domingo 25 de junio de 2017 | 02:01
Columnas

La izquierda partidista en Sinaloa a un paso de desaparecer

@CoqueMantaro dom 18 jun 2017 21:41
 Héctor Melesio Cuén Ojeda se adueñó de la Universidad
Héctor Melesio Cuén Ojeda se adueñó de la Universidad
Foto propiedad de: Internet

 

La izquierda en Sinaloa no se puede decir que no tuvo arraigo ni mucho menos un precedente. En los años 30s la máxima casa de estudios tenía el nombre de Universidad Socialista del Noroeste que posteriormente terminó llamándose Universidad Autónoma de Sinaloa. Incluso en la UAS desde los 60s, 70s hasta mediados del primer decenio del siglo XXI tenía una tendencia fuertemente hacia la izquierda, hacia el socialismo.

Gran cantidad de facultades tienen convenios con universidades de los países de la ex Unión Soviética como Rusia, Ucrania, Lituania, Bielorrusia, entre otros. También se conservan lazos con países socialistas como Cuba y China y países ex socialistas como Vietnam, Polonia, Rumania, República Checa, Croacia, Bulgaria, etc.

Antes de la fundación del PRD los partidos que influían en la UAS eran los partidos comunistas o socialistas con o sin registro. El PRD controló por mucho tiempo a la UAS pero poco a poco fueron perdiendo fuerza por los eternos conflictos internos de las tribus que propiciarán la entrada del PRI a principios del siglo XXI e incluso del PAN en algunas facultades. Poco a poco los liderazgos fueron engrosando las filas del Frente Juvenil Revolucionario (organización juvenil del PRI) donde encontraban mayor estabilidad y orden que en el conflictivo PRD.

El golpe final fue en 2005 cuando fue electo Héctor Melesio Cuén Ojeda quien se adueñó de la universidad que poco a poco cada facultad fue cayendo ante su poder. Fue entonces que el PRD perdió a gran parte de aquellos que colaboraban en las campañas y engrosaban sus filas. Cuén utilizó a los estudiantes, maestros, directores, personal administrativo para hacer campaña primero en 2010 por la alcaldía de Culiacán y en 2012 por el Senado. Finalmente forzó a gran parte del personal, maestros y alumnos a afiliarse a su partido el PAS.

El PRD en 1998 obtuvo 16%, en 2004 el 4%, en 2010 tuvo que ir en alianza y en 2016 consiguió poco más del 3% salvando el registro. En ese mismo año el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano no alcanzaron el 3% por lo que perdieron las prerrogativas estatales y Morena solo alcanzó poco más del 4.5%.

La situación en el PRD es la más grave debido a que es controlado por un par de grupos que se reparten las carteras del partido. Uno es Foro Nuevo Sol que es controlado por Audomar Ahumada quien impuso a su pareja Claudia Morales como dirigente y ahora intenta imponer a otro incondicional. El otro grupo es Nueva Izquierda que se queda con algunas secretarías y la secretaría general. Estos personajes han provocado la salida de la mayoría de los cuadros del partido, de los militantes y parece que así va a continuar. Por más que se intente participar en el PRD las puertas y ventanas están cerradas.

El otro partido con problemas es Movimiento Ciudadano, quien es “manejado” por Mario Imaz que a decir de aquellos que han colaborado con él en MC afirman que es peor que un dictador. Ha tenido problemas con algunos de sus militantes e incluso de militantes con cargos de elección popular. Fue el partido de izquierda con la peor votación ya que no llego ni al 1.5%. Es extraño ya que Movimiento Ciudadano a nivel nacional está siendo impulsado por Dante Delgado para hacerlo crecer y convertirlo en un partido mediano y ya no ser considerado un partido satélite. Desde el 2012 ha ido solo en todas las elecciones incluso en las federales de 2015 donde logró 31 diputados, su máximo histórico.

Morena desde que se empezó a formar como movimiento a finales del 2010 fue dirigido por una sola familia quien no dejaba entrar a participar a nadie y solo se dedicaron a entregar cuentas alegres a AMLO. Cuando finalmente se revisó el padrón de militantes solamente el 35-40% era real, el 60% eran inventados, afiliados 2, 3 o 4 veces. Cuando se formó como partido solo cambio de cacique,  o sea el señor Guillermo Benites conocido como el Químico, quien solo se ha dedicado a dejar entrar a quienes puede manipular.

Finalmente, está el Partido del Trabajo que logró el 2.78% de votación y casi conserva el registro sin embargo hoy por hoy es el único partido de izquierda que tiene las puertas abiertas a toda persona que quiera participar, que quiera sumar y aportar. Se está trabajando para que el partido crezca 2018 y no solo conserve el registro, sino que exista una estrategia de crecimiento escalonado y convertirse en una opción atractiva para los sinaloenses.