domingo 25 de junio de 2017 | 01:58
Columnas

DiCaprio y la vaquita desatan la grilla contra Calzada y Pachianno; ¿los ve alguien en el 2018?

@FedericoArreola lun 19 jun 2017 12:57
Todo es grilla, hasta algo tan bien hecho como el tema de la vaquita marina
Todo es grilla, hasta algo tan bien hecho como el tema de la vaquita marina
Foto propiedad de: Internet


La grilla

Darío Celis, en el diario Excélsior, publicó lo siguiente: “Dos miembros del equipo del presidente Enrique Peña estarían próximos a dejar el gabinete como parte del reacomodo que viene de cara a la selección del aspirante del PRI a la Presidencia. Curiosamente, se trataría de una especie de acto de defenestración, pues los personajes no forman parte de la carrera en sí, sino de piezas desechables para abrir espacios. Uno es el secretario del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, y otro es el secretario de Agricultura, José Calzada. Se lo pasamos al costo”.

Ah, chingao. ¿Y por qué, de pronto, la grilla contra Pacchiano y Calzada? Respuesta: por la vaquita marina. Es decir, la culpa la tiene Leonardo DiCaprio. Gacias a la estrella de Titanic ya hay quienes ven con posibilidades de dar pelea en el 2018 al secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales y al de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. 

DiCaprio y la vaquita. La historia

La vaquita marina es una especie endémica de México que tiene su hábitat en el Alto Golfo de California. 

Se considera uno de los mamíferos marinos más amenazados del mundo, razón por la cual se encuentra enlistada en la NOM 059 y por lo tanto su protección es responsabilidad de la SEMARNAT.

La población de la vaquita se ha reducido en los últimos años debido principalmente a dos causas:

1. Muerte incidental en redes de pesca de camarón y otras especies de peces como sierra y chano entre otras. 

2. Muerte incidental en redes agalleras utilizadas en la a pesca ilegal de totoaba, otra especie endémica del Alto Golfo que está vedada desde 1975. 

Desde hace mucho tiempo se conocía de la mortandad de la vaquita sin que ningún gobierno tomara cartas en el asunto y sin que el tema hubiera formado parte de la agenda del secretario de Medio Ambiente en turno. Esta problemática estaba bajo la responsabilidad del Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas. Tan solo de 2006 al 2012 se gastaron 50 millones de dólares en programas de conservación de la vaquita sin que se obtuvieran resultados. 

En el sexenio del presidente EPN debido a la situación crítica por la que atravesaba la vaquita se implementó una Comisión Asesora de la Presidencia de la República encabezada por el comisionado de Areas Naturales Protegidas y ONGs nacionales e internacionales. Se estableció en 2013 y desde ese entonces se propuso el plan de suspender las actividades de pesca de camarón y otras especies sin que fuera aprobado. La principal oposición era por parte de la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas. Esta comisión no tuvo ningún resultado y desde 2013 no ha vuelto a sesionar. 

Para eliminar la mortandad ocasionada por la pesca legal de camarón y otros peces, se tomó la decisión de suspender temporalmente la pesca durante un periodo de dos años y en ese tiempo el INAPESCA diseñó nuevos artes de pesca que no maten vaquita. 

A continuación el relato de esta medida

A finales del 2014 cuando Rafael Pachianno era subsecretario de Gestión en SEMARNAT y debido a que la población de vaquita seguía decreciendo, junto con CONAPESCA elaboró un plan para ampliar el polígono de protección de la vaquita y garantizar que se proteja el 100% del área de distribución (se incrementó 11 veces) y también suspender temporalmente la pesca y compensar económicamente a los pescadores con el 100% de los ingresos que recibían. El proceso de elaboración y negociación del plan con los pescadores duró cerca de 6 meses.  Esta propuesta fue diseñada y negociada por SEMARNAT y tuvo el acompañamiento de CONAPESCA. 

Los pescadores que están en el programa de compensación son los que viven en las poblaciones de San Felipe BC, y Golfo de Santa Clara Son. Son un total de 3,200 beneficiarios entre pescadores y miembros de la cadena productiva. La compensación por año sobrepasa los 500 millones de pesos. 

