domingo 23 de julio de 2017 | 01:49
Columnas

En Contexto. La corrupción golpea a la confianza y cae el Riesgo País de México

@lusacevedop lun 17 jul 2017 09:42
El Riesgo País de México hoy se ubica en 191 puntos base
El Riesgo País de México hoy se ubica en 191 puntos base
Foto propiedad de: Internet

 

Si hay algo que no ayuda en nada al país es el silencio presidencial ante las evidentes expresiones de la corrupción y, en especial, la protección manifiesta en favor del Secretario de Comunicaciones y Transportes quien ya dijo que, de renunciar nada.

Total, para Ruiz Esparza ha sido claro que vale más la amistad “del jefe” que le ha permitido desenvolverse con impunidad, a pesar de las evidencias y de la ineptitud.

Frente a ese cinismo, una muestra del rechazo global al desapego a la aplicación de la ley en México es la baja de 3 puntos en la calificación del llamado Riesgo País, que mide la confianza de los mercados en el desempeño nacional.

Se puede justificar que este indicador es estrictamente técnico porque mide la diferencia entre el rendimiento de la deuda pública de México con relación a los pasivos de Estados Unidos que se considera están libres de riesgo, pero lo cierto es que es reflejo del grado de seguridad que puede brindar un país en vías de desarrollo, como el nuestro, para que los extranjeros inviertan sin temores.

Pero si la mejor oferta de rentabilidad del gobierno se da por la vía de la corrupción, la omisión y la impunidad, pero para beneficio de un grupo de privilegiados, el panorama no resulta nada favorable.

De ahí que el Riesgo País de México hoy se ubique en 191 puntos base, como informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), nivel que resulta 3 puntos por abajo de lo observado la semana pasada, en la que el las omisiones y la corrupción en la obra pública no se habían tratado de encubrir con argumentos inverosímiles y bobos como las “lluvias atípicas” y la “acumulación de basura”.

En realidad, el indicador de JPMorgan muestra que la basura acumulada por los malos funcionarios del gobierno mexicano ha propiciado que el Riesgo País muestre un descenso de más de 40 unidades desde diciembre del año pasado, periodo en el que ha sido más que evidente la ineptitud e impunidad de Ruiz Esparza y compañía, aunque también de su cinismo.

Por este tipo de situaciones, la credibilidad en el gobierno también ha ido a la baja. No es necesario citar estadísticas, la percepción popular es clara.

Día a día el deterioro y la decepción en los gobernantes crece. Pero también en los legisladores que se niegan a dar vida al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) el que, aunque no dejará de ser otra entidad burocrática y de alto costo para los ciudadanos, abre la esperanza de frenar las componendas entre políticos y particulares.

Si no tenemos el SNA, cuando menos deberíamos ver la destitución del Secretario de gobierno con más desconfianza. Pero no solo eso, se requiere que junto con su destitución se abra una carpeta de investigación con todas las implicaciones legales que eso significa para restañar la credibilidad perdida.

Pocas veces en los últimos años hemos visto el desplome de la confianza en el poder público, y también lo que corresponde del privado.

Desconocer el clamor popular es actuar en contra de la democracia, que tanto se invoca. Pero para mal.

¿En dónde está el Estado de Derecho?

@lusacevedop