.

Caridad politizada

El problema, Carmen querida, es que en México todo lo politizamos, hasta la caridad, que es un deber, como dijo la escritora y activista Concepción Arenal: “No es ya solamente un precepto religioso, es una verdad filosófica, un axioma moral”.

Y, desde luego, no importa la forma en que se ejerza la caridad o la filantropía o como cada quien guste llamarle. Menos aún importan los montos. Cito de nuevo a Arenal:

“Con motivo de un grave mal que remediar, o de un gran bien que hacer, convocad hombres de todas clases y opiniones, un demócrata y un absolutista, un millonario y un artesano, un ateo y un creyente; la forma de sus razonamientos variará mucho, los medios que propongan para alcanzar el fin propuesto serán también diferentes, pero todo lo que digan todos partirá de esta verdad y volverá a ella. La caridad es un deber”.

No grillar con la caridad

Arenal dijo mucho más sobre el tema, apreciada señora Aristegui: “La caridad es la justicia”. Y, desde luego, no debe usarse para mejorar prestigios de poderosos, menos aún para enfrentarlos a otros que donan menos.

Leí en tu sitio de internet, Carmen, una nota que pretende hacer ver a Carlos Slim como el hombre más generoso de México: “Fideicomiso alentado por EPN junta 15 veces menos dinero que Slim para reconstrucción”.

Es cierto lo que dice tu sitio noticioso:

√ “La fundación Carso reunió 2 mil 373 millones de pesos con sus donantes y la mecánica del 5 x 1 para apoyar a damnificados por el sismo”.

√ “En tanto, el Fideicomiso privado Fuerza México lleva recaudados 155 millones de pesos, incluyendo las donaciones en dólares, según la página de transparencia del fideicomiso”.

√ “Esto significa que el grupo de Slim logró juntar casi 15 veces más dinero que los empresarios respaldados por el gobierno federal donde participan el Consejo Coordinador Empresarial, la Concamin, el Consejo Mexicano de Negocios, la Asociación de Bancos de México y la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, entre otros”.

√ “El empresario Carlos Slim Helú informó que recibieron donativos por 395 millones de pesos y mediante la dinámica de su fundación para multiplicar por cinco los recursos, les tocó aportar mil 978 millones, lo que da una bolsa total de 2 mil 373 millones de pesos”.

No avergonzar a Slim

Qué bueno que el ingeniero Slim aporte tanto dinero. Pero, Carmen, no valía la pena avergonzar a un hombre generoso comparando sus donaciones con las de otros. Y eso fue lo que hiciste en tu excelente portal informativo.

Las personas caritativas son humildes. No les gusta presumir lo que hacen. Slim anunció lo que hizo, no por presunción ni para demostrar superioridad ante nadie, sino simplemente para darle credibilidad a sus aportaciones.

Los 50 mil pesos de El Deforma

Cada quien aporta lo que quiere o puede. El diario digital El Deforma, poco antes de que se sumara a SDP Noticias, aportó 50 mil pesos para ayudar en las primeras tareas de rescate y nos convocó a hacer lo mismo. Así lo hicimos: 50 mil pesos dimos que, evidentemente son muy poca cosa, pero que entregamos con gusto.

La idea de El Deforma era hacer una especie de cadena de diarios digitales poniendo cada uno 50 mil pesos. Invitamos a Aristegui Noticias a apoyar de esa manera, pero no nos hiciste caso, Carmen. Ahí se rompió la cadena.

Seguramente, Carmen, has entregado ayuda por otras vías, qué bueno: si la caridad es un deber, dijo Arenal, la forma de ejercerla es un derecho.

En fin, querida Carmen, ojalá ya dejemos de politizar estas cosas. No vale la pena enredar esfuerzos ciudadanos tan importantes para la justicia social.

Urge otro concierto o un Teletón o lo que sea

Y bueno, espero que en cuanto se celebre de nuevo –ojalá muy pronto, urge la ayuda– un evento filantrópico que también apoya Carlos Slim, en el que por cierto juega un papel central Emilio Azcárraga, me refiero al Teletón, este no sea saboteado por las críticas que año con años le hacemos.

Durante unos 20 años el Teletón ha convocado a la gente a apoyar discapacitados y, ni hablar, sobre todo los periodistas críticos, pero también los no críticos, ¡casi todos!, durante cada evento Teletón nos lanzamos a intentar destruirlo. ¿Por qué?

Carmen, evidentemente no hemos destrozado al Teletón porque nos moleste que se ayude a niños con graves problemas de salud. Lo que nos molesta es otra cosa: que los mecanismos de recaudación los coordinen empresarios poderosos. El anticapitalismo se confunde en los medios con objetividad periodística, y eso es muy malo.

Hoy a Slim el periodismo crítico lo elogia porque, lamentablemente para este empresario, dadas las circunstancias puede usársele para golpear a políticos que nos caen gordos: “Fideicomiso alentado por EPN junta 15 veces menos dinero que Slim para reconstrucción”.

Así no, querida Carmen. 

Ayudemos y ya, que cada quien lo haga como quiera y pueda, pero sin comparaciones grillas que abaratan el análisis y le quitan grandeza a la generosidad del que aporta.

Y bueno, ojalá se realice pronto otro concierto, inclusive un Teletón de pocas horas de duración, para “inspirar” sin duda, pero también –y sobre todo– para recaudar dinero para la reconstrucción.

Si eso se hace, estimada señora Aristegui, ojalá por esta sola vez no salgamos con nuestras tradicionales tonterías acerca de un evento que se ha sostenido gracias a la generosidad de millones que dan pocos pesos, a los que acompañan algunos con posibilidades de entregar más recursos.