Al día de hoy ya se cuentan con prototipos de artes de pesca que no matan vaquita y serán probados en los siguientes meses con la finalidad que los pescadores regresen a pescar en el último trimestre del 2017. 

Hay que reconocer José Calzada es el primer secretario de Agricultura que tiene en su agenda el tema de la vaquita. Se nota su pasado ambientalista, que lo distingue de sus antecesores.

La iniciativa de sacar a los pescadores del agua fue reconocida por la Asociación Internacional de Mamíferos Marinos que otrogó el Premio de Conservación al Presidente EPN en Diciembre del 2016. 

El problema de la totoaba

Para eliminar la mortandad de vaquita provocada por la pesca ilegal de totoaba, se implementó un programa que no tiene precedente en el mundo comandado por la SEMAR a la que apoyan otras dependencias.

A finales del 2014, SEMARNAT invirtió cerca de 200 millones de pesos en infraestructura (10 lanchas tipo “defender” y un sistema de aeronaves no tripuladas como los que utilizaron para encontrar al Chapo) para que la Secretaría de Marina pudiera incrementar su presencia.

Se diseñó un Programa de Atención para el Alto Golfo donde participan 17 dependencias federales (SEMAR, SEDENA, PGR, CISEN, SEMARNAT, CONAPESCA, INAPESCA, SECTUR, SHCP, MIGRACIÓN, PFP, entre otras), el cual está coordinado por SEMAR y tiene como objetivo el supervisar que en el polígono de protección de la vaquita no se lleve a cabo ninguna actividad pesquera. Y, adicionalmente, vigilar el tráfico terrestre de totoaba y capturar a quien se dedique a esa actividad. 

A la fecha se cuenta con un despliegue de más de 300 infantes de marina, 60 gendarmes ambientales, 15 embarcaciones, un avión, un helicóptero y un sistema de aeronaves no tripuladas. Hasta el momento se han hecho miles de inspecciones, se han presentado a más de 195 personas al ministerio público por pesca ilegal de totoaba y se han decomisado miles de toneladas de productos pesqueros ilegales. 

La totoaba es altamente demandada por el mercado asiático principalmente de China y ahora en EUA por tener supuestas propiedades afrodisíacas. La vejiga natatoria o buche de la totoaba llega a cotizarse hasta en 100,000 USD (precios del 2017) en restaurantes de estos países. A los pescadores de San Felipe y Santa Clara les están pagando entre 8,000 y 10,000 USD por cada kilo de buche de totoaba. 

La pesca ilegal de totoaba no era considerada delito grave por lo que no se castigaba. Esta situación junto con los altos precios provocaron que se volviera una actividad muy atractiva para el crimen organizado. Los altos precios ofrecidos por el mercado negro son tan altos que se ha generado una sobre demanda de totoaba que ha incrementado la mortandad de la vaquita. 

A partir de abril de 2017, después de mucho tiempo de trabajar con el Congreso se logró reformar el código penal y considerar como delito grave y delincuencia organizada la pesca ilegal de totoaba por lo que ya se paga con hasta 12 años de cárcel su captura. 

¿Cuántas vaquitas quedan? 

En 2014 se tenía un estimado de 100 vaquitas, mismo que tenía un margen de error del 60%. Por esta razón en 2015 se invirtieron 50 millones de pesos para hacer un estudio con un margen de error del 5%. El estudio duró 3 meses. Se realizaron transectos de observación en todo el polígono de protección, y también se utilizaron 150 hidrófonos (para medir la huella acústica de la vaquita). En el estudio participaron expertos internacionales del CIRVA y se determinó que quedaban 60 vaquitas. 

En 2017 el mismo CIRVA, utilizando una metodología diferente al censo del 2015, determinó que quedaban 30 Vaquitas, esta nueva estimación vuelve a tener un margen de error muy elevado. Sin embargo, el gobierno mexicano ha dicho que no importa cuál sea el numero de vaquitas; lo relevante es tomar las acciones que sean necesarias para evitar su extinción. 

Situación actual

A pesar de los esfuerzos para combatir la pesca ilegal de totoaba y de haber suspendido la pesca que también amenaza a la vaquita, la situación es crítica, por lo que se requiere de una medida drástica para poder evitar su extinción. Esta medida consiste en construir un santuario donde puedan albergar al mayor número de vaquitas en un ambiente controlado y sin redes y donde se implemente un programa de reproducción asistida para acelerar la repoblación de la especie. 

