miércoles 13 de diciembre de 2017 | 07:06
Columnas

La XXII Asamblea Nacional del PRI la tensión, los amarres, las alianzas rumbo al 2018

@JorgeNinomiya sáb 12 ago 2017 17:32
Manlio sería un buen candidato
Manlio sería un buen candidato
Foto propiedad de: Internet

La XXII Asamblea Nacional del Revolucionario Institucional fue relativamente pacífica y no una guerra campal al menos no de manera pública. Un grupo aceptaba el abrir a los candidatos a la presidencia externos al PRI con un claro mensaje a Meade, quien se ha fortalecido con las bajas de Videgaray y otros personajes en el gabinete del presidente. Lo mismo sucede con exgobernadores, donde Eruviel Ávila entendió muy bien las señales que su momento se acabó y que competir por presidencia no le alcanza.

A varios “grilleros” de buen peso se les convenció con diputaciones locales, alcaldías o diputaciones federales. A aquellos que pueden dañar seriamente al partido se les otorgaron algunas senadurías. Sin embargo, dos personajes con fuerza y presencia no se les puede ofrecer cualquier cosa. Una es Ivonne Ortega y el otro es Manlio Fabio Beltrones, que  no solo tiene los amarres, la calidad moral, el peso y la trayectoria para desestabilizar al partido si llega a competir por la candidatura a la presidencia.

Beltrones sería un buen candidato que es de los pocos políticos que han logrado ser vigentes desde hace décadas y su influencia no llega hasta su partido sino a otros partidos políticos. Si se logra convencer a Manlio Fabio de apoyar a Meade, Nuño u otro candidato no solo tendría el apoyo del PRI sino que lograría amarrar una alianza con el Partido Verde, PANAL y PES.

Ivonne no ha sido atropellada por la maquinaria del PRI por el apoyo de Beltrones ya que de no ser así hace meses que su lucha habría terminado y se alinearía como cualquier priista.

Un detalle es importante, el PRI es el único partido grande que no tiene la figura de candidatos externos lo que ha provocado reciclar una y otra vez a los políticos de siempre, a los políticos que han bloqueado a muchos jóvenes que han buscado espacios, han picado piedra dentro del partido. Esto se tiene que resolver tarde o temprano.

Si llegan a lanzar a Meade quien no milita en el PRI y hace lo mismo que Mancera de continuar separado de su partido se va a volver un problema muy serio para el Revolucionario Institucional debido a que de arriba hacia abajo empezarán a exigir más apertura en el partido que finalmente llevaría al partido o bien actualizándose o seguir con la misma línea aunque eso signifique que muchos jóvenes y políticos abandonen el partido para buscar un espacio en otro instituto político.

Otro detalle que fortalecería al PRI rumbo al 2018 es consultar a la militancia por medio de una elección del candidato a la presidencia por medio de los ciudadanos que le otorgaría en primera respaldo del partido y en segunda acabaría cualquier posibilidad de  ilegitimidad de llegar a ganar la presidencia de la república.

Por otro lado, conforme se acercan las elecciones se van acomodando los caballos de cada partido. Por ejemplo, Margarita Zavala sabe que no va a ser candidata por el PAN y ya declaró que contempla el ir como candidata independiente lo que deja el camino libre a Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle que deben capitalizar voto que tiene Zavala a su favor.

En el PRD la situación es similar existen tres candidatos Mancera, Silvano Aureoles y Juan Zepeda. Mancera ya lleva tiempo abriendo diversos caminos el primero es ser candidato del PRD, el segundo es ser candidato de Movimiento Ciudadano y el tercero es ir como candidato independiente.

Los otros partidos finalmente se unirán a aquel partido que les ofrezca más espacios y que les asegure el registro.

¿Ustedes qué opinan? Dejen sus comentarios y críticas aquí abajo que es el fin por el que día a día escribo en SDPNoticias.

Sin más por el momento les envío un fuerte abrazo.

 

Jorge Peña Ninomiya

https://www.facebook.com/PsicJorgeNinomiya

jorge[email protected]

Twitter.com/JorgeNinomiya