jueves 19 de octubre de 2017 | 09:39
Columnas

Carlos Slim: el único filántropo que sería un independiente competitivo

@FridaGomezP jue 12 oct 2017 09:23
Don Carlos Slim tendría hasta el 14 de octubre para registrar su candidatura.
Don Carlos Slim tendría hasta el 14 de octubre para registrar su candidatura.
Foto propiedad de: Internet

Los ilusos que ya alzaron la mano para buscar la vía independiente suman más de 20: Desde el Jaguar Armando Ríos Piter, Marichuy la zapatista, el gobernador de Nuevo León Jaime " Bronco " Rodríguez y por supuesto, la manzana de la discordia, Margarita Zavala; inclusive periodistas como Pedro Ferriz y otros desconocidos que siguen con la idea de que podrán alcanzar la presidencia de México como independientes y con la extensión del plazo debido al sismo por parte del INE para el registro de candidaturas, podrían sumarse más.

Por supuesto querer no basta, hay que presentar firmas equivalentes  al 1% del total de ciudadanos que se encuentran en la lista nominal, esto equivale a 866, 593 firmas distribuidas por lo menos en 17 entidades federativas. No todos de los que quieren, tienen siquiera la capacidad de estructura y financiamiento para concluir esto con éxito así es que al menos nos sentiremos en tranquilidad de no tener que escuchar un debate de aspirantes mayor a 15 personas.

 El asunto es que todos los independientes tienen cola que les pisen, ya sea por sus gobiernos o por sus relaciones, como el esposo de Zavala. Salvo Marichuy, que tiene un perfil ideal porque pocos la conocen a ella y es una firma que se iría a la guerrilla en general, pero los zapatistas no tienen una estructura fuerte en todo el país ni los recursos para construirla. 

De todos los que alzaron la mano, tal sólo llegarán a la boleta los verdaderamente competitivos, pero hay un empresario que tiene posibilidades definitivamente más serias que muchos de los apuntados, tiene recursos necesarios y que cuenta ahora con un plan no simulador para visitar quitado de la pena varias entidades. Se trata de Carlos Slim Helú.

Cercano al poder, Slim ha logrado consolidar un imperio en telecomunicaciones además de sus participaciones en otras ramas desde aquel empujoncito que le dio el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.

Ante el sismo, Fundación Telmex recibió donaciones tan altas que obligaron a Slim a presentar todo un plan de reconstrucción que parece, finalmente, más ordenado que el del propio Gobierno. Tal como lo prometió, multiplicó las donaciones obtenidas y ahora que sí tendría todo para ser un independiente competitivo.

Carlos Slim informó que las donaciones que recaudó a través de la fundación que lleva su nombre ascienden a 2,373 millones de pesos (mdp). Todo ese dinero se juntó gracias a 217,000 donadores aportaron a través de sus recibos telefónicos Telmex y por aquello de la transparencia, los recursos serán auditados por Ernest & Young.

Si pensamos en los 217 mil donadores y los entendemos como "hogares" que escucharon su llamado y se unieron a la causa, podríamos multiplicar esta cifra hasta por 4 personas por familia que viven en un hogar donador, cifra que asciende hasta a 868 mil personas. En el hipotético de que Slim decidiera lanzarse como independiente, bastaría la Fundación Telmex para lograr las casi un millón de firmas necesarias para estar en la boleta.  Auténticamente lo puede.

El sismo también nos está enseñando que Slim tiene una visión bastante amplia no sólo para los negocios. Slim hará, a través de su fundación, cinco acciones para ayudar a la reconstrucción tras los sismos de septiembre:

1. Los fondos recaudados se destinarán a ayuda humanitaria para los damnificados, incluyendo a quienes tuvieron pérdidas desde el sismo del 7 de septiembre. Contrario al Gobierno que ha ofrecido créditos altísimos para la reconstrucción, Slim podría hasta ayuda con hogares en las zonas más afectadas y sin cobrar un sólo peso.

2. También se dedicarán a la protección estructural al patrimonio cultural en riesgo y apuntalamiento de estructuras. Con esto, los académicos podrían adorarlo y ni el Gobierno se ha puesto a pensar en esto.

3. Contribuirán a con la reconstrucción de centros de salud y escuelas en coordinación con los gobiernos federal y estatales. Así de amplia su fortuna: mientras que el Gobierno tiene hospitales con plafones caídos dando servicio, Slim busca repararlos. ¿Se imaginan que hiciera un evento de entrega de obra en cada sitio reparado? ¡Ya tendría la mitad de la campaña resuelta!

4. Busca dar apoyo en la construcción de vivienda de acuerdo con usos y costumbres de cada lugar, y bueno, Oaxaca, Chiapas y Morelos lo agradecen. De corazón.

5. Finalmente, va a contribuir a la reconstrucción de mercados dañados. ¿Quién se puso a pensar en ayudar a los mercados? Pues Slim lo hizo.

Además, Slim quiere construir una ciudad en el terreno que quede del viejo aeropuerto. Una propuesta más que le daría tierra a los que no la tienen.

Además de todo, con el imperio que tiene, durante los días posteriores al terremoto, Slim donó aportaciones desde las empresas Telmex, Telcel y Carso de forma gratuita, desde las llamadas, Internet y mensajes libres hasta la maquinaria de construcción. El corazón de los millenials se lo ganó con la telefonía gratuita.

Además de la oportunidad para convertirse en el único independiente con un plan concreto de reconstrucción de México, es el único presidenciable que no tiene los vicios de los gobernantes y que le ha dado más a la gente que muchos aspirantes.

Slim no perdió oportunidad para celebrar que durante la emergencia ocasionada por los sismos hubo "ausencia de líderes políticos", asegurando que fue "una decisión muy inteligente del gobierno pedir a la industria colaborar". Con esto se llevó las estrellas y los aplausos porque la gente despreció a cada político que intento capitalizar la tragedia, comenzando por el desdibujado Graco Ramírez.

Slim podría ser un empresario, Presidente también para México, que definitivamente no sería tan ridículo como Donald Trump.

Don Carlos Slim tendría hasta el 14 de octubre para registrar su candidatura. Así que si le va a entrar como mucha gente pide ¡que se apure!