sábado 16 de diciembre de 2017 | 04:41
Columnas

El mejor análisis científico y político del sismo de ayer

@FedericoArreola mié 20 sep 2017 08:28
 “Otra vez en 19 de septiembre; otra vez el susto, el terror, la tragedia. Pero a diferencia de 1985, esta vez no hubo un divorcio entre el gobierno y la sociedad”
“Otra vez en 19 de septiembre; otra vez el susto, el terror, la tragedia. Pero a diferencia de 1985, esta vez no hubo un divorcio entre el gobierno y la sociedad”
Foto propiedad de: internet


 

El diario Reforma ha expresado en su columna política principal, “Templo mayor”, una gran verdad: ayer, en la catástrofe, nadie falló en México. No falló la gente, no falló el gobierno. Cito el comentario del diario propiedad de Alejandro Junco de la Vega, que también se publica en las columnas institucionales de El Norte, de Monterrey, y Mural, de Guadalajara:

 

√ “¿Cómo se mide la magnitud de un sismo? En la Ciudad de México se mide por la respuesta de las autoridades, por la solidaridad de sus habitantes, por la saturación de las redes, por el número de víctimas, por los daños materiales, por la huella que deja”.

v “Otra vez en 19 de septiembre; otra vez el susto, el terror, la tragedia. Pero a diferencia de 1985, esta vez no hubo un divorcio entre el gobierno y la sociedad”.

√ “Al contrario: se desplegaron por igual elementos federales, capitalinos y ciudadanos para auxiliar a los damnificados, remover escombros o, al menos, agilizar el tránsito en medio del caos”. v “Dado que los temblores no se pueden predecir, sólo quedan dos cosas por hacer: estar preparados y atender rápido la emergencia. En un primer balance, se puede decir que ambas cosas ayer se cumplieron”.