lunes 18 de diciembre de 2017 | 12:22
Columnas

Contra @Claudiashein los listos @PabloHiriart y @hdemauleon y el bobo @SGarciaSoto

@FedericoArreola jue 12 oct 2017 06:59
Shainbaum ha actuado, pues, con absoluta responsabilidad. Que no lo vea un columnista bobo como García Soto, se comprende: no tiene capacidad analítica. Que se nieguen a percibirlo columnistas brillantes, como Hiriart y De Mauleón, es muy triste
Shainbaum ha actuado, pues, con absoluta responsabilidad. Que no lo vea un columnista bobo como García Soto, se comprende: no tiene capacidad analítica. Que se nieguen a percibirlo columnistas brillantes, como Hiriart y De Mauleón, es muy triste
Foto propiedad de: internet

 

Ayer miércoles Pablo Hiriart, un columnista inteligente pero lamentablemente especializado en golpear a AMLO y Morena, se lanzó en El Financiero muy duro contra la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, que ya ha sido elegida por las estructuras de ese partido como su candidata a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

“Sheinbaum mintió en el caso Rébsamen”, era el título del artículo de Hiriart, que acusó a la militante de Morena de haber ocultado “información tras el derrumbe de la escuela Enrique Rébsamen, que la compromete directamente en un acto de negligencia al no haber cerrado ese plantel educativo, como era su obligación”. 

Hoy jueves, Hiriart volvió a la carga en su columna “La impunidad de Morena”, en la que dice que “murieron 19 niños y siete adultos en el derrumbe de un colegio que tenía 23 irregularidades en protección civil” y que pudo seguir operando “pese a las peligrosas anomalías que anunciaban un colapso fatal” gracias a la “benevolencia” de la delegación Tlalpan”, es decir, de Claudia Sheinbaum que, según el colaborador y directivo de El Financiero, “debería, por lo menos, ser depuesta e inhabilitada”. 

Las calumnias contra Sheinbaum también las difundió otro columnista inteligente que pierde la serenidad y la objetividad cuando trata temas relacionados con Morena y AMLO, el señor Héctor de Mauleón.

En El Universal, hoy en su artículo “Morena contra sí mismo”, De Mauleón empieza por cuestionar al delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado, por el operativo de la Marina contra El Ojos, solo para después pegar donde verdaderamente le interesa: en la imagen de Claudia Sheinbaum.

De Mauleón repite las falsedades de Pablo Hiriart y, basado en ellas, sostiene que el “golpe más serio” que ha recibido Morena tiene que ver con el desplome, en Tlalpan, de la escuela Rébsamen.

“Sheinbaum calló hechos fundamentales” sobre el colegio, dice De Mauleón. No es verdad, pero el columnista lo afirma absolutamente convencido de que así son las cosas.

Una lástima que dos tipos tan talentosos como Hiriart y De Mauleón se dejen llevar por el fanatismo antipeje.

Se entiende que un columnista poco dotado, evidentemente de ligas menores, como Salvador García Soto, de El Universal, invente tonterías para dañar a Shainbaum y a AMLO: en el periodismo de opinión, todos lo sabemos, el recurso de los que carecen de capacidad de análisis es la fabricación de historias que nadie puede verificar.

Hace un par de días, García Soto en su columna “Educando a Claudia (Sheinbaum)” contó, con lujo de detalles, algo que no está en condiciones de saber: la historia de cómo Andrés Manuel López Obrador “ya silenció a Claudia”, por lo que ahora es el propio Andrés el que “personalmente controla la operación” para detener el desgaste de la delegada.

¿Desgaste de Sheinbaum? El que le están generando, o tratando de generar algunos columnistas mentirosos; en lo personal, no veo a la delegada en Tlalpan dañada en lo más mínimo, sino todo lo contrario: ha hecho muy bien su trabajo después de los sismos y la gente lo percibe.

Las encuestas que se publiquen en los próximos meses lo demostrarán. No expreso buenos deseos: tengo algunos datos en la mano de estudios que hemos realizado y que nos servirán para encuestas que aplicaremos en cuanto se aclare la situación electoral.

En la campaña contra Sheinbaum participa también en diario La Razón, que vive de agredir a Morena y a AMLO.

En su columna Rozones, ha publicado este jueves que “Le tiembla a Sheinbaum”. Según los editores de ese periódico ya hay voces en Morena que exigen a la delegada renunciar a sus aspiraciones electorales.

No veo ninguna razón para que Claudia Sheinbaum abandone su proyecto político. El territorio que gobierna está en crisis por los sismos, como muchos otros lugares de la Ciudad de México y del país, pero ella ha sido la gobernante que mejor ha reaccionado ante el desastre.

Claudia ha estado ahí donde la tragedia se dio, ha apoyado a las personas en problemas y ha denunciado a los responsables de las malas construcciones. 

Las denuncias contra quienes actuaron mal ella las hizo antes que nadie y no le tembló la mano ni siquiera cuando supo que podía estar pidiendo sanciones para personas que hoy militan en su partido, Morena. 

Shainbaum ha actuado, pues, con absoluta responsabilidad. Que no lo vea un columnista bobo como García Soto, se comprende: no tiene capacidad analítica. Que se nieguen a percibirlo columnistas brillantes, como Hiriart y De Mauleón, es muy triste. Ojalá ellos pronto se quiten la venda del fanatismo antipeje que no se necesita para cuestionar, con argumentos sólidos –los hay, desde luego– a López Obrador. Porque no se trata de no criticar a AMLO y a los suyos. Debe hacerse, pero con verdades, no forzando la realidad para acomodarla a las preferencias políticas de los analistas.