martes 17 de octubre de 2017 | 12:37
Columnas

Crónica política. El Frente no puede postular candidatos

@rosyramales mar 19 sep 2017 09:51
 ¿Entonces por qué le quieren dar a la ciudadanía atolito con el dedo?
¿Entonces por qué le quieren dar a la ciudadanía atolito con el dedo?
Foto propiedad de: Internet

 La resolución de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del Instituto Nacional Electoral (INE) al fin dio claridad sobre la unión del PRD, PAN y Movimiento Ciudadano: Jurídicamente es un Frente, no una coalición de partidos políticos para competir en las elecciones del 2018 de Presidente de México, y diputados y senadores al Congreso de la Unión.

La Ley General de Partidos Políticos Clarísimamente define al Frente como la unión de dos o más partidos políticos “para alcanzar objetivos políticos y sociales compartidos de índole no electoral, mediante acciones y estrategias comunes”. Y ayer el INE en su comunicado subrayó: “El Frente no podrá tener una finalidad electoral”.

Ya decíamos que resultaba extraño que consejeras y consejeros del Consejo General del INE, encabezados por el consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, hubieran recibido un convenio de coalición fuera de los tiempos legales, pues cuando los dirigentes del PAN, PRD y el MC fueron a solicitar el registro del “Frente Ciudadano por México” ni siquiera había iniciado el Proceso Electoral Federal 2017-2018.

Y es que daba la impresión de tratarse de la solicitud del registro de una coalición con el nombre de “Frente Ciudadano por México”, pues cuando menos públicamente ninguno de los partidos involucrados se dio a la tarea de explicar ampliamente que no se trataba de una coalición de partidos políticos; aunque sí lo precisaron cuando fueron al INE a solicitar el registro del famoso Frente.

Ajá, ¿entonces por qué le quieren dar a la ciudadanía atolito con el dedo? Los aliados hacen todo por impulsar la creencia de que el “Frente Ciudadano por México” de algún modo legalmente tiene fines electorales; por lo menos eso reflejan algunas declaraciones o acciones de las dirigencias del PRD y del PAN, encabezadas por Alejandra Barrales Magdaleno y por Ricardo Anaya Cortés, respectivamente.

Por ejemplo, apenas el domingo pasado, en la versión digital del diario El Economista, apareció una entrevista a Alejandra Barrales donde ella “indicó que al interior del Frente Ciudadano por México no se ha definido ningún precandidato, ni mucho menos hay favoritos para encabezar la candidatura presidencial rumbo al 2018”.

La entrevista la realizaron en el marco del Quinto Informe de labores del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Y en dicha entrevista, la perredista dijo:

"Lo que estamos convencidos es que aquí no hay favoritos, aquí no hay precandidatos, aquí hay el interés de sacar un Frente adelante y todos estamos, como integrantes, dispuestos a ser, pero también a no ser. Estamos trabajando en el método… primero vamos al proyecto () vamos a recorrer el país, diferentes estados para conformar el proyecto, ir a los ciudadanos y después vamos a entrar en el tema de las candidaturas".

Y en la página del Partido Acción Nacional (PAN), su dirigente Ricardo Anaya, afirma: “Si hoy fueran las elecciones presidenciales, aún sin candidatos, el Frente Ciudadano por México, conformado por el PAN, PRD y MC, ganaría”.  Ello al destacar que todas las encuestas dadas a conocer hasta el momento dan una amplia ventaja al Frente.

Y agrega: “Los ciudadanos quieren el Frente, porque es plural, es esperanza, es futuro y es solución a sus problemas”. Además detalla que la más reciente encuesta de Consulta Mitofsky revela que si hoy fueran las elecciones, el Frente obtendría el 21.2 por ciento, Morena 16.4 por ciento, y el PRI y sus aliados 14.8 por ciento, mientras que la encuesta de Parametría da 32 por ciento al Frente, 23 por ciento a Morena y 15 por ciento al PRI y sus aliados.

