lunes 25 de septiembre de 2017 | 10:08
Columnas

En 2018 tenemos tres vías una izquierda mesiánica, un frente y la alianza el PRI

@JorgeNinomiya mié 13 sep 2017 17:48
Morena tiene prácticamente muy poca disidencia
Morena tiene prácticamente muy poca disidencia
Foto propiedad de: Internet

En 2018 se ponen en juego muchas cosas que pueden cambiar la actual política nacional y no solo a mediano plazo sino a largo plazo. Corremos el riesgo de la llegada de una “izquierda” mesiánica que durante los últimos meses se ha dedicado a hacer amarres con los que AMLO antes llamaba “potentados” y después “la mafia en el poder. Estos que hoy le brindan su apoyo no lo hacen diferente a cualquier candidato de otro u otros partidos.

De alguna u otra manera tendrá que pagar ese apoyo tanto económico como político. En pocas palabras quedará amarrado de pies y manos como lo estuvo Fox, Calderón y Peña Nieto.

El Peje solo maquillará algunas reformas sin entrar en mayor detalle. Sin embargo, ese no será problema debido a que Morena tiene prácticamente muy poca disidencia y cuando empieza a molestar es reprimida con todo el poder del mesías y sus seguidores que provoca que ellos mismos terminen por abandonar el partido.

Andrés Manuel pudo ganar la presidencia de haber hecho una alianza con las izquierdas, pero su soberbia prefiere perder antes de mostrar debilidad. Por ello se ha creado el famoso Frente Nacional de Democrático, Opositor o Ciudadano.

En estos momentos AMLO lógicamente va en primer lugar debido a que lleva más de una década en campaña el problema se vendrá cuando el Frente y el PRI lancen a sus candidatos entonces en ese punto el Peje ya no podrá subir como no sucedió con él mismo en 2006, EPN en 2012. Se tendrá que dedicar a conservar los puntos necesarios para conseguir la victoria.

El frente corre el riesgo que el PRD sea el más afectado dado que varios estados donde gobierna o ha gobernado muy difícilmente podrá retenerlos, su número de diputados y senadores también van a disminuir sustancialmente y quizá el mayor beneficiado de ese frente sea Movimiento Ciudadano que ganaría todo en Jalisco y aumentar su número de diputados federales y senadores.

A menos que Ricardo Monreal decida ir como candidato del PRD a la jefatura de gobierno las cosas no pintan nada bien y se va a tener que reconstruir pieza por pieza ese partido con aquellos perredistas que sobrevivieron a los embates del 2018.

Sobre el PRI, si logra ofrecer otra alternativa a Morena y principalmente a AMLO que tiene un porcentaje muy alto de negativos y lance un candidato fresco y dinámico que sea atractiva o atractivo con el sector de jóvenes y adultos jóvenes tiene altas posibilidades de dar la sorpresa y granar la presidencia de la república.

Finalmente se tienen que acomodar algunas cosas antes de poder dar un análisis claro del 2018 ya que tenemos poca información y si bien AMLO está a la cabeza, su partido no lo está entonces veremos qué pasa, qué candidatos lanza para gobernador, para legisladores y senadores.