viernes 20 de octubre de 2017 | 09:26
Columnas

Depresión, trastornos afectivos, demencia y otras enfermedades olvidadas en la política mexicana

@JorgeNinomiya vie 11 ago 2017 12:53
Ellos también son humanos
Ellos también son humanos
Foto propiedad de: Internet

 

Lamentablemente los pacientes con depresión muy pocas veces son tratados por algún especialista y peor aún depresión severa o crónica, así como el trastorno afectivo bipolar tipo I y II, esquizofrenia con todas sus variaciones, pacientes con demencia, o casos más graves que van deteriorando la vida y la salud de los pacientes que en promedio aquellos que padecen una trastorno o enfermedad crónica en muchas ocasiones reducen su vida entre 5 a 10 años que el promedio de vida de una persona sana.

Estos pacientes en la mayoría de los casos son olvidados por sus familiares, abandonados en algún centro de salud o psiquiátrico donde finalmente terminan en las calles como indigentes expuestos a todos los peligros que la noche cualquier ciudad en México. Una gran cantidad de esos pacientes podrían tener una calidad de vida mucho mejor, sin embargo son una carga para el presidente municipal y el gobernador principalmente. Lo que hacen es recogerlos y llevarlos al DIF y a los pocos días según sea el caso se les abandona en la ciudad más cercana o en un estado aledaño.

Para estos pacientes no existen iniciativas o reformas de ningún partido debido a que prácticamente ellos no les proporcionarán votos y la gente simplemente los corre o la policía los reprime. No existen campañas de donación de medicamentos, campañas de donación de recursos económicos, organizaciones civiles que vean por ellos y presionen a los representantes en las cámaras de diputados a actuar en consecuencia.

Tampoco existen centros de atención estatales y federales de atención a pacientes con diversas enfermedades mentales crónicas ya sean degenerativas o no. Tampoco existe una ley que castigue a la familia del paciente por abandonarlo y dejarlo su suerte. Ni tampoco existe algún centro donde el paciente pueda vivir y conseguir un empleo como sucede en Estados Unidos con aquellos que acaban de salir de prisión y necesitan donde vivir y de qué vivir.

Es triste ver la gran cantidad de personas en abandono que no tienen techo para cubrirse de la lluvia y que entre ellos en momento de frio se acurrucan para darse calor mutuamente. Es increíble cómo un partido que se dice humanista y pertenece a la Organización de Demócratas Cristianos como es el PAN no haya puesto este tema en todos los estados y a nivel federal. Y lo mismo sucede con los cuatro partidos de izquierda que brillan por su ausencia en este tema también.

Estoy seguro de que resulta más económico el tener a estos individuos bien atendidos y con el medicamento indicado que los daños que puedan ocasionar a vehículos, casas, negocios, a otras personas o a si mismos en un ataque de manía o paranoia. Yo invito a los partidos nacionales y a los partidos locales a crear una iniciativa que saque de la oscuridad, que los gobiernos dejen de ocultar a las decenas de miles de personas con alguna enfermedad o trastorno mental.

Se puede crear un seguro de incapacidad y crear centros donde puedan tener una habitación que les permita buscar un empleo y poder pagar su estancia según sus capacidades o sus limitaciones. Así como este caso existen muchos más a los cuales los partidos políticos no le ponen atención y peor aún los tienen en el olvido. No conozco a ningún partido que haya hecho algún evento para recaudar fondos para estas personas que siguen siendo personas, que son mexicanos, que sienten, que piensa, que merecen una vida de calidad. Una vida digna.

 

¿Ustedes qué opinan? Dejen sus comentarios y criticas aquí abajo que es el fin por el que día a día escribo en SDPNoticias.

Sin más por el momento les envío un fuerte abrazo.

 

Jorge Peña Ninomiya

https://www.facebook.com/PsicJorgeNinomiya

[email protected]

Twitter.com/JorgeNinomiya