martes 17 de octubre de 2017 | 12:46
Columnas

La democracia incomprendida

@diaz_manuel mié 11 oct 2017 07:26
Denise Dresser
Denise Dresser
Foto propiedad de: Internet

Como hemos venido diciendo, esta elección es inédita, tanto así que los últimos acontecimientos de la vida política nacional no se leen en su exacta dimensión y muchos quieren explicarlo bajo criterios del pasado o bajo intereses de grupo o por instrucción: 

Un ejemplo de ello se puede ver con la crisis en el PAN y la conformación del FCM, donde al parecer, esto ha puesto muy preocupados a varios de las corrientes opositoras al presidente Peña, y hasta AMLO y Morena, que los hace entrar en contradicciones. 

Los alineados “líderes de opinión”

De todo ello, existe un grupo de líderes de opinión que manejan siempre una misma línea, son quienes cuestionaron desde el inicio de la administración a los hombres fuertes del presidente a quienes apodaron como la “triada”, compuesta por Videgaray, Osorio y Nuño. Son los mismos que han alentado a AMLO y Morena cuestionando duramente la dirigencia de Enrique Ochoa al frente del PRI, mismo  que siempre han hablado muy bien Manlio Fabio Beltrones.  

Estos líderes de opinión, ante la renuncia de Zavala al PAN, donde al parecer movió inesperadamente el tablero político, se volcó en apoyar a Ricardo Anaya, y cuestionar al presidente y a quien ellos consideran el posible candidato del PRI, el actual secretario de Hacienda José Antonio Meade o a los otros dos del presidente Peña, como Aurelio Nuño y Miguel Ángel Osorio Chong. 

 

Raymundo Riva Palacio

En su columna del lunes explicó ampliamente los motivos que llevaron a Margarita Zavala a renunciar al PAN, sobre todo justificando de alguna manera al exponer a Ricardo Anaya como el que le cerró las puertas del partido: “La última plática con Anaya el martes, de acuerdo con uno de los que conocieron todas las tribulaciones, “le dio la certeza de irse”. “Preferible perder sola, que ser víctima de una mofa y de una canallada. Y se fue”. Margarita Zavala presentó su renuncia. Buscará una candidatura independiente y a comenzar de cero”. 

Hasta ahí una crónica objetiva de las razones de la ex primera dama. Sin embargo, al parecer a alguien no le gusto la reseña y mandó a corregir la versión y su columna del día siguiente retoma el tema, pero con otra perspectiva y titula la columna como: “La renuncia inútil” y ahí asume la defensa de Ricardo Anaya y destroza a Margarita Zavala. 

“Pero cuando se le lleva al terreno de las realidades, la señora Zavala está en déficit. Aunque ha sido operadora política del PAN durante dos décadas, nunca ha tenido un cargo popular por el cual haya tenido que ganarse el voto en las calles. No es la persona dulce y de formas suaves como se le ve en público, sino dura, intolerante en ocasiones, con lo cual no genera lealtades de largo aliento…, Cuando se hace una mayor desagregación, el respaldo a nivel nacional no lo tiene Zavala, sino que las lealtades, aunque repartidas entre tres, favorecen a Anaya”.

 

 

Martha Anaya

“El movimiento por parte de la esposa de Felipe Calderón ante una muy probable derrota suya a la vista –“haiga sido como haiga sido”- ante Ricardo Anaya, no sólo juega contra el presidente del blanquiazul y el famoso Frente Ciudadano (PAN-PRD-MC) sino que la perfila rumbo a las querencias de los calderonistas: José Antonio Meade. Su papel “de sacrificio” será quitarle votos al PAN, debilitar al Frente Opositor y fragmentar el voto con su propia participación por el camino de los independientes”.

Salvador García Soto

 “La efervescencia que se vive al interior del viejo PRI, en vísperas de la decisión del gran elector, y saber si optará por un tecnócrata externo como José Antonio Meade, un joven inexperto pero cercano a su afecto como Aurelio Nuño, o un político experimentado pero fuertemente golpeado por su propios compañeros de gabinete como Miguel Ángel Osorio Chong, es síntoma de dos cosas: la primera que, a pesar del negro panorama en contra, el presidente y el priísmo aún creen que no todo está perdido; y la segunda, tal como ya ocurrió en el PAN, la amenaza de factura, evidente o silenciosa, sigue latente el viejo partido y la podría provocar el sentido de la decisión que tome Peña Nieto”. 