Debido a la dificultad para encontrar y capturar a las vaquitas, junto con los científicos que forman la Comisión Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) se formó un equipo de científicos europeos, asiáticos, norteamericanos y mexicanos para diseñar este proyecto. 

Para encontrar las vaquitas se colabora con la Marina de EUA, que prestó tres delfines entrenados para encontrar buzos perdidos, los cuales llevan un año de entrenamiento en San Diego y San Francisco para poder detectar vaquitas marinas. 

En sepltiembre de 2017 estos delfines serán llevados al Alto Golfo para encontrar a las vaquitas y poder ser capturadas por expertos en captura de mamíferos marinos y ser trasladadas al santuario que será construido en San Felipe BC. En todo momento las vaquitas serán monitoreadas por un equipo de veterinarios expertos en manejo de mamíferos marinos. 

Este esfuerzo de conservación es el más ambicioso de la historia y no ha sido implementado en otro lado del mundo. Los científicos que han diseñado este proyecto están confiados en lograr buenos resultados. 

La intervención de Leonardo DiCaprio

En mayo del 2017 DiCaprio mostró su interés en la protección de la vaquita y pidió a través de sus redes sociales, al presidente Enrique Peña Nieto tomar acciones para evitar su extinción. El secretario Pachianno lo contactó para invitarlo a México y poder explicarle todas las medidas anteriormente descritas. 

Pachianno primero buscó contactar a DiCaprio a través de ONGs con las que trabaja el actor (WWF y Pew Foundation), pero ambas ONGs no lograron obtener una cita. Por lo tanto, lo que hizo Pachianno fue meterse a la página de la fundación DiCaprio y contactarlo directamente. Utilizando la sección de "Contact us" el secretario dejó su correo y teléfono celular con un mensaje explicando el interés del PEUM por invitar a DiCaprio a México. Después de una semana se reportaron al celular del funcionario para decirle que les interesaba tener la reunión con el presidente EPN.

En la reunión estuvieron presentes por parte del gobierno mexicano: EPN, los secretarios de SEMAR, SEDENA, SEMARNAT, SAGARPA, SECTUR, el Jefe de la Oficina de la Presidencia, los titulares de CONAPESCA e INAPESCA y los científicos Bárbara Taylor y Lorenzo Rojas representantes del CIRVA. 

Por parte de la Fundación DiCaprio: Leonardo DiCaprio y Terry Tamminen. Por invitación de DiCapario estuvo el empresario Carlos Slim. 

Se presentaron todas las acciones tomadas por el gobierno y se firmó un memorándum de entendimiento en el que se comprometieron las siguientes acciones: 

• Prohibir redes agalleras en el Alto Golfo 

• Prohibir pesca nocturna 

• Desarrollar artes de pesca que no maten Vaquitas

• Incrementar supervisión y vigilancia en el área 

• Implementar programa para apoyar a comunidades pesqueras 

• Implementar el Santuario 

• Implementar equipo de trabajo conjunto para dar seguimiento a estas acciones 

Las fundaciones Slim y DiCaprio se comprometieron a colaborar técnica y financieramente con las actividades propuestas en el memorándum. 

Conclusión ambientalista

El problema de la vaquita nunca había sido parte de la agenda de un secretario de Medio Ambiente o de uno de Pesca y mucho menos de un presidente de la República. 

Durante la administración de EPN se han tomado medidas que debieron de tomarse hace más de 20 años para evitar su extinción. 

El proyecto del santuario es la última llamada para salvar a la Vaquita y será el proyecto más ambicioso del mundo en la conservación de una especie. El presidente EPN ha ratificado su interés por evitar la extinción de la Vaquita y ha dicho que no escatimará recursos para salvarla. 

Conclusión grilla

Dado el buen trabajo de dos funcionarios en un tema que por DiCaprio tuvo tanto impacto mediático, ya hay quien pone fuera del gobierno a Rafael Pachianno y a José Calzada. Ni duda cabe, alguien en el PRI les ve patas para caballo, esto es, para cabalgar en el 2018.