domingo 23 de julio de 2017 | 01:48
Columnas

Pobre de mi México, tan lejos de la salud y educación y tan cerca de la corrupción

@ginanoya dom 16 jul 2017 12:50
Terrible la asociación delictuosa entre políticos y sus padrinos.
Terrible la asociación delictuosa entre políticos y sus padrinos.
Foto propiedad de: Internet

¿Quién Vigila se apliquen los recursos ordenadamente?

Con declaraciones sensacionalistas de inversiones en ambos rubros que no llegaron, ni llegarán, desde sexenios antepasados, pasados y actuales, con desvíos de recursos que se hicieron y se hacen evidentes en cada evaluación y corte de caja, con varios exgobernadores, ex secretarios y funcionarios otros de mismas instituciones, detenidos y bajo proceso, investigados e involucrados por los malos manejos y desvío de recursos, presos o fugados, es la forma en la cual se pueden definir los resultados de estas dos grandes columnas del desarrollo de una gran nación que sigue de pie aun con todas las cuchilladas recibidas por la espalda en los últimos 40 años y que al parecer la mala costumbre de los políticos y administradores del sistema prevalece y siguen manteniendo como la caja chica de sus malditos vicios, desfondando y dejando en la inoperancia a tan nobles instituciones.

La mayor aberración es la falta de conocimiento que tienen de estas instituciones son el verdadero problema, pues son sin lugar a dudas el motor del desarrollo de una nación, donde un pueblo saludable y bien educado cuenta con las firmes bases que les permiten desarrollarse y trascender en ambientes equitativos para el desarrollo de cada uno de sus integrantes a lo que es igual a una sociedad productiva y progresista.

La asociación delictuosa o maridaje entre los gobernantes, partidos políticos y los padrinos que los manejan y que permiten los cochupos que amparan los grandes y jugosos negocios donde paran los recursos destinados a las instituciones, que van desde proveedores de insumos y servicios, donde participan empresas de dudosa procedencia y sin acreditarse ante la ley, hasta las propias empresas fantasmas de los mismo políticos y socios, mismas que defraudaron a los estados de la república y que son una de las causas de los fallos, fraudes como procesos inconclusos que llevaron al resultado de no poder alcanzar objetivos y concretar los fines para los que están comprometidas las instituciones del país. En fin, estas son las padrotearías con las que solapan los malos manejos y desvío de recursos que hoy ponen en una grave crisis a estos dos sectores en especial, cosa que me preocupa y ocupan a mi comentario.

La evidencia está en los hospitales inconclusos, escuelas improvisadas que imparten en condiciones deplorables (vagones, remolques, palapas, etc.), obras inexistentes, mala calidad en la construcción de las obras, compra de equipos de pésima calidad, falta de mantenimiento de inmuebles y equipos, falta de recursos humanos, falta de material de trabajo, falta de equipamiento, falta de medicamentos entre otras que han hecho evidentes en cada tropiezo diario en estas dos grandes como importantes instituciones del estado mexicano.

Como resultado de todo lo anterior señalado, está que los políticos actuales no visualizan, ni conocen la importancia de estas dos, lo señaló una vez más por la importancia que tienen, no sólo como pilares del desarrollo del país sino como elemento de crecimiento personal para los políticos reales y nacionalistas, que privilegian el bienestar de los nuestros como su principal tarea, esos pocos, quienes se proponen el trabajar para hacer eficientes las políticas públicas relacionadas con un sistema competente en salud y educación; muy pocos en verdad, pero es mucho pedir, pues la mayoría parece solo les cabe, desean o preocupa cuánto pueden pellizcar o  llenar sus bolsillos de los recursos de los programas prioritarios.

Políticos verdaderos se preocuparían por programas importantes para beneficio del pueblo y que generan activos para su crecimiento como gestores y líderes de cambio, salud y educación motor de desarrollo, las nuevas generaciones de políticos improvisados, no lo creo, sin liderazgo y conocimiento, avalados por frívolos diplomas que lejos de engrosar sus obesas currículas, son fiel reflejo de la incapacidad y desconocimiento mostrado en la actualidad en el manejo de la administración de las partes importantes como sensibles que sostienen al estado.

Sin duda el precio será muy alto a cobrar en las próximas elecciones 2018, donde una parte de los activos ya fueron depositados por los señores dueños del balón a favor de MORENA a cambio del Estado de México; por otra parte los partidos que no logran ponerse de acuerdo y simulan hacer alianzas que cruzando la esquina se rompen, los sueños guajiros de políticos de peso empiezan a disolverse o buscar un puerto de abrigo donde muchos se arriman buscando calor con el que fuera su más odiado enemigo; cambios de camiseta y traiciones a más no poder están llevando a los viejos cuereros de la política de partidos que aún cuentan con activos, que ahora que fueron desplazados la sorpresa será contender en contra de sus partidos y llevar como consolación sus raquíticos rebaños a las praderas del Sr. López.

Los tecnócratas en su pendejismo mataron a la gallina de los huevos de oro queriéndose y pasándose de listos a más no poder, ante la complacencia y entumecimiento de todos, todos los mexicanos. Es hora, los ciudadanos debemos estar unidos para sacarlos de una vez del juego, y darles una sopa de su propio chocolate, solo dejarles la opción que ellos han dejado al pueblo, que se alimenten con sopas instantáneas, para que vean cómo estas también los sentencian a las temidas enfermedades que hoy matan a muchos paisanos, como son la obesidad, diabetes e hipertensión, gracias a otros de los garrafales errores de permitir por parte de la autoridad correspondiente se pongan a la venta sin evaluar los riesgos a la salud por consumo de sustancias como glutamato monosódico, saborizantes, colorantes, y elevadas cantidades de cloruro de sodio que se vuelven un verdadero veneno para un pueblo mexicano con hambre poco recurso para comer cosas sanas, no solo enfermando al cuerpo, sus desaciertos llegan hasta la moral; la salud cada vez más pobre que nuestros bolsillos.

Jalón de orejas a quienes administran salud y educación en México, México de la Esperanza, México que requiere un giro urgente para llegar a lo que somos la verdadera raza de oro.

 

Mi Opinión…

Ginna Noya

@ginanoya