viernes 20 de octubre de 2017 | 09:27
Columnas

Julión: el "narco-grupero-junior" de la política

@FridaGomezP jue 10 ago 2017 13:22
Amistades así son difíciles de ocultar y por supuesto que el Presidente está recibiendo una fiesta de memes por esta decisión.
Amistades así son difíciles de ocultar y por supuesto que el Presidente está recibiendo una fiesta de memes por esta decisión.
Foto propiedad de: Internet

 

Julión es uno de los cantantes más polémicos: hay gente que lo ama y no lo deja de cantar, mientras que hay gente que lo critica no solo por el desprecio que le tiene a las mujeres, también por su estilo violento y farol de ser. 

Apenas hace un año, se le criticaba por aquellas declaraciones de que "si a una mujer no le gusta trapear, no sirve"; como si las mujeres fuésemos objetos más útiles o menos útiles según nuestras preferencias. Pero eso no es lo peor, sus canciones constantemente han promovido el maltrato contra las mujeres, ya sea porque el hombre anda borracho o porque las mujeres a las que les llora andan de "libres". 

Julión es de la misma corriente de "grupero-juniors" como la de Gerardo Ortiz, el que llega a la memoria de fans y gente decente por su canción "Fuiste Mía", con la que creó un video oficial calificado como "apología al feminicidio". Y no era para menos, pues en esta canción, con el pretexto de una infidelidad, aparece el grupero aventando el cuerpo de una mujer en la cajuela de un automóvil y posteriormente, prendiéndole fuego entre pastizales. Como si en México, los feminicidios fueran una broma que puede promoverse a través de la cultura musical; como si Ciudad Juárez, Ecatepec, Puebla y Tlaxcala no tuvieran a sus mujeres desaparecidas, asesinadas y a las madres preocupadas por el simple hecho de que sus hijas regresen a casa. Como si la violencia que azota al género tuviera justificación en infidelidades y el "exceso" de sensualidad con el que andan las mujeres. Como si la niñez y juventud mexicana no estuviese lo suficientemente confundida como para construir de los narcos y gruperos un concepto aspiracional de éxito. Después de todo, son narcos, gruperos y capos los que viajan en Suburban, beben Buchanan´s, presumen tener muchas mujeres adornadas con las mejores joyas, trapos de marca y hasta viajes en yates o reuniones con políticos.

Con todo y eso, Julión ha encontrado un lugarcito en la esfera política más alta de nuestro país. En Chiapas simplemente, el gobernador Manuel Velasco y su esposa, la estrella juvenil de Televisa Anahí, afianzaron una amistad tan estrecha con Julión Álvarez que hasta terminaron grabando una edición  musical de carácter especial. No podemos olvidar que hace un año la primera dama chiapaneca retomó su carrera artística, olvidada desde que se casó con el "Gobernador Verde", con el pretexto de la visita del Papa Francisco y lanzaron una canción que inclusive, el gobierno de Chiapas utilizó de forma oficial. 

Julión Álvarez, siendo buen amigo de Manuel Velasco, por supuesto que conocería al Presidente Enrique Peña Nieto y según fuentes del medio artístico, Julión es tan carismático y sencillo que igual trata a sus "compas" de la banda como a los funcionarios de gobierno, trato que les encanta después de tanta simulación y lambisconería con la que están acostumbrados a tratar. 

Pero eso no le quita lo "junior". Vaya combinación de personaje, dirá usted, pero el éxito musical y la fama de Julión también lo han forrado de un billete que gusta despilfarrar en fiestas, autos, viajes y excentricidades.  No sorprende que en cuanto el Gobierno se enteró de la investigación llevada a cabo por el Departamento del Tesoro en Estados Unidos, quisieran eliminar cualquier vínculo del cantante grupero con Enrique Peña Nieto. 

El equipo de comunicación de presidencia bajó inmediatamente de su cuenta de Instagram una foto en la que aparece junto al cantante de música de banda y al Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, durante un paseo por el Cañón del Sumidero.  Amistades así son difíciles de ocultar y por supuesto que el Presidente está recibiendo una fiesta de memes por esta decisión con la que cabe reflexionar: Si nada debe y su retrato fue circunstancial, ¿ por qué le teme a que lo vean con él? 

Vaya, más de un político tiene fotos incómodas por ahí, desde Andrés Manuel con Felipe Calderón, Elena Poniatowska con Carlos Salinas de Gortari y hasta el Papa Francisco con Donald Trump y saben bien que con borrar fotos, no se borra el pasado. 

A próposito, la foto fue subida apenas hace  dos días, en su gira por Chiapas con motivo del Día Internacional de los Pueblos Indígenas.

Ahora sí los gringos le cantarán a Julión un fragmento de su propia canción, Terrenal: "Mientras viva yo, no quito el dedo del renglón.. para tu buena suerte" .... y ¡échele, primo!