jueves 17 de agosto de 2017 | 02:39
Columnas

Presunción de inocencia de Rafa Márquez y Julión Álvarez

vie 11 ago 2017 15:20
Ojalá y nos demos cuenta como mexicanos lo vulnerable que puede ser nuestro patrimonio ante la posibilidad de estar en una Lista Negra, sin garantía de audiencia y quedando en estado de indigencia de un día para otro
Ojalá y nos demos cuenta como mexicanos lo vulnerable que puede ser nuestro patrimonio ante la posibilidad de estar en una Lista Negra, sin garantía de audiencia y quedando en estado de indigencia de un día para otro
Foto propiedad de: Internet

 

El Estado Mexicano debe privilegiar y asegurar el respeto a las garantías individuales de sus ciudadanos.

En el caso de RAFAEL MÁRQUEZ y JULIÓN ÁLVAREZ, con motivo de una investigación del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, la Oficina de Control de Actividades Extranjeras con sus siglas en inglés OFAC, ubicó a los personajes descritos en una lista legra, destacándose que de acuerdo a la Ley Kinpin, están facultados para la elaboración de dicha lista y que generalmente las personas que están ahí, son responsables de conductas de lavado de dinero.

Durante más de nueve años, el Estado Mexicano a través de diversas instituciones, nos han vendido a los mexicanos las bondades del nuevo Sistema Penal Acusatorio, cuya vigencia obligatoria inició en el mes de Junio del 2016, a través del cual se respeta fundamentalmente la presunción de inocencia que en resumen es la obligación que tiene el Estado de acreditar que el sujeto cometió un delito y así poderlo sancionar.

Resulta novedoso para los mexicanos, que si el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, te incorpora a una lista negra en la que a su juicio cometiste el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, la PGR se adhiere a tales pesquisas, informando a la Secretaría de Hacienda para congelar todos tus bienes y no poder hacer uso de la banca nacional, hasta que no compruebes tu inocencia, en el mejor de los casos, porque de no ser así, tus recursos serán confiscados de forma definitiva, como se puede apreciar, es que ahora nos enteramos de que tenemos un sistema dual, es decir, por un lado, una justicia en donde aparentemente efectivamente se respeta la presunción de inocencia, sin embargo, existe según el interés del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, un sistema a través del cual el responsable tiene que demostrar su inocencia, y para ello está facultada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, para establecer medidas y procedimientos a través de los cuales de prevenga y detecten operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie para la comisión del delito antes señalado.

Esta dualidad tiene como origen el acuerdo que el entonces Secretario de Hacienda Luis Videgaray, celebró con el Secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, en el mes de Marzo del 2014, en donde firmaron una declaración de principios para reafirmar su compromiso de colaborar en asuntos de seguridad, por lo que cualquier persona que se encuentre en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, debe acreditar su inocencia y mientras tanto que Dios te agarre confesado.

Ojalá y nos demos cuenta como mexicanos lo vulnerable que puede ser nuestro patrimonio ante la posibilidad de estar en una Lista Negra, sin garantía de audiencia y quedando en estado de indigencia de un día para otro.

Me pregunto de qué sirve el Estado Mexicano, que presentas tus declaraciones de impuestos y tienes la desgracia de aparecer en la lista negra del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos?