viernes 20 de octubre de 2017 | 09:28
Columnas

No todo está perdido para el PRD siempre y cuando busque diputados y senadores

@JorgeNinomiya jue 10 ago 2017 16:50
Juan Zepeda
Juan Zepeda
Foto propiedad de: Internet

 

El Partido de la Revolución Democrática aún tiene una carta para jugar en 2018 ya que hace apenas unos días era viable el #FrenteAmplioMx hoy se ve complicado si no es que imposible a menos que ceda una gran cantidad de cargos a Acción Nacional cosa que puede sepultar al PRD totalmente.

El PRD siempre compitió por ser el segundo o tercer lugar en las elecciones presidenciales y por ello recibía una cantidad de prerrogativas suficiente para alimentar tanto a las corrientes como a las representaciones en todos los estados o al menos en la mayoría. Desde el 2015 el partido amarillo se encuentra en una severa crisis económica que lo tiene al borde del colapso.

Ahora deben buscar un candidato propio y jugarse la presidencia por primera vez en su historia sin alianza con otro partido. ¿Quiénes pueden ser los candidatos? Puede ser Juan Zepeda, que demostró en el Estado de México que del 5 o 6% que se buscaba en esa elección logro un 18% que logro desplazar a la candidata del PAN Josefina Vásquez Mota y quedar en tercer lugar.

Otro candidato puede ser Silvano Aureoles, quien si bien aún no logra crecer lo suficiente puede hacerlo ya que tiene un perfil y una personalidad que puede conectar con adultos y sectores de clase media y media alta. Tiene presencia y tiene buen discurso. Debemos ver qué tal le va haciendo una encuesta entre Juan Zepeda y Silvano para ver qué apoyo tendrían los dos precandidatos sin Mancera que no se define y coquetea tanto con el PRD, Movimiento Ciudadano o lanzarse como candidato independiente.

Otro punto importante es aplicar lo que el PRI hizo en 2006 con Madrazo donde pasó a segundo plano y su partido decidió perder la presidencia y apostar por tener presencia en la cámara de diputados y senadores con el fin de ser un contrapeso y hacer que el futuro presidente los necesitara para sacar adelante sus reformas, de alguna manera cogobernar.

Aquel que niegue que no hay crisis en el PRD está ciego al igual que el que crea que el PRD va a desaparecer y se convertirá en un partido testimonial. Es un partido que ha gobernado varios estados y también ha gobernado capitales importantes. No es un partido acostumbrado a recibir migajas como los partidos-franquicia del PT y Movimiento Ciudadano.

El camino que debe seguir el PRD es lanzar un candidato presidencial que le dé un 10 o 12% y apostar por tener una buena cantidad de diputados federales y senadores, así como aumentar el número de diputados locales y alcaldes donde habrá elecciones locales.

Pasando el mes de agosto de 2018 el PRD tiene que hacer un análisis profundo de cómo quedó y qué camino seguir para enfrentar las elecciones del 2020 y 2021. Fortalecer los cuadros, abrir espacios a la militancia, hacer una buena limpia de arriba hacia abajo en cada estado y permitir que sean los militantes quienes decidan junto a las dirigencias qué rumbo se debe seguir.

Abrir la puerta a reformar sus estatutos donde se le dé más autoridad a los presidentes nacionales, estatales y municipales para que tenga mayor facilidad para poder hacer movimientos y realizar cambios necesarios en bien del partido.

En la reforma se deben acabar las elecciones de renovación de presidente y las distintas secretarías que se reparten entre las distintas corrientes según la fuerza que tenga en cada estado y que no se busque a la persona con mayores capacidades para sacar adelante su secretaría o distintas funciones.

Formar e invertir para crear una secretaría que se dedique exclusivamente al manejo de redes sociales y el posicionamiento del partido en todas ellas.

Es importante que después del análisis y del camino que se tome, realizar una gran campaña de afiliación en todo el país trabajando en todas las secciones de cada distrito electoral, creando un periódico que se reparta con información de lo que están haciendo los diputados y senadores. Las propuestas e iniciativas que fueron aprobadas.

Crear un sistema de afiliación más simple donde no sea la única opción el afiliarse por medio de internet, ya que de esa manera estamos dejando a decenas de millones de ciudadanos que no tienen acceso.

 

¿Ustedes qué opinan? Dejen sus comentarios y criticas aquí abajo que es el fin por el que día a día escribo en SDPNoticias.

Sin más por el momento les envío un fuerte abrazo.

 

Jorge Peña Ninomiya

https://www.facebook.com/PsicJorgeNinomiya

[email protected]

Twitter.com/JorgeNinomiya