viernes 17 de noviembre de 2017 | 05:13
Columnas

Luis Videgaray moment: Una cumbre en Cancún con fuerte olor a pasarela presidencial

@jlca007 dom 18 jun 2017 22:10
Es Videgaray, en tiempos de una sucesión presidencial en marcha, un personaje calificado
Es Videgaray, en tiempos de una sucesión presidencial en marcha, un personaje calificado
Foto propiedad de: Internet

Hoy en Cancún se inicia una especial cumbre de la OEA.

Este organismo multilateral ha tenido un protagonismo un papel harto relativo en los momentos en que algunos de sus miembros entran en ruta de colisión o de conflicto a raíz de desencuentros de muy diversa naturaleza.

Pero en esta ocasión la cumbre de la OEA sí tiene una agenda muy delicada.

Una agenda que la OEA tiene desahogar con igual eficacia que diplomacia.

Y uno de los actores fundamentales para que así ocurran las cosas es el canciller mexicano Luis Videgaray Caso.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, recalcó la importancia que tiene para su país que en Venezuela la situación política y social se resuelvan sacando del poder al presidente Nicolás Maduro.

Y campechano y cínico como lo es regularmente, Trump rompe los principios de la No Intervención y Autodeterminación de los Pueblos, tal y como se pregona en el contendido fundamental de la doctrina Estrada, que es el canon de la diplomacia mexicana.

Estados Unidos tiene un presidente como Trump acusado de obstrucción de la justicia en un caso diplomático muy serio como es la intervención rusa en las pasadas elecciones presidenciales de ese país.

Además el terrorismo se ha venido cebando en ciudades de esa nación y sus aliados más cercanos como son Francia y el Reino Unido.

Pero a pesar de tener encima esa problemática tan complicada, Trump decide regresar al intervencionismo salvaje de los tiempos pasados de los gobiernos estadounidenses y dice:

"Es mejor para Estados Unidos tener libertad en nuestra región, tanto en Cuba como en Venezuela".

"El régimen castrista ha enviado armas a Corea del Norte e incentivó el caos en Venezuela", añadió, refiriéndose a las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que desde el 1° de abril han dejado más de 70 muertos, más de1.000 heridos y 2.000 detenidos según cifras del Ministerio Público”.

El viernes pasado, el secretario de Estado estadunidense, Rex Tillerson, anunció que no asistirá a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que se realizará en Cancún, Quintana Roo, debido a que atenderá la crisis diplomática en el Golfo Pérsico.

El Departamento de Estado indicó en un comunicado que la delegación estadunidense será encabezada por el subsecretario de Estado John J. Sullivan.

No obstante, este anuncio se realiza a un día de haberse asegurado que Tillerson asistiría a la asamblea de la OEA, que se celebrará este lunes y martes próximos.

O sea que sin Tillerson en Cancún, la estrella refulgente de la cumbre de la OEA en el Caribe mexicano, sin duda, será el canciller mexicano Luis Videgaray.

Rex Wayne Tillerson, es más empresario que diplomático. Nació en 1952 en la ciudad de Wichita Falls, en el estado de Texas, fue asesor de producción de Exxon Corporation, empresa en la que después de casi tres años de servicio, asumió nuevos cargos, hasta el primero de enero de 2006 ocupó el puesto de director ejecutivo de la empresa ExxonMobil convirtiéndose en presidente.

El empresario y ahora secretario de Estado es un fuerte adversario de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba porque considera que "la isla comunista" no ha hecho suficientes concesiones.

En la comparecencia ante la comisión de relaciones  exteriores del Senado, Tillerson dijo: "Nuestro acercamiento reciente con el gobierno de Cuba no estuvo acompañado por concesión alguna de derechos humanos".

Y además, Tillerson es un reconocido amigo del presidente ruso Vladimir Putin.

Por primera vez en la historia, México es sede de una Asamblea General de la OEA.

Decidido a consolidar su quinto eje de gobierno, denominado México un actor con responsabilidad global, la administración del presidente Enrique Peña Nieto se apresta a ser anfitriona, a partir de mañana, de la 47 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde se discutirá posibles soluciones a la crisis de Venezuela.

Es pues Videgaray, en tiempos de una sucesión presidencial en marcha, un personaje calificado, en estos momentos, como el más influyente y eficiente, en el ánimo del presidente Peña Nieto.

Hoy y mañana se vivirá en Cancún un momento clave en la sucesión presidencial, EL QUE ESTÁ LLAMADO A SER EL LUIS VIDEGARY MOMENT.

EN TIEMPO REAL

1.- Muy mal informados andan los asesores de Margarita Zavala, y no solo en ortografía que los hace colocar frases con la palabra “trance”, como si la precandidata fuera una practicante del espiritismo, sino en dejarla allegarse apoyos económicos como la del grupo de Juan y Erick Arellano. Ellos son mecenas del ala radical de Martín Heredia, candidato a gobernador y 3 veces alcalde de Mazatlán, tierra del inefable y fantasmal Quirino Ordaz.

 

2.- Rápido de reflejos se vio el dirigente nacional de la CNOP, Arturo Zamora Jiménez, al salir adelante en defensa de Enrique Ochoa Reza al que grupitos de “reformistas” le quieren echar a perder su asamblea nacional. Zamora dijo que Ochoa Reza es un presidente del PRI fuerte y que el partido no es de tribus ni muchos lugar de líderes mesiánicos en clara alusión a Ulises Ruíz y López Obrador.

3.- Muy comentada la opinión del politólogo Heriberto Galindo sobre el intervencionismo de Estados Unidos en Cuba. La publicó La Jornada en su lista de columnistas principales y desde luego aquí en SDPnoticias, donde Heriberto Galindo es un colaborador de primer nivel. Lectura obligada la columna de Galindo Quiñonez.