Y para que no quede duda, de que del ataque en contra de José Antonio Meade, García Soto en sus “Notas Indiscretas”, comenta sobre una supuesta conversación del actual gobernador del Banco de México Agustín Carstens sobre Meade: “Quienes han visto recientemente a Agustín Carstens cuentan que el gobernador de Banxico, a quien le queda mes y medio en el cargo, no deja de externar su preocupación por lo que pueda venir para la economía mexicana ante decisiones de política económica tomadas por el presidente Peña  y su secretario de Hacienda , José Antonio Meade, que tendrá efectos nocivos para el crecimiento de la inflación y el déficit de este y el próximo año”. 

Templo Mayor

COMO DIRÍA el clásico: ¡No se hagan bolas! El Frente Ciudadano por México, integrado por PAN, PRD y MC, sigue adelante, haiga o no haiga Margarita… SEGÚN ESTO, el fin de semana se levantó una encuesta de consumo interno para analizar el impacto de la renuncia y, contrario a lo que se esperaba, el trancazo fue un mero pellizco. 

Roberto Zamarripa: “Los calderonistas perdieron el gobierno y perdieron el partido. Un lustro después no se hallaron. Margarita Zavala, despreciando al PAN, coqueteó con la posibilidad de la candidatura independiente luego del triunfo del fútil Bronco en 2015. Cuando el partido liderado por Ricardo Anaya ganó 7 de 12 gubernaturas en 2016, Zavala reclamó una contienda interna panista, con una condición: o me hacen candidata o me voy. Se fue”.

Denise Dresser

 A la lista de quienes laboran para el PRI se suman también los prianistas en el Senado que exaltan las virtudes personales de José Antonio Meade, al cual apoyarían si Margarita Zavala no despega. Y también los medios cuyos comunicadores, contenidos y titulares no reflejan la realidad del país sino la visión pasteurizada que el gobierno les provee”.

Y de la misma forma que la mayoría de los citados asegura que la estrategia vino del PRI para dividir a la oposición. 

José Luis Camacho

Al presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa seguramente le robaron su bola de cristal, su brújula, su reloj y su calendario político, porque no hace lo que debe, hace mal las cosas o las hace a destiempo. El último y más claro ejemplo fue cuando la representante priista ante el INE, Claudia Pastor Badilla, presentó una impugnación en contra del acuerdo emitido que avala el Frente Ciudadano por México, conformado por el PAN, PRD y MC.

De plano, Ochoa Reza deja mucho que desear como dirigente tricolor porque es evidente que contra quien debe enfilar sus baterías –y muchas por cierto—es contra Andrés Manuel López Obrador. Ya que el Frente se iba a deshacer solito, tal como hemos estado viendo, y a punto hacia la debacle total con la renuncia de Margarita Zavala de Acción Nacional.

El presidente y su supuesto poder

Al final, toda esta corriente de opinión que ha denostado al presidente como un hombre incapaz, ahora le adjudican una mega estrategia del viejo y caduco PRI, donde si se trabajaba desde el poder y con el poder para hacer lo que se quisiera con la oposición. 

 

Hoy considero que, nos guste o no, se ven movimientos ciudadanos fuera de controles de organizaciones tradicionales como los partidos políticos y movimientos como la renuncia de Margarita Zavala a su militancia, o Emilio Álvarez de Icaza que se lanzó como independiente pregonando las ventajas de ser independiente y ahora, cuando hay competencia, solo le alcanzó a decir de manera lineal que fue una estrategia del PRI para dividir a la oposición. 

O ver a Anaya, cuestionado por supuestos fraudes y enriquecimiento ilícito, ahora resulta que es el gran estratega que tiene controlado todo. 

Incluso hasta el propio AMLO, que dice luchar contra la corrupción y cuando se presenta la oportunidad de hacer algo interesante se niega a que exista un fiscal anticorrupción “se debe esperar a que pasen las elecciones y se elija al nuevo presidente de México para decidir sobre el fiscal General de la República y el fiscal Anticorrupción- no con ánimos de venganza, no son mi fuerte la venganza. Justicia no venganza- pero no es posible que se mantenga este régimen de corrupción y de impunidad”.

2018, algo inédito

Lamentablemente se ven muy pocas opciones y propuestas, como lo comentó Gastón Melo, presidente del Instituto de la Mexicanidad que ante la falta de respuestas a los problemas del País por parte de las instituciones políticas, la ciudadanía en las propuestas de desarrollo e incidir en las iniciativas de los aspirantes a la Presidencia.

Al final, los movimientos políticos que vemos ahora, como el FCM, la renuncia de Margarita Zavala, el fenómeno AMLO, los posicionamientos del PRI, ya no obedecen a la organización tradicional o a la genialidad de uno que tiene el poder sobre los demás, al final son expresiones de políticos con ambiciones de poder que buscan a su entender cómo alcanzarlo, mal o bien. 

Lo que no espera en la próxima elección, finalmente es algo inédito y no como lo dicen algunos iluminados.