viernes 20 de octubre de 2017 | 09:19
Columnas

La foto del @julionalvarez una prueba del buen gobierno de @EPN

@FedericoArreola jue 10 ago 2017 09:01
La PGR no informó a a Los Pinos y no tenía por qué hacerlo, luego entonces el presidente Peña no supo con quién posaba
La PGR no informó a a Los Pinos y no tenía por qué hacerlo, luego entonces el presidente Peña no supo con quién posaba
Foto propiedad de: Internet


He leído en los medios de comunicación cuatro tipos de reacciones relacionadas con la foto y el video que se tomó el presidente Enrique Peña Nieto con el famoso cantante Julión Álvarez, acusado en Estados Unidos de tener tratos con el narcotráfico, fotografía y videos que alguien de los Pinos borró de las redes sociales del primer mandatario. Básicamente esto es lo que ha pasado con eso:

1.- Burlas de los tuiteros y feisbuqueros, comprensibles y divertidas. Ni modo, Peña Nieto no supo con quién había posado para la foto y se ganó los memes.

2.- Fuertes críticas a la persona del presidente de la República de parte de algunos analistas serios, que no hicieron mal trabajo, pero creo que esta vez se fueron por la fácil: condenar a EPN por andar juntándose con un tipo que es presunto culpable de un delito grave.

3.- Reproches a la falta de sensibilidad política de la PGR que, a pesar de que sabía de las investigaciones en Estados Unidos contra Julión Álvarez —y contra el futbolista Rafael Márquez— no tomó la iniciativa de mandar un mensaje a Los Pinos para sugerir que nadie en el gobierno, especialmente el presidente de México, debía tomarse fotos o posar para videos con el cantante.

4.- Lo que dice El Universal en su columna Bajo Reserva: “... la PGR dio un guantazo a sus críticos, a aquellos que consideran que no tiene independencia del ejecutivo. La prueba es contundente. El lunes pasado el presidente Enrique Peña Nieto posó para una fotografía con el cantante Julión Álvarez y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco... La foto fue subida a las redes de la Presidencia de la República. Dos días después, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos puso a Álvarez (entre los que tienen) nexos con un capo del Cártel Jalisco Nueva generación. La dependencia estadounidense aseguró que contó con la ayuda de la Procuraduría General de la República... Es obvio que nadie en la PGR le informó al presidente Peña la inconveniencia de posar junto a un hombre que estaba bajo la lupa del gobierno de Estados Unidos... Así, o más independencia”.

Desde luego, me quedo con la versión de El Universal. La PGR no informó a Los Pinos porque no debía hacerlo. Si en la agenda presidencial estaba una reunión con cantante muy popular, no era problema de la PGR. 

Lo cierto es que no supo Peña con quién posaba, es decir, pensó que lo hacía con un interprete honesto bastante apreciado por millones de mexicanos, pero en realidad lo hizo con un pillo. Debido a ello, el presidente EPN ha pasado un mal rato, sobre todo en las redes sociales y entre los periodistas independientes más críticos, que reitero, hacen su trabajo y lo hacen bien.

Pero el hecho, en realidad —nadie con un mínimo sentido de la objetividad podrá negarlo si actúa con honestidad intelectual—, es que la foto y el video del Julión lo único que prueban es el buen gobierno de Peña Nieta, en el que cada dependencia hace su trabajo sin esperar recibir líneas autoritarias de mero arriba que todo lo contaminan.