viernes 20 de octubre de 2017 | 01:54
Columnas

De la Rumba del Safe a la Cumbia del Ponche: Exige Krauze a AMLO condenar a Maduro

@FedericoArreola dom 13 ago 2017 08:24
Hay una bola muy sencilla que Andrés Manuel no quiere batear: se va a ponchar si no lo hace
Hay una bola muy sencilla que Andrés Manuel no quiere batear: se va a ponchar si no lo hace
Foto propiedad de: Cuartoscuro


Venezuela

No es mucho lo que pide el historiador al dirigente de izquierda: nada más reprobar abiertamente a la dictadura venezolana. ¿Lo hará Andrés Manuel López Obrador? Y sus partidarios, ¿en vez de sumarse sensatamente a la exigencia del intelectual organizarán, otra vez, una campaña de linchamiento en redes sociales contra el autor de decenas de libros fundamentales para entender nuestro tiempo y que hace un excelente trabajo como director de la revista Letras Libres y articulista de los diarios Reforma, de la Ciudad de México; Mural, de Guadalajara, y El Norte de Monterrey?

El artículo que hoy difunde Enrique Krauze en los diarios del Grupo Reforma, "¿La dictadura o la democracia?", empieza recordando lo que AMLO dijo en la cadena televisiva estadounidense Univisión el 7 de febrero de 2017: “que la democracia venezolana es mejor que la mexicana”.  Evidentemente, Andrés Manuel expresó una falsedad, lo que prueban los siguientes hechos que Krauze apunta en su artículo: 

1.- “La libertad con la que circuló esa declaración”.

2.- AMLO “ha aparecido en más de un millón de spots que se han trasmitido libremente por la radio y la televisión, promoviendo su candidatura”.

3.- “Esos medios y la prensa escrita lo han entrevistado con frecuencia”.

4.- El partido de Andrés Manuel, Morena, “cuenta con una representación en el Senado, en la Cámara de Diputados, en los Congresos estatales y en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México”.

5.- “Morena ha recibido el financiamiento que el Estado otorga a los partidos”.

6.- “Morena participará en las elecciones federales del año entrante bajo las reglas e instituciones de la democracia mexicana”.

La conclusión de Krauze, correcta:

“Si López Obrador estuviera en la oposición en Venezuela, en vez de tener estas oportunidades, habría sido arrestado”.

A Krauze le preocupa que el más fuerte aspirante a la Presidencia de México no mencione jamás “la verdadera violencia” venezolana, “la del régimen, cuyas imágenes atroces inundan las redes sociales”. La Guardia Nacional ha reprimido salvajemente a la gente que protesta desesperada por la fuerte crisis económica y la falta de libertades.

Andrés Manuel tampoco ha dicho nada acerca del hecho, terrible, de que la Asamblea Nacional de Venezuela haya sido desconocida por el gobierno de Maduro.

Ni López Obrador ha considerado importante cuestionar al régimen venezolano por haber despedido a la fiscal general.

Lo peor, no parece interesado el dirigente de Morena en ser abiertamente solidario con tantos políticos de oposición que en Venezuela están sujetos a procesos penales o de plano en la cárcel.

Los medios de Maduro

Krauze recuerda a AMLO un dato que preocuparía a cualquier demócrata: “En Venezuela no hay televisión independiente (ni siquiera los canales internacionales) y la radio y prensa independientes sufren desde hace años el acoso del régimen”. 

¿Con la dictadura o la democracia?

Dice Krauze: “Frente al régimen de Maduro, AMLO no puede tapar el sol con un dedo. Los múltiples defectos de la política mexicana (que sin duda existen, incluso en su partido) no pueden servir de parapeto para desviar la atención de lo fundamental: ¿está con la dictadura o está con la democracia?”.

Urge que AMLO condene a Maduro

Para Enrique Krauze, si Andrés Manuel no lo hace, “los mexicanos sabremos a qué atenernos en el caso de su triunfo en las elecciones de 2018”. Resulta imprescindible que lo haga “porque la gran mayoría de los mexicanos no queremos que nuestro país se convierta en una nueva Venezuela”.

Andrés Manuel es un demócrata, sí, ¿entonces...?  

En mi opinión el líder de Morena es un político demócrata que que jamás actuará como Maduro. Conozco a López Obrador y sé de lo que hablo. Él debe pensar que no necesita condenar al régimen venezolano para garantizar que, si llega a la Presidencia de México, respetará todas las libertades de los ciudadanos, incluidas las económicas, más que ningún otro gobernante de nuestro país. Estoy seguro de que así será.

Pero millones de mexicanos no conocen personalmente a Andrés Manuel y no pueden estar seguros de sus intenciones. Muchos de ellos, decepcionados del PRI y del PAN, están dispuestos a votar por Morena, lo que queda perfectamente claro en las encuestas. El problema es que buena parte de las preferencias a favor de AMLO no son “voto duro”, es decir, si el tabasqueño no cumple con sus expectativas lo abandonarán.

