miércoles 17 de octubre de 2018 | 10:12
Columnas

Chamaquean a @Reforma y a @El_Universal_Mx para joder a @Claudiashein y favorecer a @RicardoMonrealA

@FedericoArreola jue 24 ago 2017 09:00
Sobra gente en Morena que grilla como si todavía estuviera en el PRI. Mala cosa
Sobra gente en Morena que grilla como si todavía estuviera en el PRI. Mala cosa
Foto propiedad de: internet

 

Cuando dos columnas políticas de dos diarios distintos dicen lo mismo, sobre todo cuando ambas divulgan la misma mentira casi exactamente en los mismos términos, significa que hay mano negra. La de alguien que convenció a los editores de los dos periódicos para contar la misma, inventada, absurda historia. Veamos lo que dicen la columna política principal de Reforma y la columna de temas capitalinos de El Universal:

 

Columna El Caballito de El Universal:

“El jefe máximo de Morena, Andrés Manuel López Obrador, está ante una encrucijada que amenaza con desatar una crisis en el partido. Dentro de Morena nos aseguran que el delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, superó por un cerrado margen a la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, en la encuesta interna que levantó el partido para definir la candidatura al gobierno de la CDMX. Nos dicen que doña Claudia les ha dicho que para ella esa diferencia es un empate técnico y que, por lo tanto, ambos aspirantes deberían someterse a una nueva encuesta dentro de un mes. Nos comentan que don Ricardo ha dicho que el resultado, así fuera por una décima, debe ser respetado. El caso, afirman, está en manos del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien dirá la última palabra y decidirá si hay nueva encuesta o se le da el triunfo a Monreal. Si AMLO decide dar la razón a Sheinbaum, Monreal se sentirá robado y si, por el contrario, reconoce a Monreal, la delegada quedará inconforme. ¿Por cuál de los dos caminos de esta encrucijada caminará López Obrador? Hoy a las 4 de la tarde se sabrá”.

Columna Templo Mayor de Reforma:

“Hoy, por fin, se conocerá el resultado de la misteriosa encuesta de Morena aunque, claro, será al estilo del Monje Loco, pues nadie sabe, ni nadie supo cómo, dónde y a qué hora se anunciará al ganador. Y lo peor no es el asunto de la opacidad, perdón, de la secrecía, sino que, aun sin conocer qué dice la encuesta, hay quienes andan planteando ¡que se repita! Según esto, Ricardo Monreal trae una ventaja mínima sobre Claudia Sheinbaum, inferior al margen de error del ejercicio estadístico. Y ante eso el equipo de la delegada de Tlalpan estaría planteando una especie de segunda vuelta, pero sólo entre ambos. La cosa está en que el acuerdo que tomó la dirigencia morenista establece que el resultado es inapelable, por lo que técnicamente no se podría patalear. Pero, bueno, tratándose de Morena... ¡todo es posible!”.

Nada de eso es cierto

Pregunté a gente de Morena bien informada acerca de lo que se dice tanto en El Universal como en Reforma y nadie sabe nada. Lo único que gente de primer nivel de ese partido político puede afirmar sin ninguna duda es lo siguiente: es verdad lo que se lee en una nota de portada de Reforma, que de alguna manera contradice a Templo Mayor: que la encuesta se procesa en las oficinas de AMLO y, por lo tanto, nadie conoce el resultado. Nadie. Ni Monreal ni Sheinbaum ni los otros aspirantes a la candidatura a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Una verdadera pena que la grilla y la perversidad que caracterizan al PRI existan en Morena. El pasado fin de semana, cuando se aplicó la encuesta de Morena, circuló otra, falsa, elaborada por supuestos “expertos” de la UNAM. Y hoy que, según se ha anunciado, se dará a conocer al ganador del ejercicio realizado internamente en Morena, en dos columnas de dos diarios distintos se dan a conocer resultados que nadie puede tener. En ambos casos la infamia lo que busca es perjudicar a Sheinbaum y beneficiar a Monreal. Estoy seguro de que Ricardo Monreal, hombre honorable, no recurre a guerras sucias, pero probablemente algunos de sus colaboradores sí lo hacen. El delegado en Cuauhtémoc tendrá que controlarlos o, de plano, pedirles que tomen el camino de regreso al PRI, ya que le hacen mucho daño a un partido de izquierda que intenta ser distinto.