lunes 25 de septiembre de 2017 | 10:00
Columnas

PRD-PAN y MC: presentes en informe de Alfaro; se esboza alianza, también en Jalisco

@julio_rios mar 12 sep 2017 16:47
Para algunos, a Enrique Alfaro no le queda de otra que hacer mutis y capitalizar los posibles beneficios de esta alianza.
Para algunos, a Enrique Alfaro no le queda de otra que hacer mutis y capitalizar los posibles beneficios de esta alianza.
Foto propiedad de: Internet

 

Si Movimiento Ciudadano fue invitado a integrar el Frente Amplio con el PRD y el PAN, fue prácticamente por el capital político que ha amasado en Jalisco, donde pueden aportar la nada despreciable cantidad de un millón 200 mil votos. Incluso más.

Por eso, no sorprendió que aparecieran, sentados codo a codo, en el informe del el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro, los tres presidentes de los partidos políticos que integran este polémico Frente Ciudadano por México: Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y un sonriente Dante Delgado, que no dejó de reír a carcajada abierta durante la ceremonia.

Esto, fue para muchos la señal inequívoca de que en Jalisco, también se concretará la alianza electoral entre estos tres partidos. A pesar de que a algunos de personajes blanquiazules, aurinegros y naranjas, en lo privado se muestran en desacuerdo con la unión de agua, aceite y la melaza.

“Siempre he dicho que no hay  partidos buenos y malos, los buenos y malos somos las personas”, matizó Enrique Alfaro, durante el mensaje que dirigió en el centro de convenciones Expo Guadalajara.

En la campaña de 2015,  Enrique Alfaro, quien va en caballo de hacienda rumbo a la gubernatura de Jalisco y es la figura nacional de Movimiento Ciudadano, dijo que no haría alianza con ningún partido político. Dos años después, el pragmatismo del dueño de la franquicia, lo deja en una situación distinta.

Para algunos, a Enrique Alfaro no le queda de otra que hacer mutis y capitalizar los posibles beneficios de esta alianza. Y para otros, es el momento para demostrar que realmente su compromiso no es con partidos e irse como candidato independiente.

Esto no va a ocurrir, pues ya no se trata de un proyecto de un solo hombre, sino que cuenta ya con fichas, tanto en el congreso de la unión (donde al menos trece diputados federales son parte de su grupo político), como en el Congreso Local de Jalisco, y las principales presidencias municipales de la entidad. Todos con aspiraciones. Además, de que en el 2018 seguro conquistará espacios en el Senado de la República. Se antoja complicado arriesgar a tantos perfiles en una aventura independiente. Y de paso, renunciar a las prerrogativas.

El grupo político alfarista ha crecido tanto –no solo en Jalisco, sin ya en estados vecinos como Nayarit, Aguascalientes o Zacatecas- que el paso natural es que se quede con el control total del partido Movimiento Ciudadano.  En una columna posterior platicaremos al respecto de ese crecimiento interesante.

Por lo pronto, los presidentes nacionales no afirmaron, pero tampoco negaron que en Jalisco se haya definido ya la integración de la alianza.  El alcalde de Guadalajara, abordado por reporteros, simplemente señaló respecto a la presencia de Anaya y Barrales en su informe, lo siguiente: “Vienen en su carácter de presidentes de partidos políticos nacionales Son amigos míos y les agradezco mucho que estén aquí”

Y Ricardo Anaya, quien hace algunas semanas encomió el trabajo que ha hecho Alfaro en Guadalajara, admitió que a nivel local ya comenzarán las negociaciones: “Por supuesto que estamos abiertos al diálogo”.

Y reconoció, hoy, que el mismo Enrique Alfaro, jugó un “papel decisivo” en la conformación del Frente Ciudadano por México.

Serán muchos días de arrastrar el lápiz, de analizar cuáles candidaturas le dejarían a tal o a cual fuerza política. De darse esta alianza, la lógica en Jalisco es que Movimiento Ciudadano se quede con las principales posiciones. Y para PAN y PRD, lo que venga es bueno, pues en Jalisco sólo tienen fuerza en algunas regiones, donde por cierto, MC no tiene estructura.

Por ello, la alianza de estos tres partidos en Jalisco, sin duda, tiene un impacto nacional. Es muy sencillo: ese millón de votos, nada despreciable,  que Movimiento Ciudadano aportará, ya los quisieran Morena o el PRI, rumbo a 2018, en lo que se anticipa será la madre de todas las batallas.