No condenar mucho y con fuerza a Venezuela puede ser suficiente para que un numeroso grupo de mexicanos decidan no votar por AMLO. Pero el líder de Morena piensa que no ocurrirá así.

Lo dijo en su Rumba del safe:

“De la guerra sucia vamos a salir ilesos, va a ser safe en todas las jugadas: que somos populistas, safe; mesiánicos, safe; antirreligiosos, safe; que recibimos dinero de Eva, safe; que Venezuela, safe; que Trump, safe; que Tláhuac, safe; de qué vivimos, safe; que estamos en contra de los empresarios, safe; que vamos a expropiar, safe; que sólo un niño por familia, safe; que no respetamos las instituciones, safe; que somos conservadores, safe; más las que se acumulen, safe. Hasta le vamos a poner música y podría llamarse la Rumba del safe o del todos quietos”.

La Rumba del safe, sí, excelente...

1.- La acusación de populismo es vulgar guerra sucia, todos lo sabemos. Así las cosas,  AMLO, como en las jugadas del beisbol, de esta saldrá safe.

2.- El señalamiento de mesiánico no le hará nada: otro safe.

3.- No entiendo por qué AMLO dice que se le acusa de ser antirreligioso, cuando todos sabemos que uno de sus grandes defectos es ser extremadamente mocho, tanto que muchas veces se expresa en términos de fanatismo religioso, lo que a algunos os molesta porque fomenta la ignorancia de la gente. Pero bueno, será safe.

4.- ¿El dinero de Eva Cadena? El señor López Obrador es totalmente ajeno a eso: safe, pues.

5.- ¿Trump? Comparar a AMLO con Trump no pegó: safe desde hace rato.

6.- Tláhuac. A pesar de lo hizo el delegado militante de Morena tan cercano a El Ojos, Andrés será safe porque finalmente el tabasqueño no ha hecho nada malo; le costará trabajo evitar el out, pero logrará el safe.

7.- ¿De qué vive Andrés Manuel? Un safe sencillísimo. No puede acusarse de mal manejo de recursos al político mexicano que vive más modestamente.

8.- ¿Las expropiaciones de AMLO? Una tontería. Safe facilísimo.

9.- ¿Que no respeta las instituciones? En realidad, las respeta más que nadie, de ahí que su movimiento siempre haya sido pacífico y dentro de la legalidad. Safe.

10.- ¿Que Andrés propone solo un niño por familia? Esta se la inventó el propio líder de Morena, supongo que para darle más contenido a la cumbia o rumba del safe. Pero, pues sí, safe.

11.- ¿Que AMLO es conservador? Lo es, sin duda, en temas como el aborto y el matrimonio y la adopción homosexuales, o al menos nunca ha dicho nada que lo comprometa en debates tan apasionados. Pero este conservadurismo le beneficia con la inmensa mayoría de los electores, no lo perjudica. Otro safe.

Pero Venezuela se ve clarísimo que será out y por ponche

Enrique Krauze ha dado razones de peso para que Andrés Manuel López Obrador salga bien librado de un envenenado lanzamiento que ya le preparan los pitchers rivales.

El lanzamiento venezolano va directo a la zona de strike de Andrés Manuel. Si este no lo batea, es decir, si sigue ignorando el tema o si trata de resolver el problema con evasivas o declaraciones tímidas, el ampáyer lo va a ponchar.

¿Por qué Andrés Manuel, gran bateador, no batea una bola tan sencilla?

Es reconocida la habilidad de AMLO con el bate. Ha jugado beisbol muchas veces frente a periodistas que lo han fotografiado o grabado en video pegándole duro a la pelota.

Una bola tan sencilla como la venezolana podría sin mucho esfuerzo convertirla en jonrón. Pero en lugar de pegarle al régimen de Maduro, piensa que lo que más le conviene es dejar pasar ese lanzamiento. Carajo, creo que si Andrés Manuel no cambia de actitud se va a ponchar.

Solo hay una razón para que AMLO no le dé duro con su bate a la dictadura venezolana: no hacer enojar a algunos de sus seguidores, muy pocos —pero influyentes en Morena, como John Ackerman— que por pura extravagancia ideológica o política apoyan a la dictadura venezolana.

¿Vale la pena que Andrés Manuel pierda la Presidencia solo para que no se enojen algunos articulistas radicales de diarios y revistas?

Antes de que AMLO responda la pregunta debe leer varias veces el artículo que hoy publica Enrique Krauze en los diarios del Grupo Reforma, un artículo escrito con buena fe y evidentemente con ganas de ayudar al dirigente de Morena a ganar las elecciones presidenciales de 2018. 

 Hasta las gracias debe darle Andrés a Krauze. Yo digo.