viernes 17 de noviembre de 2017 | 05:13
Columnas

Línea 7 del Metrobús: ¡Que se jodan los chilangos!

@diaz_manuel lun 19 jun 2017 13:12
Mancera...
Mancera... "Hay tintes políticos y no importan las amenazas"
Foto propiedad de: Internet

 

En lo que parecieran unas declaraciones inusuales y muy fuertes del Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera sobre lo que está detrás de la oposición a la construcción de la Línea 7 del Metrobús y de quienes promovieron un amparo, no es otra cosa que negocios y ambiciones políticas.

El truco legal

El juez octavo de distrito en materia administrativa otorgó un amparo a la Asociación Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA), pues consideró que existe una afectación ambiental con las obras de la línea 7 del Metrobús sobre Paseo de la Reforma, a lo que el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera respondió de manera categórica que hay “tintes políticos” y que no le importan las amenazas y aseguró que la obra va continuar, porque cumple con todas las especificaciones técnicas y legales que se requieren.

Al respecto, el Jefe de Gobierno explicó en entrevista para Foro TV, que “el Bosque de Chapultepec, como señala el fallo, no tiene nada que ver con la Línea 7.  No tiene que ver con los monumentos de Reforma, pues aseguró que tienen la autorización del INAH” y así lo corroboró esa instancia del gobierno federal.

También aclaró que para las obras del Metrobús hay un oficio del INAH que refiere que Reforma, es considerado como un monumento histórico, no refiriéndose a toda Reforma, sino al tramo original del Pase y aclaró que “sí es muy importante poner en contexto que primero no es todo Reforma monumento histórico; que el INAH ha dado puntual seguimiento a cada uno de los pasos que se han dado en la obra en Reforma. Las autorizaciones están vigentes, como en la autorización de Reforma Norte; está también la autorización en Misterios; entonces, exponiendo todas estas razones, el juzgador, tomará el cauce normal que es seguir la obra”.

Queda claro, que legalmente no existe impedimento alguno.

Es totalmente claro que quien está atrás de la demanda que interpuso la Asociación Mexicana de Derecho Ambiental es su fundador Ramón Ojeda Mestre, quien sigue manipulando dicha organización y no ha cejado en aparecer en cuanto medio puede para tratar de colocarse como ángel con su disfraz de ambientalista para desprestigiar las obras del Metrobús.

¿Será que Ojeda Mestre esté en defensa del “pulpo” de los microbuseros?

La visión de la mancuerna Camacho-Ebrard con la de Miguel Mancera se contrapone radicalmente:

Mientras la tripleta de Manuel Camacho Solís-Marcelo Ebrard-Ramón Ojeda promovieron la “concesión “hombre-individual” con vehículos tipo Van o Microbuses y tolerando aun las “combis” con poca capacidad, inseguros y altamente contaminantes, que tenían permiso de usar la vía pública como paradero, taller de reparación, baños y fomentaban un comercio irregular de ambulantes en vía pública.

En tanto el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera desde el inicio de su administración advirtió que el gran reto en movilidad que tenía, era dejar libre la ciudad de microbuses, comentó que "el reto es muy importante porque más o menos lo que hemos sustituido son alrededor de mil 200, mil 300, y habrá que llegar a otros miles más hasta llegar a cero microbuses”, en la CDMX” y se preguntó cómo se va a plantear. La idea es cambiar el concepto hombre-camión y pensar en empresas del transporte que absorban a varias de esas unidades en otras más grandes y funcionales.

Por cada nueva ruta de Metrobús se manda a la chatarrización a un importante número de microbuses, como sucedió, por ejemplo, cuando más de 85 unidades que circulaban por el Eje 3 se fueron al proceso de chatarrización, lo mismo que pasará con un buen número de micros que circulan por Paseo de la Reforma.

