miércoles 13 de diciembre de 2017 | 07:06
Columnas

Los candados, no a los chapulines, Rafa Márquez, Julión y Manlio y sus simultáneas

@jlca007 jue 10 ago 2017 12:45
Para Beltrones eliminar la posibilidad del chapulineo la verdad no es algo que le preocupe personalmente mucho.
Para Beltrones eliminar la posibilidad del chapulineo la verdad no es algo que le preocupe personalmente mucho.
Foto propiedad de: Internet

Para Beltrones eliminar la posibilidad del chapulineo la verdad no es algo que le preocupe personalmente mucho.

Volaron los candados que impedían a personajes como el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y al de Educación, Aurelio Nuño, ser postulados por el PRI como candidatos a la presidencia de la república.

La voladura parece estar más dedicada, como dice Federico Arreola  en su columna de ayer, al jefe de las finanzas públicas, que el titular de la SEP.

Razonablemente un partido tan viejo como el PRI, casi centenario, tenía la obligación de ver una sociedad radicalmente transformada. Una sociedad que ha cambiado sus modos de informarse, de politizarse, de razonar su espíritu crítico contra la corrupción o la inseguridad provocadas por gobiernos ineficientes o, de plano, coludidos con los malosos.

Y quitar esos candados que favorecían a un parque jurásico de dinosaurios, la mayoría de ellos repudiados por los electores (Romero Deschamps, Joel Ayala, Fidel Herrera, etc.)  fue un acto de modernización más que de manipulación política rumbo al 2018 del presidente Peña y su válido Enrique Ochoa Reza.

Un reclamo igualmente airado de los rebeldes opositores a la modificación de los estatutos que se dio ayer en Campeche, como Ulises Ruiz o Ivonne Ortega, fue el de terminar con el chapulineo que dio pauta para que militantes esclarecidos del tricolor como Romero Deschamps, Emilio Gamboa, Manlio Fabio Beltrones, Francisco Arroyo y otros igualmente innombrables, pasaran de la cámara de senadores a la diputados por la vía de las famosas listas y llegaron a acumular más de 20 años detentando esas representaciones populares sin tener para nada la necesidad de ensuciarse los zapatos pidiendo el voto popular por calles y serranías.

Para Beltrones eliminar la posibilidad del chapulineo la verdad no es algo que le preocupe personalmente mucho.

Beltrones es un hábil jugador de simultáneas políticas, caso que en el ajedrez aplica al jugador que tiene abiertos varios tableros a la vez.

Para Manlio, al que el propio Ulises Ruiz citó en su interlocución en la sede la Asamblea celebrada en Campeche referente a la modificación de Estatutos con su dicho de que el PRI no era un taxi al que se pudiera subir cualquiera, la baraja de opciones para regresar al senado o la cámara de diputados es amplio y por supuesto que no se agota en el PRI.

Beltrones el líder Moral de los “disidentes” (Ulises, Ivonne, Martell, César Augusto) dentro de su partido.

También tiene lazos tendidos con Galileos, corriente perredista en la que milita su viejo asociado Carlos Navarrete.

Y la gran telaraña de relaciones que tiene tejida Beltrones lo ubica cerca de Cuauhtémoc Cárdenas, de Diego Fernández de Cevallos y, últimamente según fuentes dignas de todo crédito, hasta con Andrés Manuel López Obrador.

Cito una definición clásica del jugador de simultáneas, que en dentro de la política mexicana, ahora es la figura en la que se ha transformado Manlio Fabio Beltrones:

Mayor número de partidas simultáneas jugadas por una sola persona.

“Hay que decir que en este caso se exigía que los participantes tuvieran como mínimo 1200 puntos de ELO, con el objetivo de hacer de la simultánea un Récord Guiness oficial. Y fue conseguido por Ehsan Ghaem Maghami (Irán) en el estadio de deportes de la Universidad Shahid Beheshti, en Teherán, Irán, los días 8 y 9 de febrero de 2011. Maghami es un Gran Maestro de ajedrez que jugó contra 135 personas a la vez, ni más ni menos. 

El evento fue presenciado por, entre otros, Mohammed J. Kambuzia, el presidente de la Federación Iraní de Ajedrez y también por uno de los vicepresidentes de la Federación Mundial de Ajedrez.

Maghami también jugó adicionalmente contra 469 rivales que no cumplían con los criterios de calificación de poseer una puntuación de Elo de por lo menos 1200, y por lo tanto no se consideraron para este registro.

Maghami ganó 97,35 por ciento de sus partidas.

Después de la proeza Maghami había caminado 55 kms.”

Y al ajedrecista de simultáneas políticas Manlio Fabio Beltrones, recorrer la legua electoral por tierra es un escenario que ni lo intimida y menos lo reduce.

Manlio, pese a todo el acaparamiento mediático que hicieron Rafa Márquez, Julión Álvarez y los videos en el cañón del sumidero del presidente Peña, el gobernador chipaneco y el cantante grupero, siguió siendo el superstar de la XXII Asamblea del PRI.