¿Qué tal? Los partidos andan engañando a la ciudadanía haciéndoles creer que PRD, PAN y Movimiento Ciudadano van juntos a las elecciones de Presidente de México, y diputados y senadores al Congreso de la Unión. Incluso, la gente piensa que también competirían unidos en todas, la mayoría o algunas de las elecciones locales a celebrarse en el 2018 en 30 entidades federativas para elecciones a distintos cargos de elección popular: Diputaciones, ayuntamientos y alrededor de ocho gubernaturas. Claro, previo registro ante los OPLES correspondientes y bajo la figura jurídica de coalición llamada “Frente Ciudadano por México”.

Sin embargo, aún no es así. Pues PRD, PAN y MC no han constituido una coalición electoral ni para las elecciones federales, ni para las locales. Así que todavía está en veremos que se pongan de acuerdo para ir coaligados, y bien pueden llevar el nombre de “Frente Ciudadano de México”, al cual, eso sí, están posicionando mediáticamente.

Claramente lo dice el Anteproyecto de Acuerdo de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE: “Toda actividad pública o privada desarrollada de manera conjunta o en lo individual por el PAN, el PRD y MC, bajo el nombre de “Frente Ciudadano por México”, no tendrá ningún efecto jurídico sobre los procesos electorales federales o locales que se desarrollen durante la vigencia del Frente, (el cual) deberá ostentarse en todo momento con dicha denominación y con el emblema que apruebe y presente su Comisión Ejecutiva al INE, mismo que deberá ser distinto a los utilizados por los partidos políticos nacionales.”

Lo que sí puede ser válida es la agenda legislativa común del famoso Frente, pues encaja como un objetivo político. Pero de eso a que sea un hecho que los tres partidos vayan a competir coaligados en el 2018, está muy lejos.

El plazo del registro de coaliciones electorales para las elecciones federales será más o menos 30 días antes del inicio de las precampañas electorales, las cuales, según el calendario del INE, empezarán el 14 de diciembre; entonces las solicitudes de coalición deberán estar listas alrededor de medianos de noviembre.

Y como el política nada está escrito, recuerden la sabía filosofía popular: “Del plato a la boca se cae la sopa”. Incluso, ayer mismo trascendió a los medios de comunicación cierta diferencia entre los planes de la presidenta del PRD nacional Alejandra Barrales, y el líder panista, Ricardo Anaya Cortés.

Pues mientras Barrales (en alusión a Morena) aseveró que la puerta está abierta a todos los partidos, Ricardo Anaya dijo que bajo ninguna circunstancia ocurrirá eso. Ups.

¿MUCHOS CURAS PARA UNA SOLA MISA?

Siempre faltarán manos y recursos económicos para primero mitigar la emergencia en la zona afectada por el terremoto en el Istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca, y después para la reconstrucción.

Y tanto el gobierno federal como el estatal desplegaron a la mitad de su gabinete, sino es que más, en la zona afectada, nombrando responsables por áreas y municipios. Bien, cuando el propósito es entregar cuentas puntuales del desastre, incluyendo en primerísimo lugar el censo de las viviendas afectadas, escuelas y edificios públicos.

Sin embargo, el trabajo técnico deben realizarlo especialistas. Por ejemplo, el censo. El INEGI, suponemos, cuenta con un equipo de profesionales en levantar censos. ¿Por qué no llevarlos a ellos?  

Y la entrega de despensas, ¿qué no estaba a cargo de las fuerzas armadas? Entonces ¿por qué seguimos viendo imágenes de funcionarios de todos los niveles entregando víveres?

Son muchos curas para una sola misa, como dice la filosofía popular. Y nada más se hacen bolas, sin implementar soluciones de fondo, porque todavía no hay dinero para ello. Además y sobre todo los funcionarios estatales, al estar reclutados en el Istmo, desatienden sus tareas para toda la entidad oaxaqueña.

Eso sí, algunos han ido al Istmo a trabajar en serio, pero otros se la pasan en los cafecitos que no se cayeron con el sismo, y algunos más andan atrás del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, oliéndole los “punes” porque no hacen nada mientras el mandatario sube y baja recorriendo comunidades.

Da la impresión que muchos, pero muchos, funcionarios nada más andan estorbando y gastándose en viáticos el poco presupuesto de las dependencias estatales; además de proyectar uso electoral de la tragedia.

***

Correo: [email protected]