martes 17 de octubre de 2017 | 12:38
Columnas

Sismo 2017: Cultura de la solidaridad y la reinvención de Peña Nieto

@jlca007 mié 20 sep 2017 22:11
Para el presidente Enrique Peña Nieto es una nueva oportunidad de reinvención.
Para el presidente Enrique Peña Nieto es una nueva oportunidad de reinvención.
Foto propiedad de: Internet

 

Los sismos ocurridos en este 19 de septiembre han vuelto a poner como actor principal de las tareas de recuperación a la sociedad civil.

Esa cultura de solidaridad no debe de ser condicionada por eventos casuísticos como la “sobreparticipación” que algunos funcionarios de la delegación Cuauhtémoc señalaron diciendo que la gente ya no debería llevar agua o comida a los centro de acopio ya que estaban saturados de esa ayuda.

Es evidente que esos funcionarios piensan como políticos de ocasión.

En el año que viene el PIB nacional, como ocurrió en después de los sismos de septiembre de 1985, bajará naturalmente porque será entonces cuando el ahorro, el empleo y la producción se verán afectados por tareas relacionadas con la reconstrucción que implicará reponer al país de los efectos de los terremotos.

Si los futbolistas mexicanos que juegan en las ligas europeas envían ayuda o la gente de la calle en la CDMX, Morelos, Oaxaca o Chiapas es un acto de solidaridad que no debe medirse en términos de cantidades. Ello es sin duda una manifestación de solidaridad coyuntural que anima a los mexicanos que estamos viviendo una de las crisis económicas más complejas de los últimos cinco sexenios.

Y en ese contexto se inscriben decisiones como la que SDPnoticias que sin dudarlos apoyó la iniciativa del portal Deforma para cooperar, aunque sea simbólicamente, en los trabajos de reconstrucción de los hogares o las escuelas que los sismos prácticamente dejaron totalmente destruidas.

Para el presidente Enrique Peña Nieto es una nueva oportunidad de reinvención.

Ya se han externado muchas críticas del dinero que se ha destinado a los partidos políticos para financiarlos en lo que serán las precampañas y campañas para elegir a casi 3500 cargos de todos los niveles de gobierno.

La cantidad que ronda miles de millones de pesos difícilmente se podrá modificar a estas alturas.

Pero el presidente Peña Nieto no solamente tiene que recomponer su equipo de trabajo en el tramo final de su gobierno.

La emergencia con la que ha manejado Peña Nieto, con mucha más eficacia y oficio de lo que hicieron en el 85, Miguel de la Madrid y su regente Ramón Aguirre, debe plantearle al Congreso una reconfiguración del presupuesto en la que se contemple una partida para la reconstrucción nacional del tamaño que demandan los daños ocasionados por los fenómenos naturales convertidos en desastres sociales.

Eso sería una reinvención del presidente Peña Nieto que los imponderables de la naturaleza le otorgan.

Ya no serán tan grandes los reclamos de que haga cambios en las áreas tocadas gravemente por la corrupción o la tentación del amiguismo o política de camarilla que dañó la definición de un fiscal para los próximos dos sexenios prácticamente.

Lo que se presentan como asignaturas lógicas en el final del sexenio peñista son la reconstrucción nacional pensada en los efectos que tendrán sismos o huracanes para el crecimiento del país en el próximo año y, que heredará de manera inexorable, a quien lo suceda en la Presidencia de la República a partir del 1 de diciembre del 2018.

Lo que se antoja como natural es que la gente participe en las tareas de reconstrucción o remoción de escombros de casas, hospitales o escuelas afectadas por los fenómenos naturales lo siga haciendo sin que funcionarios inmediatistas traten de condicionarla.

Lo que participe la sociedad civil en términos de apoyo en los presentes momentos de emergencia, como decimos al principio de estas notas, es la continuación de una cultura de solidaridad que está llamada ser un factor en el cambio democrático de México.

Un cambio que elimine y cancele corrupción, impunidad y amiguismo en el ejercicio del poder público.

EN TIEMPO REAL

 1.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa que, hasta las 19:30 horas de ayer, ha recibido en sus clínicas y hospitales a 136 personas que resultaron afectadas por el sismo y que en su mayoría son atendidos por contusiones, traumatismos y lesiones diversas  en los hospitales de Lomas Verdes, Villa Coapa y Magdalena de las Salinas, así como en instalaciones del Centro Médico Nacional Siglo XXI, habilitadas con traumatología.

 Y su director Mikel Arriola ratifica que través del 01 800 623 2323 se brinda información sobre el nombre y ubicación donde son atendidos los lesionados.

2.- Sigue caliente la decisión que deberá tomar en unos días el doctor Miguel Ángel Mancera para buscar la candidatura presidencial, ya sea por el Frente Ciudadano que están integrando el PAN, el PRD y el partido Movimiento Ciudadano o como candidato independiente. Los nombres que suenan para sucederlo son Salomón Chertorivsky, Manuel Granados o Armando Ahued. Ya el hábil operador Héctor Serrano se separó de su cargo como responsable de la secretaría de movilidad en el gobierno capitalino. Esa decisión es algo inevitablemente relacionado con las aspiraciones políticas de Miguel Ángel Mancera.

3.-El Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño dio a conocer que las clases estarán suspendidas hasta nuevo aviso en todas las escuelas de la Ciudad de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala, Estado de México, Hidalgo y Michoacán.

Son 10 estados con más de 2 mil planteles afectados,  por lo que se harán las evaluaciones correspondientes. Lo más importante ahorita es la seguridad de niños, niñas y maestros.