Soluciones reales no intereses

En apoyo a la propuesta del gobierno de la capital del país, el Centro Mario Molina (un verdadero centro científico y acreditado mundialmente) en un documento que publicó denominado, destacó “el esquema de concesiones que proliferó en los años 90 creó incentivos perversos, privilegiando el modelo de “hombre camión”, que da lugar a que en ciertos corredores coexistan de manera simultánea docenas de asociaciones de operadores… ello genera una competencia feroz, que deriva en un exceso de unidades subutilizadas en ciertos corredores y horarios, así como en constantes violaciones a la normatividad vial. Todo lo anterior genera ineficiencia desde la perspectiva que se mire: ambiental, económica o social”.

Qué hay detrás de la AMDA para promover que se detenga la obra

Ramón Ojeda Mestre es un personaje que estuvo políticamente ligado a Manuel Camacho Solís y hoy mantiene esa liga a través de Marcelo Ebrard y uno de los promotores de los microbuses.

En las épocas de la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, cuando el todo poderoso era Manuel Camacho Solís y como jefe del ex Departamento del Distrito Federal hacía y deshacía, Ramón Ojeda Mestre era parte muy importante de su círculo más íntimo. Durante esa administración tuvo varios cargos como delegado en Magdalena Contreras, Director General de Concertación con Entidades Federativas y Director de Difusión y Relaciones Públicas entre otros cargos más.

En 1989 fue parte de los impulsores del Programa “Hoy no circula” y de participar en varias de las políticas ambientalistas que pretendió instrumentar Manuel Camacho Solís en el Distrito Federal ahora CDMX.

Entre las medidas más importantes que se llevaron a cabo durante ese periodo, estuvo el de eliminar las “combis”, mismas que fueron sustituidas por los famosos Microbuses, que no son otra cosa que la adaptación de una cabina para pasajeros, montada sobre un chasis de un vehículo de carga de 3.5 toneladas y que desde entonces en otros países había sido rechazado.

Grupo Havre

Para apoyar la reproducción como conejos de este servicio inseguro, inoperante y altamente contaminante, se recurrió a un financiamiento a través del Grupo Havre, que terminó en un mega fraude que fue quien por un lado financió a los “permisionarios” y por otra parte les vendía las unidades.

Arrendadora Financiera Havre, nació el 10 de enero de 1992 y tenía 5 mil clientes, de los cuales el 90 por ciento utilizan el transporte en la CDMX y el 10 por ciento restante en Monterrey y Guadalajara. De acuerdo a las declaraciones que en su momento hizo uno de los tres encarcelados por el fraude que estigmatizó la administración de Salinas y de Manuel Camacho Solís, el director de Arrendadora Havre, Carlos Buentello Carbonell declaraba que Havre participa con el 80 por ciento de los microbuses de la Ruta 2, que es, junto con la 1, la más grande; esas dos Rutas son nuestros principales clientes" y casualmente la Ruta 2 es la que se verá afectada con la Línea 7 del Metrobús. 

De hecho, el caso del Grupo Havre fue el primer gran escándalo financiero de finales del sexenio de Salinas de Gortari. En apenas dos años de operación, registró 84 empresas fantasma para obtener recursos de Nacional Financiera, Banjército, el Banco Nacional de Comercio Exterior y, por conducto de Bancomer, más de 600 inversionistas privados que, en conjunto, perdieron mil 200 millones de pesos, cerca de 400 millones de dólares al tipo de cambio de la época.

Los temores de Ojeda

Al final de cuentas lo que defiende Ramón Ojeda, además del servicio de transporte ineficiente y contaminante, es una idea política en contra del Jefe de Gobierno de la Ciudad en épocas electorales, cuando tanto el Jefe de Gobierno Miguel Mancera como su ex jefe Marcelo Ebrard y su aliado AMLO ya están en plena carrera por la candidatura presidencial.

Todo ello, el movimiento que orquesta la AMDA y Ramón Ojeda resulta ser en contra de los ciudadanos, de la movilidad que tanto bien le haría a la CDMX y del medio ambiente por un simple interés político que ha dejado a la CDMX sin un transporte eficiente y seguro desde los años 90.