viernes 17 de noviembre de 2017 | 05:13
Columnas

Whole Foods: Amazon entra al mercado de los abarrotes

@rickypedraza lun 19 jun 2017 12:28
Foto propiedad de: Internet

 

En días pasados se hizo oficial la compra de Whole Foods por Amazon. Con esta compra, Amazon entra de lleno al mercado de los abarrotes.

¿Qué es Whole Foods Market?

Whole Foods no es el supermercado tradicional como lo conocemos. Whole Foods Market fue fundado en 1980 en Austin, Texas. Fue hasta empezando el siglo XXI que se dio la real expansión de este mercado. La tendencia del mercado a buscar comida orgánica y natural le ayudo a empezar a desarrollar un nombre dentro de la industria de los supermercados.

Whole Foods Market, no es un supermercado de ofertas, ni encontrará productos baratos. La selección de productos de este supermercado va dirigido a las personas que buscan productos con una calidad superior. Si en su “diccionario de compras” tiene las palabras “orgánico”, “libre pastoreo”, “sin pesticidas” y esta dispuesto a pagar un extra por tener este tipo de productos, este es el supermercado para usted.

Este supermercado está presente en gran parte de los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. En porcentajes, Whole Foods Market tiene  el 1.2% del mercado de abarrotes en Estados Unidos.

Los experimentos de Jeff Bezos

Esta no es la primera experiencia del CEO de Amazon fuera del mundo virtual. Amazon ya tiene varias tiendas físicas en ciudades selectas de Estados Unidos. Ya hay varias tiendas Amazon Books para comprar libros físicos, tiene las tiendas Amazon Go donde se pueden recoger los alimentos previamente seleccionados por la aplicación.

Leer la mente de Bezos es una tarea complicada. Lo que se entiende es que Amazon quiere entrar al sector de los supermercados. Poder absorber el conocimiento de una compañía con tiendas físicas es como entrar a un curso intensivo de venta de abarrotes.

Pros y Contras

Esta compra le puede dar a Whole Foods un refresh en la parte de ventas por internet y las entregas a domicilio haciéndolo todavía más atractivo para los compradores actuales y volviéndolo una nueva opción para los compradores habituales de Amazon.

Los proveedores de Whole Foods deben de estar emocionados por entrar a una de las comunidades de compra más grandes del mundo pero también deben de estar aterrados al saber que Amazon busca constantemente el mejor precio del mercado.

Para Amazon tener negocios con presencia física le puede traer mas beneficios, conocer la cara de sus consumidores , mejorar la experiencia de compra presencial les puede ayudar a mejorar la experiencia de compra en línea,  acercarse a los clientes de manera presencial también les ayuda a tener ese “touch and feel” que no tienen las compras por internet.

En la parte negativa, el negocio de los abarrotes no es como lo que ellos están acostumbrados a trabajar regularmente. Los productos orgánicos tienen un tiempo de vida muchísimo más corto que otro tipo de productos, el manejo de personal en instalaciones físicas es diferente al que se tiene en una locación remota. Gran parte de la administración actual debería de ser contratada para la transición de negocio y sería un movimiento inteligente quedarse con el personal clave para el funcionamiento de las tiendas .

Amenazas al mundo de los abarrotes

En Estados Unidos, los clientes que compran en Wal Mart, raramente compran en Whole Foods por la diferencia de precios. Los productos en Whole Foods son productos de especialidad y de ahí su precio alto. Las tiendas que deberían de ir remojando sus barbas son las de alta gama y de conceptos similares al de Whole Foods.

Lo que puede afectar a cadenas de supermercados es básicamente la curiosidad y  el “qué pasará” que estará rondando la cabeza de muchos inversionistas.

¿Deberían de estar preocupados los autoservicios mexicanos?

Los mundos de compra de abarrotes de México y Estados Unidos están muy distanciados. Muchos de los compradores de nuestro país van a la experiencia total de compra. Desde llegar a la tienda, ser atendidos por las personas que dan muestras de los productos y poder tocar la fruta y verdura que se van a llevar. Para muchas familias es su experiencia del domingo.

Si esto lo traslada a cualquier tipo de comercio, creo que al menos a mediano plazo, las compras electrónicas no son una gran amenaza.  Pero estas tendencias deberían de mantener alerta a los dueños de los negocios de retail. El desarrollo de canales de venta virtual debería de estar dentro de las prioridades de desarrollo de negocio de los actuales retaileros.